Qué es la tecnología MHL y qué puedes hacer con ella en tu monitor

La tecnología MHL está incluida en múltiples dispositivos a día de hoy, pero por alguna razón, suele pasar desapercibida, lo cual es curioso tras el apoyo de las grandes marcas. Es cierto que dispositivos como Google Chromecast le han ganado la partida, pero igualmente es una opción más que válida en la actualidad. Pero ¿qué es realmente y cómo nos puede ayudar en nuestro monitor?

Antes de nada, hay que añadir y aclarar que MHL no es una tecnología propietaria para monitores, sino que podemos encontrarla en multitud de dispositivos y componentes, como televisiones o receptores A/V. Por ello, el uso de esta tecnología tan atractiva y al mismo tiempo tan desconocida puede ser atrayente para muchos usuarios que ni siquiera sabían que sus componentes la incluían.

MHL o cómo conectar nuestros dispositivos móviles a nuestro monitor/TV

MHL-2

MHL es el acrónimo de Mobile High-definition Link y es una interfaz relativamente nueva en la industria, ya que fue lanzada en 2011. El estándar como tal está siendo desarrollado y licenciado por un consorcio con el mismo nombre, donde se incluyen fabricantes tan importantes como SONY, Toshiba, Silicon Image, Samsung o Nokia.

La función principal del MHL es la conexión de dispositivos móviles y portátiles a una televisión o monitor a través de dicho puerto MHL. Aquí radica la mayor de las curiosidades de esta interfaz, ya que el puerto tiene la misma forma que el conector HDMI común, pero al mismo tiempo no es un HDMI al uso.

Pero ¿por qué han usado el mismo conector? En primer lugar, por simplificar la interfaz y mejorar su adopción en el mercado, ya que permite las mismas características que esta en cuanto a vídeo y audio.

La diferencia radica en las conexiones de uno y otro puerto, ya que MHL usa solo cinco pines para transmitir, por lo que si conectamos un dispositivo HDMI es más que probable que no lo reconozca como tal.

¿Qué podemos hacer con esta tecnología?

MHL-3

Tanto HDMI como MHL integran CEC, lo que curiosamente los diferencian en su modo de uso, ya que con el primero no podremos tener el Control de Electrónica de Consumo si el dispositivo y el televisor o monitor no son de la misma marca, algo poco comprensible para un estándar como HDMI.

En cambio, MHL permite solventar dicha limitación y ofrece el control remoto para cualquier dispositivo certificado mediante su estándar. Esto nos permitirá, por ejemplo, conectar nuestro monitor con nuestro smartphone y reproducir el contenido en el mismo.

Esto se producirá mediante un cable que conecta ambos dispositivos, el cual tiene la denominación común de pasivo.

Cable-MHL

Esto viene influenciado por diferenciarlo de HDMI, donde para conectar smartphone y TV/monitor necesitaremos un cable activo con fuente de alimentación externa por norma general.

Además, la conexión entre TV/monitor y MHL se realizará sin software adicional, ya que tiene con driver adicional que convierte la señal USB del smartphone a HDMI y viceversa, por lo que todo se realiza sin funciones externas y totalmente transparente para ambos dispositivos.

Al ser una conexión física, no requiere de ningún tipo de Wi-Fi, y además permite mejor calidad de vídeo y audio que la mayoría de opciones inalámbricas, donde además puede cargar nuestro móvil con hasta 40 vatios de potencia si fuese necesario.