¿Cómo funcionan las pantallas plegables?, ¿las veremos en PC?

¿Cómo funcionan las pantallas plegables?, ¿las veremos en PC?

Rodrigo Alonso

Las pantallas plegables ya han llegado al mercado de smartphones, y aunque a precios casi prohibitivos, pretenden ser la tecnología que revolucione el mercado. Parece fácil de implementar un smartphone con pantalla plegable pero, ¿qué pasa con el mercado de PC? Intel ya mostró sus primeros modelos funcionales en ordenadores portátiles, así que en este artículo te vamos a contar cómo funciona esta tecnología y qué es lo que podría hacer que se establezca en el mercado del PC.

El implementar una pantalla plegable en un dispositivo, más que cuestión de tecnología dependerá de la funcionalidad. En un smartphone tiene cierto sentido porque al fin y al cabo es un dispositivo que llevamos en el bolsillo, pero si lo trasladamos al mercado de PC entonces no tiene demasiado sentido salvo en los ordenadores portátiles y convertibles, si bien es cierto que el implementar estas pantallas hará que los portátiles no puedan contar con un teclado como tal, o los fabricantes tendrán que ingeniárselas para sacar un teclado aparte de la pantalla.

Cómo funciona una pantalla plegable

Antes de nada debes saber que en realidad esta no es una tecnología que se haya inventado este año, pues ya en el año 2012 pudimos ver prototipos como Samsung Youm o una pantalla de tinta electrónica mostrada por LG en 2012. En 2014 LG presentó un prototipo de una pantalla OLED de 18 pulgadas lo suficientemente flexible como para enrollarse sobre sí misma en un tubo de 3 centímetros de diámetro. Por lo tanto, lo que es novedad son los primeros dispositivos comerciales que tienen pantalla flexible, pero no ésta como tal.

pantalla plegable de LG

Las pantallas como las conocemos a día de hoy basan su funcionamiento en pantallas de cristal líquido (LCD), construidas sobre una base de cristal rígido. Esta tecnología se basa por supuesto en una matriz OLED que se «imprima» sobre una superficie de plástico transparente y flexible, y esto es así porque las propiedades de las pantallas OLED permiten que los píxeles se iluminen por sí mismos sin necesidad de una retro iluminación posterior, eliminando así la necesidad de incorporar en la pantalla una matriz de iluminación sobre cristal rígido.

Lo mismo sucede con los primeros prototipos de pantallas flexibles, fabricadas con tinta electrónica precisamente porque a este respecto tienen las mismas propiedades que las OLED: no necesitan tener retro iluminación y por lo tanto se elimina la necesidad de que haya una superficie rígida por detrás, permitiendo su inserción en planchas de plástico transparente flexible que es precisamente lo que permite que la pantalla se doble y pliegue.

Las pantallas flexibles en la industria del PC

Durante el CES 2020 Intel presentó el primer modelo de portátil / convertible que implementaba una pantalla flexible: el ThinkPad X1 Fold de Lenovo. Realmente, más que un ordenador portátil se trata de una tablet equipada con sistema operativo Windows, y que permite «cerrarse» como si fuera un libro. Por supuesto, la pantalla es OLEd, en este caso con 13,3 pulgadas de diagonal para una mayor comodidad al transportar el dispositivo.

Lenovo X1 Fold

Sin embargo, como se puede ver en la imagen superior este equipo es bastante grueso y, para poder utilizarlo como ordenador portátil, es prácticamente necesario el acompañarlo de un teclado externo ya que aunque se puede utilizar un teclado en pantalla, a la hora de evaluar su funcionalidad no tiene nada que ver con un teclado físico de verdad (que no es lo mismo usar un teclado en pantalla para buscar un vídeo en Youtube que para escribir un texto o para jugar).

En cualquier casó, la tecnología está todavía en sus inicios y es de esperar que logren implementar pantallas plegables en portátiles bastante más finos, e incluso en los que se pueda sacar un teclado deslizante de la parte inferior para poder utilizarlos con un teclado físico. Fuera de esto, en la industria del PC realmente no tienen demasiado futuro, ya que obviamente no tiene sentido implementar monitores de PC con pantallas flexibles ya que la mayor ventaja de éstas es que permiten llevar los dispositivos de un sitio a otro ocupando menos espacio.

Pantalla plegable en Lenovo ThinkPad X1 Fold

Es posible, por supuesto, que sí que veamos implementada esta tecnología en la industria del PC para otros menesteres, como tabletas digitalizadoras u otros periféricos que sí estén diseñados para ser llevados de un lado a otro y, como tales, más orientados a ordenadores portátiles que de sobremesa.