Mars Gaming MH1

Mars Gaming MH1

Guillermo de Ángel

Proseguimos con el análisis de productos Mars Gaming (échale un vistazo a las reviews de los altavoces MS1 y el teclado MK1). Esta vez con los MH1, unos auriculares supraaurales con micrófono rígido pivotante y almohadillas de cuero sintético.

Presenta un esquema de dos colores, rojo y negro y tiene laterales extensibles para ajustarse al tamaño de nuestra cabeza.

MH1_32

Es el único headset que ofrece Mars Gaming hasta el momento y se pueden encontrar en tiendas por alrededor de 10 euros.

Empezamos con las características técnicas.

Características técnicas

La hoja de características se encuentra en forma de pdf en la página de Mars, y especifica lo siguiente:

 

specs

 

Los conectores, como habréis deducido por la imagen de arriba, son minijack (con cobertura de oro), lo cual tiene sus ventajas sobre USB, además de una mejor calidad de sonido en general podemos usarlo en dispositivos móviles y MP3 si queremos, y que el micrófono es independiente de la salida de audio, lo que ofrece mayor flexibilidad a la hora de usarlos. También nos ahorramos posibles problemas de compatibilidad y complicaciones con tarjetas de sonido.

El micrófono es omnidireccional y los altavoces son de 40mm fabricados en neodimio. De los bajos hablaremos más adelante.

mh1_5

El resto de características son similares a las de otros productos, como la respuesta en frecuencia y la sensibilidad del micrófono.

Análisis externo

Los MH1 vienen en una caja de cartón de diseño simple con una ventana lateral.

Mars Gaming HS1_2001

En el lado opuesto a la ventana se encuentran las características, que incluyen algo que sale en la página, su impedancia de 32 ohmios.

Mars Gaming HS1_3001

Por detrás, de nuevo las características pero con más narrativa y en varios idiomas.

Mars Gaming HS1_3002

En el interior encontramos únicamente los auriculares, posados sobre una pieza de cartón central en cuyo interior se encuentra enrollado el cable.

Mars Gaming HS1_2008

Esta es la pinta que tienen una vez fuera de la caja:

Mars Gaming HS1_001_001

Vamos a ver en detalle cada una de las partes clave del MH1, empezando por el cable y los conectores. Además de estar bañados en oro, Mars se ha asegurado de que estén bien protegidos cuando queramos transportarlos de un sitio para otro, y para ello ha incluido unos pequeños protectores de plástico. Un poco más arriba de los minijack se encuentra el duplicador.

El cable mide 2 metros y está protegido por un trenzado de tela/nylon en rojo y negro que lo hace más resistente a cortes. Esto es algo que Mars ha hecho en algunos de sus otros productos, como el teclado MK1.

Mars Gaming HS1_4001

Seguimos subiendo y encontramos el control de volumen, que consiste en un simple potenciómetro, la manera más sencilla de subir y bajar el volumen en este tipo de dispositivos. Como inconveniente tiene que con el paso del tiempo su funcionamiento se va deteriorando y desequilibrando el audio entre los canales.

Mars Gaming HS1_4002

El cable entra a los auriculares por la orejera izquierda, el mismo que tiene el micro, como es común ver en la mayoría de headsets. El plástico desafortunadamente «atrae» el polvo, es de ese tipo que se ensucia fácilmente casi con solo tocarlo como prueba esta foto ya que están recién sacados de la caja.

Mars Gaming HS1_3004

El micrófono, como hemos dicho antes, es rígido pero tiene un amplio rango de movimiento en vertical. En estas dos fotos está bajado/subido al máximo:

Las orejeras tienen un grado de libertad, se pueden mover hacia dentro y hacia afuera pero no giran de forma «lateral», lo cual es obvio dada la morfología de las orejeras. El izquierdo sin embargo está ligeramente más limitado al no poder ajustarse cuando el micrófono está levantado.

En el auricular derecho, en el centro, se encuentra el logo de Mars en color rojo y una zona con textura de pelota de golf, pero que no cumple ninguna otra función aparte de la estética

Mars Gaming HS1_4008

Las almohadillas son de cuero sintético de color negro y en el interior los altavoces están cubiertos de tela roja.

Mars Gaming HS1_3005

Los laterales son extensibles hasta una longitud más que considerable para conseguir una mayor comodidad.

La almohadilla de la diadema también está hecha del mismo material y por la parte interior es de color rojo, mientras que la superior es negra y con el logo de Tacens en el centro.

Mars Gaming HS1_4011

Aquí se pueden apreciar más de cerca las costuras que unen las dos partes. Entre medias de ambas continúa la pieza de plástico que constituye el cuerpo principal del headset.

Testeo

La calidad de construcción no está mal aunque el plástico tiende a ensuciarse y desgastarse fácilmente, especialmente los bordes, que al poco tiempo comienzan a volverse blanquecinos, y tiene el inconveniente que hemos dicho antes de que no se pueden pivotar lateralmente, lo que influye negativamente en su comodidad.

No incluyen ni necesitan ningún tipo de software para su funcionamiento, además de que su conexión es USB, por lo que no hay más que conectarlos al frontal de nuestra caja y ya estamos listos para disfrutar de ellos.

Hemos estado probando los MH1 durante varios días en distintas aplicaciones, desde juegos como Battlefield 3, Hotline Miami o League of Legends, así como para escuchar música y ver streams.

En cuanto a ergonomía, sus laterales extensibles ayuda en gran medida a ajustar la presión que ejerce el conjunto sobre la cabeza. Sin embargo, como cabe esperar debido a su diseño supraaural, se hacen incómodos para las orejas tras varias horas de uso, al contrario de lo que ocurre con los circumaurales. Además, por esto mismo, la insonorización es prácticamente inexistente.

Mars Gaming HS1_3005

En cuanto a calidad de sonido, los bajos son demasiado «ligeros» y no dan esa sensación de profundidad que siempre gusta tener, los medias y agudos están poco definidos también. Esto se aplica tanto a música como juegos, aunque obviamente se hace más patente en lo primero.

Para probar el micrófono, hemos usado TeamSpeak 3, un programa de comunicación por voz, y mis interlocutores han notado que en comparación con un Creative Fatal1ty, la voz se escucha más claramente (menos ruido), pero más alejada de mi voz real. Se puede decir que el micrófono cumple con su cometido sin pena ni gloria

Conclusión

La impresión final no es ni demasiado buena ni demasiado mala, y tenemos que tener en cuenta que se trata de unos auriculares de 10€. Su calidad de sonido no es de lo mejor pero por su precio está muy bien, si lo que buscamos es unos auriculares baratos para jugar con los amigos a través de internet se trata de una gran opción.

En general, creemos que Mars Gaming lo ha hecho bien con esta línea de productos pero que siempre hay espacio para mejorar, ya que aunque sus productos pertenecen a gama baja su relación calidad/precio es bastante buena, como atestiguan estos tres productos que hemos analizado durante estos días.

Esto, junto con el hecho de que Mars pertenece a Tacens, conocida por la gran calidad de sus productos, augura un buen futuro para la marca cuando expandan su catálogo hacia productos de mayor gama, cosa que esperamos hagan pronto.

Pros:

  • Precio
  • Estética atractiva
  • Cable mallado

Contras:

  • El plástico se ensucia y desgasta fácilmente
  • Incómodo tras varias horas de uso
  • Falta de profundidad del sonido

punt

 

Por ello le otorgamos a los MH1 nuestro galardón de plata y nuestra recomendación por relación calidad/precio.

HZ_MedalsCatg_3_Silver HZ_Stamp_PriceAndQuality_Mod1