Fractal Design Arc Midi USB3

Fractal Design Arc Midi USB3

Rodrigo Alonso

Gracias a Dodeka Systems os presentamos el análisis de la caja Fractal Design Arc Midi USB3, una caja que como su nombre indica tiene formato midi, y que al contrario que su hermana, la Fractal Design Define R3 que analizamos hace unas semanas, no tiene aislamiento acústico, pero a cambio cuenta con un sistema de refrigeración mejorado.

Veamos sus características.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la página web del fabricante.

Muchas cosas que destacar, comenzando por los 3 ventiladores de 140mm que se incluyen con la caja, algo nada despreciable en una caja de este segmento. Cuenta con un puerto USB 3.0 en el frontal con conexión interna a la placa base, característica que cada vez más fabricantes incluyen en sus cajas, así como compatibilidad con tarjetas gráficas de cualquier tamaño quitando el rack superior de discos duros.

Por otro lado, llaman la atención sus 23 centímetros de anchura, más incluso que la CM Storm Enforcer, lo que permitirá la instalación de disipadores de un tamaño considerable (hasta 18cm de altura), a la vez que una buena gestión de cables por la parte trasera.

Vamos a ver la caja.

ANÁLISIS EXTERNO.

La Arc Midi USB3 viene presentada en una caja de cartón duro de color negro. En la parte delantera de la misma encontramos una foto a tres cuartos de la parte frontal de la caja. A primera vista ya se ve que el diseño es bastante minimalista y sobrio.

En la cara opuesta de la caja podemos ver dos imágenes del interior de la caja, con sus principales características destacadas y resumidas.

Ya fuera de su protección de cartón y plástico, aquí podemos ver la caja en todo su esplendor. Ya desde la primera vez que nuestras manos tocan su metal nos damos cuenta de que tenemos entre manos una caja construida con una excelente calidad de materiales.

Aquí tenemos el frontal de la caja. Como vemos es muy sobrio y a la vez minimalista; no hay lucecitas ni logotipos extravagantes. El frontal, aunque no lo parezca, está realizado en plástico negro al que se le ha dado un acabado de aluminio cepillado.

En la parte de arriba encontramos el logotipo de Fractal Design simplemente troquelado en el plástico del frontal. Justo por debajo, dos ranuras para instalar dispositivos de 5.25″.

En la parte inferior tenemos la rejilla con filtro anti polvo, tras la cual pueden instalarse 2 ventiladores de 140mm (uno de ellos ya viene de serie).

Por la parte de arriba encontramos los puertos de E/S de la caja. De izquierda a derecha tenemos: botón de reset, minijacks de audio, botón de encendido con un pequeño LED, dos puertos USB 2.0 y un puerto USB 3.0.

El resto de la parte superior de la caja continúa con el tono minimalista del conjunto, y consiste en una simple rejilla tras la cual podemos instalar dos ventiladores de 120 ó 140 mm (se incluye uno de 140mm de serie).

Siguiendo la visión periférica de la Arc Midi USB3 tenemos el lateral, el cual consiste en una plancha metálica pintada en negro con una rejilla para instalar un ventilador más de 140 ó 180 mm.

La parte trasera de la caja ya no es tan minimalista (sería algo bastante complicado teniendo en cuenta que ahí va instalado el escudo I/O de la placa base, así como la fuente de alimentación y las ranuras de expansión PCI).

Por la parte de arriba encontramos un ventilador de 140mm con aspas blancas preinstaladas, así como dos agujeros engomados para instalar refrigeración líquida. El hueco para el escudo I/O de la placa base no está protegido por una chapa metálica, lo cual bajo mi punto de vista es de agradecer para evitar dejar bordes cortantes (al fin y al cabo la instalación de una placa base no es opcional, verdad??).

En la zona central de la parte trasera de la caja encontramos 7+1 ranuras PCI. Los embellecedores están pintados en color blanco, contrastando con el resto de la caja pero conjuntando con las aspas de los ventiladores. Estos embellecedores además están perforados para facilitar el flujo de aire de la caja.

Finalmente, en la parte inferior encontramos el hueco para ubicar la fuente de alimentación.

Terminamos la visión periférica con la parte inferior de la caja. Resaltan sus 4 patas de goma y el gran filtro anti polvo de 2 cuerpos.

El filtro es fácilmente extraíble para su limpieza, y protege tanto la fuente de alimentación como el hueco interior para instalar un ventilador adicional de 120 ó 140 mm.

Las patas de goma son de gran calidad. Su función es absorber vibraciones (y por consiguiente reducir el ruido emitido por la caja) y evitar deslizamiento accidental de la misma. Resulta curioso que Fractal haa decidido emplear patas de diferentes tamaño para la parte trasera y delantera.

Vamos a retirarle los paneles laterales y el frontal y de esta manera ver la caja por dentro.

ANÁLISIS INTERNO.

Esta es la Arc Midi USB3 desnuda. Como vemos su interior también está pintado en negro, excepto los embellecedores PCI y las bandejas para instalar unidades de 3,5″/2.5″.

El interior de la caja es muy sobrio y sorprendentemente espacioso.

La caja es muy ancha, cuenta con 20cm en su interior, dejando 18cm para instalar disipadores para el procesador.

Este es el aspecto que presenta la parte trasera.

Los ventiladores (que ya vimos sus versiones de 120mm en la review de la Fractal Design Define R3) cuentan con 11 aspas y funcionan a 1000 rpm.

Detalle de las ranuras de expansión. Fractal ha optado por instalar thumb screws como sistema de retención en las ranuras de expansión.

El hueco para la fuente de alimentación cuenta con un borde de gomaespuma para eliminar vibraciones.

Aquí podemos ver los conectores del panel frontal de la caja. Destaca el conector USB 3.0 interno (en color azul). La pena es que no se hayan empleado dos puertos USB 3.0 en la caja, con lo que si decidimos conectar éste conector al de la placa base, perderemos un puerto USB 3.0 extra. Tampoco viene con los accesorios, adaptadores para conectarlo a los puertos traseros de la placa (en caso que ésta no traiga conector interno).

La Arc Midi USB3 cuenta con 8 bandejas para instalar unidades de 3.5/2,5 pulgadas, cada una de las cuales va asegurada al armazón con un thumb screw para evitar vibraciones.

El rack superior es extraíble, para permitir la instalación de tarjetas gráficas de cualquier tamaño. Si le ponemos el ventilador de 140 mm opcional, esta tarjeta tendrá todo el aire fresco que necesite, lo cual es muy práctico cuando se trata de gráficas con el ventilador en su parte trasera (tipo blower).

En la parte superior del frontal hay espacio para instalar dos unidades de 5,25″, aunque el espacio inferior está ya habilitado para instalar un dispositivo de 3.5″.

Lamentablemente, la caja no cuenta con sistema sin herramientas para instalar estas unidades de 5.25″. En su kugar, tenemos lo siguiente mejor que es la instalación mediante thumb screws.

La zona de instalación de la placa base es bastante amplia. Los huecos para canalizar los cables cuentan con gomas embellecedoras, y el hueco para acceder a la parte trasera del socket del procesador es bastante grande. A destacar que, a pesar de estarel diseño bastante influenciado por el que ya vimos en la Define R3, este presenta ciertas mejoras, sobre todo en la abertura inferior derecha para el paso de los cables a la parte trasera de la bandeja de sujección de la placa base.

En la parte superior viene instalado de serie un ventilador de 140mm y hay hueco para instalar otro más.

Me sorprende comprobar que cuenta con dos huecos para pasar cables por encima de la placa base. Esto es de agradecer para poder canalizar correctamente el cable de la fuente de alimentación de 4+4 pines para la CPU, así como para los ventiladores superiores.

La parte trasera de la caja es igual de sobria y bien organizada que el resto.

Detalle del hueco para acceder al socket del procesador.

La caja cuenta con una anchura considerable, por lo que queda un espacio muy amplio para poder esconder cables en la parte trasera: 20 milímetros.

Este es el rack para discos duros por la parte de detrás.

El rack extraíble se puede girar 90º para instalar las unidades giradas.

Al contrario que en la mayoría de cajas, en las que los ventiladores frontales se instalan en el esqueleto metálico, en la Arc Midi USB3 se instalan en el panel frontal. Cabe destacar que cuenta con filtro anti polvo en toda la extensión del frontal.

ACCESORIOS.

Los accesorios vienen en una caja de color negro, perfectamente identificados.

Contenido de la caja:

El manual de instrucciones de usuario.

Bolsita con cables adaptadores para los ventiladores y con un pequeño rehobús para controlar la velocidad de los ventiladores instalados en la caja.

Adaptador para instalar en el frontal un dispositivo de 2.5″.

Bolsita con toda la tornillería necesaria. También se incluye una llave Allen y el altavoz de sistema.

Bridas para ayudar con la canalización de cables.

MONTAJE.

Vamos a instalar nuestro sistema dentro de la caja. Cabe destacar que los dispositivos SSD se pueden anclar en los raíles incluídos con la caja, mediante tornillos. De esta manera, podremos instalar tanto discos duros mecánicos de 3.5″ como de 2.5″ a parte de los SSD sin requerir al uso de adaptadores. En la imagen vemos la comparación de la bandeja de la Arc Midi (izquierda) con la de la Define R3.

Instalamos 3 discos duros mecánicos de 3.5″ y un SSD de 2.5″.

Como vemos, un disipador de dimensiones gargantuescas como el Noctua NH-D14 entra sin ningún tipo de problema.

Vamos a ver las fotos finales del montaje. Las fotos perteneces a otro sistema diferente a aquel con el que se han hecho las pruebas; ello es debido a que con la emoción, se me olvidó por completo hacer las fotos del interior terminado previo a su desmontaje pero os podéis hacer perfectamente a la idea.

Como vemos el sistema de gestión de cables es excepcionalmente bueno. ¡Da la impresión de que no tiene cables por dentro!

Hasta aquí el interior. Veamos ahora el aspecto externo que presenta con la caja cerrada y el sistema ya montado en su interior.

TESTEO.

El equipo empleado para testear esta caja ha sido el siguiente:

– Intel Core i5 2500K.
– Noctua NH-D14.
– ASUS Sabertooth P67 B3.
– Sapphire Radeon HD5850.
– Antec Truepower 750W.
– 2x4Gb G.Skill RipjawsX
– Mushkin Callixto Deluxe 60Gb SSD.
– 2x Western Digital Caviar Green 2 Tb.
– Seagate Barracuda 7200.12 1Tb.
– Unidad Blu-ray disc LG.

Nota: Aunque este hardware no corresponde con las imágenes de la caja montada, ha sido el empleado para los tests de rendimiento térmico.

En las siguientes gráficas veremos dos valores de temperatura, en Idle (equipo en total reposo durante 20 minutos) y Load (equipo sometido a carga con Prime95 y Unigine Heaven 2.5). El valor que se muestra en las gráficas es el Delta o aumento de temperatura, es decir, la temperatura medida menos la temperatura ambiente. De esta manera se muestra de manera más fidedigna la influencia de la caja en la temperatura del equipo, sin importar si la temperatura ambiente es mayor o menor.

Procesador con los valores de fábrica, caja con los ventiladores de serie.

Con los ventiladores a mínimas revoluciones, el procesador ha visto aumentada su temperatura 43ºC con respecto a la temperatura ambiente, un dato un poco preocupante para tratarse de una configuración stock. Con los ventiladores al máximo logramos reducir 3ºC esta temperatura, pero hay que comentar que la caja es bastante audible en esta configuración de ventiladores. Cabe destacar que con los ventiladores al máximo, los discos duros han bajado notablemente su temperatura (sobretodo en idle, 6ºC de diferencia), lo que denota que a pesar de su pequeño tamaño (estamos hablando de ventiladores de 140mm) son bastante eficientes.

Procesador con OC a 4,5Ghz, caja con los ventiladores de serie.

Con el procesador overclockeado a 4,5 Ghz la temperatura del mismo se ha visto incrementada bastante con respecto a la configuración stock, sacando a la luz las deficiencias en rendimiento térmico que presenta esta caja. 50ºC sobre la temperatura ambiente es algo muy considerable, rozando el límite del procesador. Con esta configuración sería necesario añadir todos los ventiladores que admite la caja para evitar que se estropee el procesador, sobre todo en verano.

CONCLUSIÓN.

La Fractal Design Arc Midi USB3 es una gran caja en casi todos los sentidos. Si bien la refrigeración de componentes no es demasiado buena, tiene una facilidad de montaje abrumadora (es incluso más fácil que en la afamada Cooler Master CM 690 II Advanced). Si a esto le sumamos que cuenta con soporte USB 3.0 interno, que todas las bahías (que además son muchas) para unidades de 3.5″ son 100% compatibles con unidades de 2,5″, y que cuenta con un rehobús de serie, podemos decir que la Arc Midi USB3 está por encima de la CM 690 II Advanced. En definitiva, una gran caja y a un precio muy contenido, que se pone a la cabeza de su categoría.

PROS:

– Soporte USB 3.0 interno.
– Gran número de bahías de almacenamiento.
– Todas las bahías son compatibles con unidades de 2.5″.
– Rehobús y 3 ventiladores de 140mm de serie.
– Gran facilidad de montaje.
– Calidad de pintura y materiales excepcional.
– Interior muy espacioso.
– Muy buen sistema de gestión de cables.

CONTRAS:

– Solo un puerto USB 3.0 frontal.
– El rehobús es poco sensible.
– Con los ventiladores al máximo es claramente sonora.

Por ello, desde HardZone recomendamos la Fractal Design Arc Midi USB3 y le otorgamos nuestra Bendición del Gurú, categoría de plata.

Queremos agradecer a Dodeka Systems por habernos proporcionado la muestra para la realización de este análisis.