GAMDIAS EROS

GAMDIAS EROS

Rodrigo Alonso

Gamdias

GAMDIAS ha hecho su aparición hace poco y se está extendiendo con fuerza por los mercados de todo el mundo, incluyendo el español de la mano de Sovian Trading. Unas altas aspiraciones que son respaldadas por periféricos Gaming de la gama más alta. La marca fue fundada el año pasado por un equipo de 100 personas liderado por RK Han, que crearon la marca GAMDIAS, cuyas tres primeras letras son las siglas de Gaming Art Motion, y DIAS es la palabra latina para Dioses. Por lo tanto, GAMDIAS todo junto, quiere decir “El dios de los videojuegos”. Y esa es precisamente la finalidad de esta nueva marca, que busca empatizar con los Gamers para poder cubrir todas sus necesidades.

En el día de hoy os presentamos el análisis de sus auriculares GAMDIAS EROS, englobados en la gama media-alta y que destacan por su estética Gamer muy agresiva y llamativa. Estos auriculares están disponibles en dos versiones: 7.1 Virtual USB y Estéreo, y es esta primera versión la que nos disponemos a analizar hoy.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la página web del fabricante.

Specs

Encontramos unos auriculares con altavoces de estéreo de 40mm de diámetro, lo que nos debería dar un buen rango de frecuencias que proporcionen sonidos nítidos, especialmente los bajos. Nos llama la atención también la longitud del cable: 3 metros, mucho más largo de lo habitual.

En las especificaciones no dice nada, pero al tratarse de unos auriculares con tarjeta de sonido USB 7.1 virtual, entendemos que ésta se encuentra integrada en los propios auriculares o en la consola, es decir, que la tarjeta de sonido es física y no se trata de emulación por software. Luego lo veremos.

ANÁLISIS EXTERNO.

Los GAMDIAS EROS vienen embalados en la ya típica caja del fabricante, muy elaborada y con detalles por doquier. La cara principal cuenta con una ventana de plástico transparente que nos deja ver la parte izquierda de los EROS, donde se encuentra el micrófono.

Se incluyen las también habituales pegatinas con el logotipo del fabricante, así como una guía de instalación rápida.

GAMDIAS EROS -006

A continuación podéis ver los GAMDIAS EROS. Llama la atención su agresiva estética con los colores negros y rojo brillante, donde GAMDIAS ha tenido el detalle de manifestar incluso en el mallado del cable, también de estos colores. Las almohadillas de las orejeras, así como la superior, son de piel sintética muy suave y blandas al tacto (las orejeras más que la superior, que está un poco más dura). El micrófono tiene un robusto brazo que sube y baja con facilidad, aunque quizás se hace un poco aparatoso debido a su grosor.

Se trata de unos auriculares con una robusta construcción en plástico, y que estéticamente nos han encantado. Sin embargo quizás GAMDIAS quiera sacar una revisión con un brazo del micrófono un poco más delgado y mejor construido, ya que en esta zona sí se nota que se trata de plástico, aunque no sea de mala calidad.

El cable está mallado en tela bicolor y termina en un conector USB bañado en oro.

Nos paramos en el centro de control ubicado en el primer tercio del cable, el cual queda bastante a mano para el usuario cuando tenemos los auriculares puestos. También está hecho de plástico rojo y negro para no desentonar con la estética general de los auriculares, y desde éste podemos controlar el volumen así como silenciar tanto el micrófono como los auriculares.

TESTEO.

Nada más conectar el USB de los auriculares al ordenador, éstos son detectados automáticamente y comienzan a funcionar sin necesidad de software. No obstante, si queremos sacarles el máximo partido, es necesario instalar el driver y el software, el cual se instala automáticamente a través de EOS, la aplicación común para todos los dispositivos de la marca.

1.- Software

El software es exactamente igual que el que ya vimos cuando analizamos los otros auriculares de la marca, los HEPHAESTUS, así que no vamos a hacer mucho hincapié aquí dado que sería volver a contaros lo mismo: las facultades de los EROS en cuanto a sonido son las mismas que las de los HEPHAESTUS.

Hemos estado utilizando estos EROS durante un puñado de días en diversas situaciones, tanto para escuchar música como para jugar, ver películas y comunicación por voz. Os contamos cómo nos ha ido en cada uno de los apartados.

Música.

Al igual que nos ocurrió con los HEPHAESTUS, para poder disfrutar de la música es recomendable desactivar el sonido envolvente, puesto que de lo contrario la música se escucha demasiado sobrecargada y con eco. Desactivado el sonido envolvente y dejándolos como estéreo únicamente, los EROS se desenvuelven bien con todo tipo de música entregando un sonido de alta fidelidad.

Películas.

Para probar estos auriculares con películas estuvimos viendo la película “The Amazing Spiderman” en su versión Blu-Ray directamente en el ordenador, y lo hicimos ejecutando el reproductor Aiseesoft Blu-ray Player en su versión de pago. A pesar de que el sonido 7.1 de estos auriculares es virtual y no real, la sensación de inmersión fue bastante buena, el sonido envolvente está bastante bien creado y es muy apto para ver películas en alta definición disfrutando de todos los detalles.

Juegos.

Estuvimos probando estos auriculares con juegos como Battlefield 4 con el sonido envolvente activado, y la sensación de inmersión es muy buena, sin llegar a ser excepcional. Esto es porque aunque su diseño es circumaural cerrado, no llegan a aislar del todo del sonido exterior.

Comunicación por voz.

El punto débil de estos auriculares es la comunicación por voz. Si bien el sonido es claro y nítido, flojea claramente en su micrófono, ya que cuando estuvimos probándolos utilizando TeamSpeak 3 en un servidor privado (con el códec Opus Voice), las otras personas me decían que me escuchaban como si estuviera metido en una caja, y tenía que ponerme el micrófono prácticamente tocándome la boca para que me escucharan de manera correcta. Esto es debido a que el hardware del micrófono se encuentra demasiado encapsulado en el plástico del brazo, y por tanto se produce este fenómeno. Volvemos a hacer hincapié en que GAMDIAS debería retocar el micrófono de estos EROS.

Ergonomía.

Los EROS son cómodos desde el primer momento en el que te los pones, y lo siguen siendo tras sesiones de varias horas ininterrumpidas de juego. Sin duda es el punto fuerte, al menos de los cascos, puesto que la consola de control es muy incómoda: no tiene clip de agarre para dejarla «fija» en algún sitio, y por tanto tienes que buscar a ciegas si quieres silenciar el micrófono o modificar el volumen. Además, al tener tantos botones, es muy fácil equivocarse al pulsar y tienes que quitar la vista de la pantalla primero para buscar la consola, y segundo para atinar con el botón que quieres apretar. El control de volumen debería de haber estado puesto mediante una rueda mejor que con botones, o al menos ubicarlos en otra zona de la consola diferente a los botones para silenciar.

CONCLUSIÓN.

Los GAMDIAS EROS son unos auriculares cuya estética no deja a nadie indiferente, y es sin duda el aspecto que más me ha gustado de éstos. Entregan un buen sonido de alta fidelidad y el surround está muy logrado en juegos y películas, y además son comodísimos.

Como puntos negativos hay que destacar el micrófono, como ya hemos comentado antes, y además GAMDIAS tiene mucho trabajo que hacer en cuanto al software.

PROS:

  • Buen sonido envolvente, muy conseguido.
  • Muy cómodos.
  • Buena calidad de materiales.

CONTRAS:

  • El micrófono  flojea, tanto en la construcción como en la calidad de audio.
  • El software es demasiado simple, tienen que trabajar en mejorarlo.

Puntuación

 

Por ello, estos GAMDIAS EROS se hacen merecedores de nuestro galardón de oro y de nuestra recomendación por su diseño, tanto estéticamente como por lo cómodos que son.

HZ_Score_1Gold HZ_Stamp_Design_Mod1