Mars Gaming MMP3

marsgaminggEn los últimos meses, Mars Gaming está engordando su catálogo a base de bien con más y mejores productos. Hace poco tiempo presentaron las alfombrillas MMP2 (que analizamos la semana pasada) de tamaño XL y la MMP3 que analizaremos en el día de hoy. Esta Mars Gaming MMP3 destaca por contar con una superficie fabricada en aluminio, dotando al periférico de una altísima resistencia al desgaste y de una sensación única de deslizamiento de cualquier tipo de ratones. Y como nos tiene acostumbrados Mars Gaming, lo mejor de todo es el precio: cuesta solo 11.71 euros.

Las alfombrillas fabricadas con superficie de aluminio tienen sus ventajas y desventajas, y por regla general a los usuarios o les encantan o no pueden ni verlas. Las principales ventajas son sin duda una mayor durabilidad que las alfombrillas de tela o silicona, así como una superficie mucho más lisa para un deslizamiento óptimo. Las desventajas son que no tienen acolchamiento alguno por lo que en el sentido de la ergonomía no hay diferencia entre utilizar una alfombrilla de aluminio o usar el ratón encima de la mesa, y que aunque parezca mentira están frías, al menos al principio y hasta que las “calentamos” con la muñeca al apoyarla sobre la alfombrilla, lo cual da durante los primeros minutos de uso una sensación no demasiado agradable.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Tomadas de la web del fabricante.

MMP3

Estamos ante una alfombrilla con unas dimensiones que podríamos considerar medianas: 34.8 x 28 centímetros, y aunque tenga 3 mm de grosor como hemos comentado en la introducción de poco sirven puesto que el aluminio le dota de una rigidez tal que el acolchamiento es cero. Mars Gaming ha instalado una base de goma natural estriada para asegurar un buen agarre en cualquier tipo de superficie, y la superficie de la propia alfombrilla está hecha de aluminio tratado con una tecnología que han llamado “Nano track” de la cual no hemos encontrado información alguna, pero probablemente se trate de un tratado con chorro a presión para “limar” la superficie y dejarla totalmente lisa y con un aspecto granulado que veréis con detalle en el análisis externo que os mostraremos a continuación.

ANÁLISIS EXTERNO.

Dado que la MMP3 es una alfombrilla totalmente rígida, no hay posibilidad de enrollarla para que ocupe menos sitio el embalaje por lo que nos encontramos con una caja de cartón duro un poco más grande que la propia alfombrilla. En la cara principal encontramos poca cosa salvo una foto de poca opacidad de un ratón sobre la alfombrilla, los típicos anagramas del fabricante y el modelo  y un engañoso croquis que destaca el suave movimiento de los ratones sobre la alfombrilla pero que muestra ésta como si fuera mucho más rectangular de lo que es en realidad.

Mars Gaming MMP3 -001

Detalle del croquis.

Mars Gaming MMP3 -002

En la parte trasera del embalaje tenemos las características técnicas en varios idiomas, un esquema de las dimensiones de la alfombrilla y ahora sí una foto más realista de su forma y tamaño. También hay ampliada una imagen que nos enseña la base de goma anti deslizante.

Mars Gaming MMP3 -003

Detalle de las dimensiones.

Mars Gaming MMP3 -004

Al abrir la caja, nos encontramos con que la MMP3 está perfectamente protegida por plástico acolchado y, a su vez, plástico transparente para evitar que se pueda rayar (porque eso sí, el aluminio es mucho más resistente al desgaste que la tela pero tiene la desventaja de que se puede rayar con cierta facilidad si no se tiene cuidado).

A continuación podéis ver la Mars Gaming MMP3 en todo su esplendor. Se trata de una alfombrilla de color plateado (el del aluminio) solo adornada por el logo del fabricante y su web en la zona inferior derecha, en color blanco que no destaca casi nada sobre el fondo plateado de la alfombrilla. Ya en esta primera imagen podemos apreciar la superficie “nano track”.

Mars Gaming MMP3 -008

Detalle del anagrama del fabricante en la zona inferior derecha.

Mars Gaming MMP3 -009

Detalle de la superficie “nano track”.

Mars Gaming MMP3 -010

Si nos fijamos en los bordes, han sido redondeados para evitar que nos hagamos daño al colocar la muñeca en el borde (ya que recordad, se trata de una alfombrilla dura), y no nos referimos solo a las esquinas sino a todo lo que es el perímetro de bordes de la alfombrilla. También podemos ver que debajo de la lámina de aluminio que conforma la superficie, hay otra lámina de plástico (imagino que para ahorrar material y llegar a esos 3 mm de grosor, ya que el aluminio es caro).

Mars Gaming MMP3 -011

La zona inferior está totalmente cubierta de goma natural anti deslizante, estriada para maximizar su agarre sobre la mesa.

Mars Gaming MMP3 -012

Detalle del estriado de la zona inferior de la MMP3.

Mars Gaming MMP3 -013

TESTEO.

Comportamiento

Tal y como hicimos cuando analizamos la MMP2, hemos probado esta Mars Gaming MMP3 con dos ratones, un SteelSeries Sensei RAW con sensor láser y un Razer DeathAdder 2013 con sensor óptico. El comportamiento con ambos ratones ha sido muy correcto, y la verdad es que se nota la suavidad de la superficie de aluminio totalmente plana a la hora de deslizarlos, sintiéndonos en ocasiones como si el ratón flotara sin rozamiento alguno con la superficie. También hemos probado con diferentes resoluciones en ambos, desde los 800 hasta los 5200 dpi pasando por nuestros habituales 2200 dpi, y en todas las situaciones el comportamiento ha sido más que correcto. Se trata eso sí de una alfombrilla que más bien definiríamos como “speed”, ya que el ratón se desliza tan rápidamente que en ocasiones nos costaba apuntar con precisión, pero solo al principio ya que una vez acostumbrados al modo de deslizamiento todo fue como la seda.

Ergonomía

Tal y como vaticinábamos al principio, utilizando la MMP3 se nota bastante frío en la muñeca durante los primeros minutos, ya que el metal tiende a retener la temperatura. Una vez que ya “entra en calor” no hay problema, pero sí que es un tanto desagradable esa sensación fría al principio, al menos ahora que es invierno (en verano quizás sea todo lo contrario y agradeceremos esa sensación de fresquito al principio).

Lo que sí hay que matizar es que ergonómicamente hablando, la MMP3 no tiene diferencia con respecto a utilizar el ratón sobre la mesa en el sentido de que la superficie no está acolchada, por lo que puede llegar a producirse cansancio en la mano tras un uso prolongado. Por suerte y tal y como comentamos antes, Mars Gaming ha tenido a bien “limar” los bordes de todo el perímetro de la alfombrilla, por lo que ni siquiera deja marca en la muñeca ni aunque tengamos ésta justo en el borde de la alfombrilla, cosa que a veces pasa con algunas alfombrillas rígidas si el fabricante no ha hecho bien su trabajo, que no es el caso.

En juegos

Como de costumbre, hemos probado la alfombrilla con títulos de todo tipo, desde juegos FPS (Battlefield 4 y Dying Light) hasta MOBA (League of Legends, Heroes of the Storm) pasando por otros tipos (Rust, Portal 2, Civilization: Beyond Earth y más) y en todos ellos la MMP3 ha demostrado un desempeño intachable, mostrándose precisa con ambos ratones.

Eso sí, hay que decir que al ser una alfombrilla tan rígida no influye demasiado el peso de la muñeca sobre ella y a pesar de tener la base hecha de goma anti deslizante ésta se mueve un poco tras sesiones intensivas de juego. No es que se mueva una barbaridad, pero sí unos cuantos centímetros que nos obligan a recolocarla de vez en cuando.

CONCLUSIÓN.

Como todas las alfombrillas rígidas, esta Mars Gaming MMP3 tiene sus pros y sus contras, pero en cualquier caso hay que alabar que para los que prefieran este tipo de periféricos, Mars Gaming ofrece un producto de gran calidad a un precio más que asequible, ya que los 11.71 euros que piden por ella están del todo justificados simplemente por el coste de los materiales y la calidad global del producto.

En uso se trata de una alfombrilla muy precisa y suave apta para todo tipo de ratones, pero especialmente recomendada para usuarios acostumbrados a alfombrillas del tipo “speed” ya que los movimientos del ratón son tan suaves que a veces da la impresión de que el ratón está flotando sobre la superficie de la alfombrilla.

PROS:

  • Superficie de aluminio.
  • Grandísima capacidad de deslizamiento.
  • Compatible con ratones ópticos y láser.
  • Base de goma natural.
  • Precio (11.71 euros).

CONTRAS:

  • Los propios de las alfombrillas de aluminio (tacto frío, no está acolchada, etc.).
  • La base de goma no agarra del todo bien sobre la mesa.

Puntuación MMP3

Por ello creemos que esta Mars Gaming MMP3 se merece nuestro galardón de oro y nuestra recomendación por su excelente relación calidad / precio.

HZ_MedalsCatg_2_GoldHZ_Stamp_PriceAndQuality_Mod1

Compártelo. ¡Gracias!