Cooler Master Silencio 650 Pure

cooler master logo 690x335

A estas alturas ya todos conocemos a Cooler Master como uno de los más importantes fabricantes de sistemas de refrigeración y soluciones térmicas para PC. Esto incluye las cajas, mercado en el cual Cooler Master destaca especialmente por los diseños atrevidos pero eficientes y funcionales de sus cajas, teniendo en especial consideración la calidad que el fabricante elige para las mismas. En el día de hoy os vamos a presentar el análisis de la Cooler Master Silencio 650 Pure, una caja con diseño minimalista pero con un flujo de aire optimizado, y tal y como su nombre sugiere cuenta con paneles aislantes del sonido para minimizar el ruido.

La Silencio 650 Pure presume de ser una de las semi torres más silenciosas del mercado, con un diseño clásico y elegante. Destaca en ella la puerta frontal de aluminio cortada con diamante, así como sus líneas sobrias pero bien definidas. Esta caja está diseñada para sistemas que no sean de alto rendimiento, dado que su principal función es proporcionar funcionalidad con el máximo silencio. No obstante, cuenta con dos puertos USB 3.0 y un lector de tarjetas en la parte superior, así como un controlador de ventiladores que permite modificar la velocidad de los mismos e incluso apagarlos.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Specs

Viendo sus 13 Kg de peso en vacío ya podemos hacernos una idea de la robustez de esta caja, aunque hay que decir que su puerta frontal de aluminio y su estructura de acero bien le proporcionan esta característica a la caja. A pesar de que se trata de una caja enfocada a sistemas silenciosos, es compatible con tarjetas gráficas de hasta 26,8 cm de longitud y disipadores de procesador de hasta 16.2 cm de altura. Asímismo cuenta con un completo sistema de refrigeración, dado que incluye de fábrica dos ventiladores de 120mm en el frontal y otro de la misma medida en la parte trasera. Se pueden instalar muchos más ventiladores para completar el sistema, aunque en principio no serían necesarios.

ANÁLISIS EXTERNO.

La Cooler Master Silencio 650 Pure viene embalada en una caja de cartón de color neutro en lugar del blanco y violeta característicos de Cooler Master. En el exterior de la caja encontramos las características principales destacadas, así como un esquema de la caja también destacando sus puntos fuertes. En uno de los laterales encontramos sus características técnicas completas.

Fuera de su embalaje, aquí tenéis la Cooler Master Silencio 650 Pure en todo su esplendor. Como  ya os habréis dado cuenta se trata de una caja minimalista pero con un diseño sobrio y elegante.

Cooler Master Silencio 650 Pure -005

 

Como ya hemos comentado, el frontal de la caja tiene una puerta fabricada en aluminio que le da un toque de distinción y de robustez. El logo del fabricante está grabado con diamante en la zona inferior. Por supuesto, la parte posterior de la puerta de aluminio cuenta con material aislante del sonido. En los laterales del frontal, la caja cuenta con sendas branquias para dejar el paso del aire a los dos ventiladores que se esconden en esta zona.

Tras la puerta frontal encontramos una rejilla que se puede extraer desde fuera para limpiar el filtro antipolvo, y tras esta están los dos ventiladores frontales que Cooler Master incluye de serie. Encima de esta rejilla encontramos 3 huecos para instalar unidades de 5.25 pulgadas.

Ambos laterales de la caja son exactamente iguales, no cuentan ni con ventana ni con rejilla para ventiladores.

Cooler Master Silencio 650 Pure -011

 

En la parte superior, por contra, nos encontramos con que el fabricante ha diseñado dos bandejas que se pueden deslizar, la de la parte frontal dando acceso a los puertos de entrada y el rehobús, así como los botones de encendido y reset, y la que está en la parte trasera da acceso a una rejilla tras la cual se puede instalar un ventilador de 120/140mm adicional.

Pasamos a la parte trasera donde encontramos lo típico de todas las cajas: el ventilador trasero, huecos engomados para refrigeración líquida, los slots de expansión PCI que por cierto están cerrados, es decir, no tienen rejilla para facilitar el flujo de aire (perdiendo así rendimiento térmico pero ganando en silencio), y finalmente en la zona inferior el hueco para la fuente de alimentación.

Lo primero que destaca nada más dar la vuelta a la caja para ver la zona inferior son las cuatro grandes patas de goma que serán las encargadas de absorber la mayor parte de las vibraciones de la caja y, por ello, reducir gran parte del sonido que esta emite. Además de eso, cuenta con un gran filtro anti polvo que evitará que la fuente de alimentación se nos ensucie. Este filtro por supuesto se puede extraer desde fuera sin necesidad de abrir la caja.

ANÁLISIS INTERNO.

Retiramos las planchas laterales de acero SECC y podemos apreciar que ambas llevan también una capa de material aislante del sonido. Decir tiene que la plancha lateral que cubrirá la parte trasera de la placa base tiene un material aislante más fino para permitir una mejor enrutación de cables, y de hecho en la zona de los discos duros carece de este material.

A continuación vais a poder ver la Cooler Master Silencio 650 Pure “desnuda”. Hay que decir varias cosas al respecto: la primera es que como viene siendo habitual el trabajo de pintura de Cooler Master es excelente. La segunda es que resulta evidente que el fabricante se ha centrado en proporcionar la máxima funcionalidad posible en poco espacio, puesto que como veremos más adelante el espacio es limitado para instalar tarjetas gráficas de grandes dimensiones. No obstante como dijimos al principio de este análisis, la Silencio 650 Pure no es una caja orientada a hardware extremo, sino que es una caja orientada al silent computing.

Cabe destacar sin embargo que Cooler Master no ha escatimado en detalles en el interior de esta caja. Cuenta con agujeros engomados por doquier, así como espacios para embridar cables. Las unidades ópticas cuentan con el característico sistema de anclaje sin herramientas de Cooler Master, y aunque se incluyen dos bandejas para discos duros, el resto de unidades se pueden instalar empleando los raíles que ya hemos visto en otras cajas de la marca como la CM Storm Enforcer por ejemplo.

Como es lógico en una caja orientada al silent computing, el hueco para la fuente de alimentación cuenta con elevaciones engomadas para absorber las vibraciones de esta y dejarla respirar para evitar sobrecalentamiento. Además incorpora la posibilidad de instalar un ventilador adicional de 120mm en el suelo de la caja.

Pasamos al fontal, el cual tras se retirado (cosa que pueda hacerse desde fuera para acceder al filtro anti polvo y poder limpiarlo) nos encontramos los dos ventiladores que el fabricante incluye de serie en el frontal. En la parte superior sin embargo, solo hay hueco para instalar un ventilador, el cual no viene de serie.

Ya solo nos queda ver la parte posterior a la placa base. En esta zona como es habitual encontramos un enorme hueco para acceder al socket por la parte de detrás y así poder cambiar de disipador sin tener que desmontar toda la placa base. El espacio que el fabricante ha dejado entre la plancha de acero donde se instala la placa y la plancha lateral es de algo más de 1.5 centímetros, algo que se nos antoja un poco escaso.

Como accesorios, aparte de un manual de instrucciones, Cooler Master incluye toda la tornillería necesaria para instalar cualquier tipo de sistema en esta caja, amén de los antes citados raíles para discos duros.

MONTAJE.

Como viendo el espacio interior se nos antoja que será complicado enchufar el conector EPS de 4+4 pines para el procesador, lo primero que hacemos es instalar la fuente de alimentación para enrutar dicho cable lo primero de todo y que de esta manera luego sea todo más sencillo. Por ende, instalamos la fuente de alimentación, que por cierto se trata de un modelo bastante grande y aun así entra sin ningún problema.

Cooler Master Silencio 650 Pure -042

Acto seguido, colocamos y atornillamos la placa base con el disipador ya montado, no sin antes conectar el cable EPS 4+4 pines que hemos mencionado más arriba. De esta manera no hay ningún problema de que no nos quepa la mano para poder enchufarlo y hubiéramos instalado primero la placa base.

Cooler Master Silencio 650 Pure -043

En la siguiente imagen podéis ver de lo que os hablamos. Como veréis, el poder acceder a este conector con la placa base ya instalada en la caja sería misión casi imposible.

Cooler Master Silencio 650 Pure -044

Una vez instalada la fuente y la placa base, procedemos a preparar los discos duros. Vamos a emplear el sistema de instalación con los raíles que el fabricante proporciona, método mediante el cual no es necesaria la utilización de herramientas. Simplemente colocamos un raíl a cada lado del disco duro y lo deslizamos en la caja para discos. En las dos primeras imágenes que os mostramos a continuación podéis comprobar que para instalar el disco duro en la bandeja sí que es necesario atornillarlo primero, y por ende necesitamos un destornillador.

Continuamos el montaje instalando la unidad óptica. Para ello simplemente quitamos el protector de plástico del frontal de la caja y deslizamos la unidad fijándola con el sistema sin herramientas de la caja.

Una vez hecho esto ya solo queda instalar la tarjeta gráfica y conectar todos los cables en sus sitios correspondientes. En la siguiente imagen podéis ver cómo queda la Cooler Master Silencio 650 Pure con nuestro sistema de pruebas ya montado.

Cooler Master Silencio 650 Pure -052

Hay que decir que la instalación ha sido bastante fácil a pesar del poco espacio que esta caja deja en algunos sitios. Por ejemplo es muy mejorable la canalización de los conectores USB del frontal de la caja a través de agujeros entre la fuente de alimentación y la placa, característica de la que esta caja carece por lo que te ves obligado a canalizarlos por la salida de cables habitual que está situada a la derecha de la fuente de alimentación.

Con nuestro sistema ya instalado, solo nos queda encenderlo y comprobar su rendimiento. Por cierto, que la caja cuenta con dos grandes tiras de LED de color azul que muestran que el sistema está encendido y el disco duro trabajando.

Cooler Master Silencio 650 Pure -053

TESTEO.

Para testear esta caja hemos empleado el siguiente hardware:

Hemos comparado las temperaturas medidas en la Cooler Master Silencio 650 Pure con nuestro test bench abierto (cuyas temperaturas deberían ser mínimas, no afectadas por la caja), la HAF XB, y la NZXT H630, la cual también está orientada al silent computing. La temperatura que se muestra es el delta o aumento de temperatura, es decir, la temperatura medida menos la temperatura ambiente. De este modo el dato de temperatura es más fidedigno sin importar la temperatura ambiente a la hora de la medición.

Se muestran dos datos: Idle (reposo total) y Load (sometido a carga). Para someter a carga al procesador se ha utilizado Prime95, para la tarjeta gráfica Furmark y para el disco duro HD Tune. Estos han sido los resultados:

Temps

Como podemos ver el rendimiento no es el ideal, pero sin embargo el dato de temperatura registrado en el procesador es bastante bueno gracias a que los ventiladores frontales junto con el Noctua NH-D14 y el ventilador trasero quedan casi en línea, y por tanto el flujo de aire es óptimo en este sentido. Por otro lado, la tarjeta gráfica ha sufrido bastante la falta de rejillas de ventilación en los slots PCI de la caja y por ello ha visto su temperatura aumentada.

Sonoridad

Gracias al rehobús que incorpora esta caja ha sido muy sencillo el poder comprobar el ruido que emite tanto con los ventiladores al mínimo como al máximo. Con éstos al mínimo el ruido que emite la caja es bastante ligero, pero está lejos de ser inaudible. Con los ventiladores al máximo la caja es rumorosa, síntoma de que hay algo en ella que no está haciendo bien su trabajo, y nos tememos que los culpables son los dos ventiladores frontales de la caja, los cuales a máxima velocidad son bastante ruidosos. No obstante hemos podido comprobar que abriendo la puerta frontal de la caja el ruido emitido por ésta es mucho mayor, por lo que es evidente que la eficiencia de los paneles aislantes del sonido es muy, muy buena.

En términos generales se trata de una caja muy silenciosa en todos los aspectos, bastante más silenciosa que cualquier otra caja “normal”.

CONCLUSIÓN.

La Cooler Master Silencio 650 Pure es sin lugar a dudas una muy buena opción para los amantes del silencio, puesto que todas y cada una de sus características están enfocadas a que el sistema haga cuanto menos ruido mejor (exceptuando los dos ventiladores frontales que son bastante rumorosos a máxima velocidad). Eso sí, para obtener este silencio hay que sacrificar algo, y ese algo ha sido en esta ocasión unas temperaturas un poco más elevadas de lo habitual, aunque nada exagerado. De hecho el único componente que sufre en este sentido es la tarjeta gráfica, la cual se ve perjudicada porque la caja no cuenta con los embellecedores de los slots PCI con rejilla y por ello no puede “respirar” adecuadamente.

Por lo demás, se trata de una caja excelente con buenas capacidades de ampliación, aunque ojo con la longitud máxima de la tarjeta gráfica que vayáis a instalar en ella.

PROS:

  • Muy silenciosa.
  • Excelente calidad de materiales.
  • Diseño sobrio y elegante.
  • Incorpora rehobús y lector de tarjetas SD en el frontal.
  • Gran capacidad para muchos discos duros.
  • Buena refrigeración para el procesador.

CONTRAS:

  • Capacidad de instalar tarjetas gráficas grandes limitada.
  • Los ventiladores frontales son ruidosos a máxima velocidad.
  • La tarjeta gráfica se calienta más de la cuenta.

Puntuación

 

Por ello, creemos que esta Cooler Master Silencio 650 Pure es merecedora de nuestro galardón de oro, y como realmente sí que ha cumplido nuestras expectativas en lo relacionado a capacidad y silencio, le otorgamos también nuestra recomendación por su buen rendimiento en este sentido.

HZ_MedalsCatg_2_GoldHZ_Stamp_Performance_Mod1

Compártelo. ¡Gracias!