Esto es todo lo que tienes que saber sobre una refrigeración líquida AIO

Esto es todo lo que tienes que saber sobre una refrigeración líquida AIO

Javier López

Estamos en plena era de un gran cambio, donde el usuario medio está perdiendo el miedo a incluir un sistema de refrigeración líquida en su PC y donde curiosamente los disipadores de aire comienzan a presentar sus límites en la gran mayoría de casos. Dentro de estos sistemas, los que más se están vendiendo son las llamadas refrigeración líquida AIO, pero ¿qué son realmente y cuáles son sus características? Hoy las conoceremos más a fondo.

Como si definiésemos un disipador de calor, en este artículo vamos a identificar exactamente las características, utilidades y cualidades que definen a una refrigeración líquida AIO. Esto es útil para los que se quieren iniciar en este mundo, ya que estos sistemas están innovando en cuanto al concepto y en algunos casos parecen más una custom que una AIO.

Refrigeración líquida AIO: esto es todo lo que tienes que saber

EK-AIO

Por definición, una AIO llega desde el acrónimo de ALL IN ONE o todo en uno. Lógicamente esto ya define bastante bien lo que vamos a encontrar en este tipo de sistemas, pero seremos más explícitos. Una AIO dentro del mundo de la refrigeración líquida es un sistema de refrigeración personalizado por un fabricante, donde este ha diseñado y creado todos los componentes de la misma.

Es cierto que en componentes como las bombas hay marcas que usan los diseños de otras como pasa con las Asetek, pero no deja de ser cierto que aunque se tengan ciertos componentes de terceros, el diseño hay que llevarlo a cabo.

EKWB AIO Bloque GIF

En dichas AIO hay varios componentes clave: bomba, bloque de CPU, tubos, radiador y ventiladores. Aquí debemos matizar que en casi el 100% de los modelos, bomba y bloque se unen en un mismo componente, ya que por norma general, la bomba queda justamente encima del cold plate para inyectar el agua directamente en los fins a través de un sistema jet.

Un sistema cerrado herméticamente

Radiador AIO

Las AIO son por definición un sistema cerrado y hermético, donde el líquido/gas que fluye por ellas se mantiene estanco durante largos años. Para ello todos los componentes están sellados mediante procesos complejos térmicos con compuestos específicos para evitar que haya fugas en las uniones de dichos componentes.

Los tubos están fabricados en materiales con baja capilaridad y los radiadores suelen ser de aluminio para reducir costes, donde la gran mayoría tiene un grosor inferior a 30 mm.

ASUS-ROG-STRIC-LC-White

En cuanto a los ventiladores, cada fabricante escoge el modelo que considera mejor para su sistema, pero todos intentan maximizar el rango de RPM/dBA/presión estática, ya que un desbalance entre alguna de estas características origina unos resultados poco óptimos.

Por norma general, una refrigeración líquida AIO carece de depósito de llenado, aunque hay modelos que sí lo incluyen o dejan un plug para tal acción en su bloque. Son cada vez más extraños eso sí, ya que lo que busca el usuario es un producto que sea para instalar y disfrutar.

Ventajas y desventajas

AIO-vs-dispador-por-aire

Aquí el gran dilema para el usuario medio: optar por un disipador de gama alta u optar por una AIO. Normalmente, los sistemas de refrigeración líquida AIO suelen dar más rendimiento que los disipadores de aire de gama alta.

Esta comparación a veces no es real, ya que existen algunos modelos de disipador que igualan o incluso mejoran los registros de temperatura de las AIO. Habría que personalizar cada comparativa, pero a mismo rango de precio por norma general las AIO se están imponiendo a los disipadores en estos términos.

Además, tienen un valor añadido: no carga el anclaje del procesador con un peso excesivo. Los disipadores de gama alta pesan mucho actualmente y aunque sus anclajes son muy buenos como norma, con el tiempo tienden a doblar el PCB de la placa base debido a que la gravedad hace su efecto.

Una AIO es más compacta en su bloque y permite una mejor evacuación del calor (push en negativa) lo cual permite que dentro del chasis no se acumule tanto calor y eso beneficia al resto de componentes.