CORSAIR H105 Hydro Series

Corsair logo 690x335

Hace algunos días terminamos el análisis de aquella caja, la Corsair Graphite 730T, que nos dejó un magnífico sabor de boca. Para aquellos rezagados os recuerdo donde os dejamos el análisis de una caja muy a tener en cuenta. Pues bien, aquel análisis recuerdo que lo terminamos diciendo que no finalizaríamos el montaje de la misma hasta que no habláramos de otra de las grandes sorpresas que Corsair ha lanzado este año. Muchos de vosotros os preguntaréis qué tiene de sorprendente una nueva refrigeración líquida AIO de Corsair….”una de tantas”. Pues si leéis el análisis que ponemos ante vosotros podréis entender porqué es diferente está nueva refrigeración líquida de Corsair.

Comenzamos como siempre el análisis de nuestra refrigeración líquida con las especificaciones del fabricante:

specs1

specs2

En las dimensiones del radiador es donde vemos la gran diferencia con respecto a sus antecesores. El espesor del nuevo H105 de Corsair pasa de los 25 mm tradicionales a los actuales 38 mm. Tan solo este dato debería ser más que suficiente para obtener unos resultados sensiblemente superiores. Además, como podréis ver más adelante, lo compararemos con el viejo Corsair H80. Viejo sí, pero lo he tenido conmigo hasta este mismo momento porque sus resultados han sido siempre para mí muy positivos.

Si a este dato sumamos el hecho de que es compatible con todos los sockets actuales para Intel y AMD podemos suponer el éxito que debería tener en el mercado. Pero no nos precipitemos y conforme vaya pasando el análisis iremos conociendo si lo que promete esta refrigeración líquida sobre el papel se hace real con los resultados de nuestro análisis.

ANÁLISIS EXTERNO

Comenzamos como siempre con el embalaje y vemos que Corsair se mantiene fiel al formato utilizado para sus productos de refrigeración líquida. Y una de las principales ventajas es que la información que expone en el embalaje es completa para que el usuario conozca características, especificaciones y en definitiva sepa el producto que compra.

En la parte frontal de la caja nos encontramos la típica fotografía del producto así como el modelo y la compatibilidad tanto para Intel y AMD. Como no, nos presenta uns descripción general del producto.

IMG_4617

Pasamos a uno de los laterales en los que Corsair nos ofrece las principales características del producto en seis idiomas diferentes (incluido inglés y español) y por supuesto hace gala de los cinco años de garantía que confiera a todos sus productos.

Pasamos a otro de los laterales de la caja en la que encontramos nuevas características en los mismos seis idiomas pero aquí se hace hincapié a la compatibilidad del sistema con todos los nuevos sockets del mercado y procesadores. Igualmente nos presenta una comparativa entre este sistema y el disipador de referencia obtenidos en un LGA 2011 3960X.

Los dos laterales, digamos cortos, nos presentan el contenido de la caja con las dimensiones del radiador en uno de ellos y las especificaciones técnicas en el otro.

Aquí tenéis en detalle el lateral con las especificaciones técnicas

Y aquí el lateral con el contenido de la caja y las dimensiones del radiador con especial referencia a los 38 mm de espesor que le hacen especial con respecto a las anteriores soluciones de refrigeración líquida del propio Corsair.

IMG_4634

Y por fin llegó el momento que todos estábamos esperando. Pasamos a la apertura del paquete. Quitamos el plástico y abrimos la tapa de nuestra caja. Después de quitar una fina plancha de foam podemos ver como esta distribuido todo el contenido del paquete de una manera simplemente magistral. En la parte superior el radiador aislado del resto de los componentes, el tubo bien protegido dentro de una bolsa de plástico hasta la bomba, en un compartimento aparte los tornillos y accesorios en diferentes bolsas y como no, los ventiladores, separados entre sí por un cartón. Todo ello compartimentado por el típico cartón duro que se utiliza en los paquetes de los supermercados en los que se ponen los huevos para protegerlos. Podemos estar seguros de que nuestro sistema de refrigeración líquida va a llegar en perfectísimas condiciones el 99,9% de las veces. Estos detalles son los que hacen grande a un fabricante como Corsair.

IMG_4639

ANÁLISIS EXTERNO

Cuando abrimos la caja, lo primero que vimos son todos y cada unos de los componentes que componen el sistema de refrigeración líquida, y como tal, comenzamos el análisis externo haciendo un breve inventario de nuestro sistema:

  • El propio Sistema de refrigeración líquida Corsair Hydro Series H105
  • Kit de montaje para todos los sockets de CPU modernos
  • 2 ventiladores SP120L junto con su adaptador para conectar los dos ventiladores a un solo conector de ventiladores de la placa
  • Tornillos de montaje del ventilador y radiador
  • Guía de montaje

Una de las cosas que echamos en falta es un pequeño sobre con pasta térmica pues aunque viene pre aplicada en el disipador nunca es suficiente.

Comenzamos nuestro análisis externo con las fotos generales de rigor del propio sistema de refrigeración líquida.

IMG_4694

Aquí os dejo un detalle de las aletas del radiador. Aunque es inevitable encontrar siempre alguna doblada la verdad es que el radiador llegó en un estado impecable.

IMG_4655

Del radiador parten, como es obvio los dos tubos que acabrán desembocando en la bomba que forma parte del propio disipador como ocurre en todos estos sistemas de refrigeración líquida AIO. Como podéis observar en el detalle, Corsair ha sustituido el típico tubo corrugado y de plástico por uno con mayor diámetro y de caucho que en principio, debería ser más seguro y por supuesto dejar pasar mayor caudal de líquido. Los tubos vienen unidos al radiador mediante dos conectores de plástico que no oscilan, aunque en este caso no es especialmente importante pues no es necesario realizar juegos de giro con ellos como es en el caso de la bomba que si lleva sus propias rótulas para segurar ese giro.

Al otro lado del tubo el disipador con la bomba que viene incluida. Poco podemos saber de la misma porque, como en la mayoría de los casos, no se puede conocer el interior. El único sistema original que hemos conocido que incluía el deposito, la bomba y el disipador en un solo bloque y en el que se podía mirar en el interior del mismo era el Cooler Master Eisberg 240L Prestige (analizado en hardzone hace poco menos de un año).

Pero volvamos al sistema que nos ocupa. Os dejamos un análisis de la bomba y la magnífica iniciativa que Corsair nos ha dejado con los conectores del tubo a la bomba con sus propias rótulas que nos permiten realizar el giro de una manera muy sencilla y muy cómoda para poder jugar con la posición de la bomba/disipador a la hora de instalarlo en nuestro PC. Aquí podéis ver una visión general y justo debajo un detalle de los conectores del tubo a la bomba.

IMG_4665

Muchos de vosotros pensaréis que el anillo que rodea al logo de Corsair en la bomba no hace juego con el color de vuestra placa. No os preocupéis que Corsair ha pensado en eso y da la opción de cambiar el propio anillo en colores azul y rojo para que haga juego con los colores más habituales de las placas que pueblan el mercado actual. Este detalle dice mucho de la preocupación de Corsair no solo en la funcionalidad de sus productos si no en la propia estética de los mismos. Puede parecer algo vacío pero os puedo asegurar que para un gran porcentaje de los amantes del hardware la estética es muy importante a la hora de montar sus PCs. Simplemente mirar las obras de arte que podemos encontrar por internet para ver hasta que punto se le da importancia a este aspecto.

Vamos a dar la vuelta a la bomba y vamos a encontrarnos de frente con el disipador que, como no, está hecho de cobre aunque no está pulido pero esto no debería ser un obstáculo para el rendimiento del sistema. Como podéis observar, el disipador venía protegido con un capuchón de plástico y lleva su propia pasta térmica preaplicada aunque lo primero que hicimos es eliminarla.

Y así quedó el resultado

IMG_4681

Una vez terminado el análisis externo y antes de pasar a hacer un breve análsisis de los ventiladores que trae Corsair de serie vamos a hacer  un breve repaso a los accesorios que el fabricante pone a nuestra disposición. Es muy sencillo pues aparte de los dos backplate diferentes para las dos plataformas (Intel y AMD) tenemos los diferentes tornillos y arandelas de las que consta el paquete para poder usar en cada uno de los sockets y por supuesto para anclar el radiador al chasis de la caja y los ventiladores al propio radiador. A destacar, como os dijimos al principio del análisis externo, los anillos rojo y azul y el adaptador para poder conectar los dos ventiladores a un solo conector de cuatro pines de la placa y poder controlar las revoluciones de los ventiladores.

IMG_4703

Por supuesto no puede faltar la guía de montaje aunque, como podréis observar más adelante, el montaje es sorprendemente sencillo. Al alcance de los más legos en el tema hardware.

LOS VENTILADORES 

Como hemos dicho en algún momento de este análisis, el modelo es el ya famoso SP120L (120mm x 120mm x 25mm) y digo tan famoso porque ya ha sido montado en alguno de los modelos anteriores del fabricante como es en el caso del Hydro Series H80i o el H100i.

las especificaciones son las siguientes de acuerdo con la web del fabricante:

SPECS VENTIS

Pero por si queremos conocer más datos del ventilador diremos que la velocidad es regulable desde las 800 RPM hasta las 2700RPM a partir de las cuales consigue su máximo caudal de 74,42 CFM, un caudal sin duda extraordinario pero a un precio muy elevado, el ruido.

En cuanto al uso ya depende de cada uno. Los hay quienes prefieren sacrificar unos grados de menos por un silencio absoluto o a los que les da lo mismo un poco de ruido en pos de obtener unos buenos resultados en cuanto a temperatura.

EL MONTAJE

Y comenzamos con el montaje que será nuestra base de pruebas. Para ello como no, formar un equipo con la caja que tan buenas sensaciones nos dejó que no es otra que la Corsair Graphite 730T. Pero los equipos que han participado en el montaje y posterior testeo vendrán listados posteriormente.

Si un adjetivo define el montaje de este sistema de refrigeración líquida, ese es sencillez. Haciendo gala en su caja de uno de los principales reclamos como es la sencillez, Corsair ha conseguido que la refrigeración líquida sea una solución al alcance de la mano de cualquiera por un poco más de lo que cuestan los grandes disipadores que en ese sentido copan las listas de disipación por aire.

Para conseguir esa sencillez, Corsair acompaña a su sistema con un manual que te explica paso a paso como instalar ese sistema de refrigeración de una manera detallada y acompañándolo de imágenes tanto de los accesorios como de los componentes que intervienen en dicha instalación. Nuestra forma de realizar la instalación no se corresponde con el orden que establece Corsair aunque una u otra forma nos parecen igual de válidas.

Lo primero es conocer la plataforma con la que trabajamos y dependiendo de ella necesitaremos utilizar uno de los dos backplates con los que nos acompaña el sistema o bien no utilizarlo como es en el caso de la plataforma LGA 2011. En nuestro caso utilizamos un procesador Ivy Bridge que se corresponde con el socket LGA 1155 de Intel. Para ello utilizamos el backplate correspondiente y colocamos los puntos de anclaje en su posición correspondiente. Si los ponemos en el lado más hacia afuera estaríamos trabajando con la plataforma LGA 1366 y colocándolos en la posición más hacia adentro con la LGA 1150/1155 que es la que nos ocupa.

Ponemos el backplate contra la placa y lo anclamos a la misma con los tornillos elegidos a tal efecto. En la foto central están, a la izquierda el tornillo utilizado para los socket LGA 1150/1155/1366 y a la derecha el tornillo utilizado para el socket LGA 2011

Una vez preparado el socket para encajar la bomba/disipador el manual aconseja anclar el radiador a la caja y después poner los ventiladores. Mi consejo personal es primero poner los ventiladores y después anclar el radiador (con los ventiladores puestos) a la caja.

Primero ponemos los ventiladores

Y finalmente anclamos ya todo el bloque de radiador y ventiladores directamente a la caja

El último paso es alinear la bomba/disipador contra los cuatro tornillos y anclarla al backplate con los tornillos fijadores.

Tan sencillo como seguir el manual de Corsair y el montaje es inmediato.

IMG_4775

EL TESTEO 

Las pruebas fueron realizadas con el siguiente hardware:

  • Caja Corsair Graphite 730T
  • Placa base Maximus V Extreme
  • Procesador Intel i7 3770K

Para realizar el testeo y comparar los resultados del nuevo sistema AIO de Corsair hemos querido conocer cuales son los resultados obtenidos con nuestro viejo Corsair H80 que ya nos viene acompañando desde hace tiempo y que sin duda nos ha dado un resultado igualmente extraordinario. Nos nos hemos podido resistir a comparar a los dos sistemas para conocer cuáles son los principales cambios con respecto a los anteriores sistemas AIO de RL de Corsair y el actual Corsair H105. Las diferencias saltan a la vista y sin duda la principal es la diferencia de espesor entre el radiador de los antiguos modelos y el actual.

La habitación donde se realizaron los resultados ha estado en todo momento a una temperatura constante de 26º C.

En primer lugar se realizaron las pruebas de nuestro 3770K con los resultados que nuestra placa, la Asus Maximus V Extreme, nos daba con las opciones “load optimized default” que según el CPU-Z en Windows nos dejaba el micro a 3900Mhz con un voltaje de 1,144 v. Los datos con este configuración se realizaron con el procesador en idle y en carga después de 20 pasadas con el programa Linx.

Una hora después para conseguir no viciar el procesador con las temperaturas anteriores se hicieron las mismas pruebas pero esta vez con el procesador a 4500 Mhz y a 1,35 de voltaje. Las condiciones, obviamente eran las misas que en el escenario anterior y con las dos soluciones de RL de Corsair.

Finalmente obtuvimos los siguientes resultados:

temps

Sin duda alguna los resultados hablan por si solos. Ya sé que estamos comparando una solución de RL con un radiador de 120 mm frente a otra con un radiador de 240 mm pero igualmente la diferencia de espesor de ambos radiadores (27 mm frente a 38 mm) juegan un papel muy importante en la diferencia de temperaturas. A medida que se incrementa el margen de OC las diferencias cada vez van siendo mayores incrementándose casi exponencialmente el rendimiento de una solución con respecto a la otra. Simplemente espectacular.

CONCLUSIÓN   

 Sin duda estamos ante una de las RL AIO del momento. Y a un precio asequible (poco más de 100€). Sin duda es una de las sensaciones y un salto evolutivo importante en la ya tradicional familia “Hydro Series” de Corsair. Las principales características que acompañan a este sistema de refrigeración líquida es, sin duda, la facilidad de montaje y el rendimiento espectacular. Si a estas características le sumamos que el fabricante incluye dos grandes ventiladores que pueden ser regulados desde las 800 hasta las 2700 RPM, podemos decir que estamos ante una RL que va a tener un éxito garantizado.

Detalles estéticos como los anillos de tres colores intercambiables hacen que nos encontremos con un sistema adaptado a los cada vez más numerosos seguidores de mantener un PC estéticamente bien conjuntado.

El único punto negativo es a su vez una de sus principales bazas. Al tener un radiador de 38 mm al contrario que los 25 mm habituales puede hacer que algunas cajas no den el tamaño suficiente para poder albergar un sistema fantásticamente concebido. Sin duda Corsair se ha superado.

PROS

  • Un rendimiento espectacular
  • Materiales de gran calidad
  • Ventiladores bastante personalizables en velocidad
  • Sencillez en el montaje
  • 5 años de garantía

CONTRAS

  • A máxima velocidad los ventiladores son muy ruidosos
  • El espesor del radiador puede limitar la instalación del sistema en algunas cajas.

 

puntuación

 IMG_4781

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compártelo. ¡Gracias!