PROYECTOR VIVIBRIGHT GP90

Ver noticia 'PROYECTOR VIVIBRIGHT GP90'

La tienda mayorista china TomTop (www.tomtop.com) es una de las mayores tiendas donde encontrar todo tipo de artículos y hoy por hoy es capaz de competir con las grandes y más conocidas como AliExpress, Gearbest, etc. Además, las opiniones la convierten en un mayorista de plenas garantías, si bien es cierto que, hoy por hoy, cada vez es más fácil comprar en países como China cuando hasta hace pocos años era impensable. La seguridad de las transacciones, la gran variedad de envíos y las grandes economías de escala hacen que tiendas como TomTop se conviertan en una tienda más a la que acudir a la hora de comprar nuestros artículos electrónicos y ¿Por que no? los no electrónicos.

En esta ocasión, viene de esta tienda un proyector. Aparece bajo el nombre de Vivibright GP90 y si comparamos especificaciones con precio, podemos decir que algo, a priori, no cuadra. Un proyector LED, FullHD y con 3200 lúmenes, por decir algo de él, es impensable adquirirlo en tienda española por poco más de 120€ y ese es el precio por el que TomTop nos pone a nuestra disposición dicho proyector. Al final del análisis os pondremos un enlace a la propia tienda para que ¿Por qué no? os atreváis con ella y veáis la gran variedad de artículos que nos ofrece.

Pero vamos a conocer más en detalle el Vivibright GP90 que es el verdadero protagonista de nuestro análisis.

ESPECIFICACIONES  

Pinchar en la imagen para ver las especificaciones ampliadas

La verdad es que la tarjeta de presentación de este proyector es muy buena si tenemos en cuenta el precio al que puede ser adquirido. Vamos a conocerlo más en detalle a partir de este momento.

ASPECTO EXTERNO

En este tipo de productos, el embalaje es sumamente importante. Si realizas una compra “al otro lado del charco” te encuentras normalmente con dos importantes inconvenientes. Uno es el tiempo que puede llegar a tardar el producto junto con los problemas de aduanas y el otro es que después de recibido el mismo y de las vueltas que ha tenido que dar por diferentes oficinas y consignatarios, llegue en perfectas condiciones. De ahí que el embalaje es importante.

En este caso, el proyector ha llegado en perfecto estado. Viene en una caja de cartón de color negro con un dibujo sencillo de un proyector en el que nos incluye, con letras doradas, el nombre del modelo del mismo. Igualmente nos hace constar que existen dos versiones de este vivibright GP90, una la versión básica, que es la que nos ha llegado, y otra, una versión con Android.

En el lateral podemos encontrar las principales características del propio proyector; 30 mil horas de autonomía de la lámpara. resolución full HD, proyección de hasta 180 pulgadas y un largo etcétera que iremos desgranando a medida que vayamos conociendo el vivibright GP90.

Si abrimos la caja podemos ver que el propio dispositivo viene muy bien embalado y preparado para ese largo viaje que a veces va a hacer.

Y el propio proyector viene enfundado dentro de su propia bolsa para evitar arañazos.

LOS ACCESORIOS

A la derecha del proyector, en la foto de arriba, podéis apreciar un lateral cerrado con cartón. Pues bien, si lo levantáis, encontraréis todos los accesorios que el propio fabricante pone a nuestra disposición.

A la izquierda podemos encontrar un cable de audio/video RCA Macho-Macho, un cable VGA, un pequeño trapito para la limpieza de la lente, el cable de alimentación con la conexión europea (aquí se ve la clara vocación de exportar el producto más allá del país asiático, cosa que es de agradecer) y mención aparte tiene el mando a distancia que vamos a conocer más en detalle.

El mando a distancia parece sencillo pero nos ofrece todas las funcionalidades del proyector. Por un lado, el botón de power típico en color rojo, más abajo dos botones, el de “Flip” que nos ayuda a girar la imagen por si queremos colocar el proyector en el techo, el típico botón de retroceso, la rueda con las funciones de avanzado, rebobinado y pista, así como el botón de enter para activar las funciones que nos ofrecen los demás botones, la barra para dar más o menos volumen, un botón que nos permite acceder al menú del dispositivo, un botón para elegir la fuente desde la que queremos conectarnos y finalmente el botón de play / pause.

ASPECTO EXTERNO

Sacamos el proyector de su embalaje y la primera sensación que nos da es que no es un proyector de “juguete” sino un proyector robusto, pesado y de verdad.

La parte superior del proyector presenta toda la botonera que nos ofrece el proyector por si queremos trabajar con él desde el propio dispositivo sin tener que utilizar el mando que nos viene de serie.

Si os fijáis en la foto de abajo, y de izquierda a derecha tenemos acceso a las funciones de menú, la rueda de avanzado, rebobinado y pista, el botón para elegir la fuente de video, un botón de retroceso, el botón de power y un led de encendido para poder comprobar si el proyector está encendido o apagado. El defecto es que el material de este proyector es plástico y si a ello le juntamos que es de color negro mate, podéis comprobar que es muy fácil de “ensuciarlo” pues se le notan mucho las huellas de nuestros dedos a la hora de pasar por él. En resumen, los mismos botones que el propio mando.

 

Vamos a ver la parte frontal del proyector en el cual, a la derecha, podemos apreciar la gran lente. Según el fabricante, la bombilla tiene una vida útil de hasta 30.000 horas. Imaginando que fuéramos cinéfilos compulsivos y viéramos una película diaria de 2 horas, en condiciones normales, tendríamos una vida útil de 40 años. ¿No está mal, verdad?. La lente es de 70 watios y 3200 lumenes. Nada desdeñable, aunque más tarde veremos si se nota o no con ambientes muy luminosos.

A la derecha disponemos de una rejilla para la salida del audio pues no olvidemos que este proyector tiene audio integrado. Además tiene el puerto de infrarrojos para poder utilizar el mando a distancia.

En la parte inferior podemos encontrar cuatro patas

Las patas tienen un fino recubrimiento de goma suficiente para no transmitir las vibraciones al propio dispositivo mientras estemos en una sesión de cine, por ejemplo.

Además posee una pestaña con la que podemos elevar el dispositivo cuando sea necesario para ajustar la imagen a la pantalla.

Y por último destacar una etiqueta que nos muestra todas las certificaciones del proyector, la alimentación del mismo y el tipo de producto ante el que nos encontramos.

En los laterales encontramos, por un lado, un lateral con rejillas de ventilación, de las que podremos ver que sale todo el aire caliente generado por el proyector. Más tarde veremos el ruido que genera el propio proyector.

Y en el otro lateral, a parte de las preceptivas rejillas encontramos dos ruedas, la de la derecha, que tiene más recorrido, y sirve para enfocar la imagen y la de la izquierda que nos ayuda a hacer el ajuste de distorsión trapezoidal o keystone como se conoce más habitualmente.

Pasamos a la parte trasera, que es donde vamos a encontrar todas las conexiones del propio proyector.

De izquierda a derecha podemos encontrar. Conexiones de audio para unos auriculares o para unos altavoces aunque os recordamos que el propio proyector tiene sus propios altavoces (ya veremos más tarde que tal suenan) y justo a su lado otro puerto de infrarrojos. Esto es útil porque entre el delantero y el trasero vamos a poder utilizar el mando con normalidad estemos donde estemos. Justo a la derecha del puerto de infrarrojos dos puertos USB para poder cargar nuestros propios archivos sin necesidad de un dispositivo externo (fotos, archivos de audio, vídeo…) el problema es que el tipo de formatos de vídeo que soporta es bastante limitado.

 

Seguimos hacia la derecha y encontramos dos puertos HDMI. En ellos podremos conectar un PC de sobremesa o portátil, cualquier tipo de consola pasando por las xbox o ps4 o, en general, cualquier tipo de dispositivo con este tipo de conexión que nos permita proyectar una imagen.

Y por fin, más a la derecha un puerto VGA analógico por si queremos conectar algún PC antiguo con este tipo de conector.

En la parte inferior encontramos, a la izquierda, el conector para la alimentación y el interruptor de encendido / apagado

Y a la derecha se puede percibir un pequeño ventilador para evacuar el aire caliente desde atrás y una etiqueta con algunos datos de interés del proyector así como la web del fabricante.

EL TESTEO

El testeo de un proyector está basado en criterios subjetivos toda vez que no existe un sistema objetivo (o casi objetivo) de valoración del rendimiento del mismo. En este caso hemos pretendido subir dos vídeos de dos usos habituales de un proyector como es en el caso de un partido de fútbol o una película de dibujos animados.

La configuración es muy simple, más aún tratándose de un proyector que no incorpora ningún Sistema Operativo aunque, como os hemos comentado durante el análisis existe una versión de este proyector con Android.

La configuración se limita a algún aspecto como la relación de aspecto para poder configurar la proporción entre la altura y la anchura del vídeo a reproducir, la temperatura de color y otros aspectos propios de estos proyectores.

Por otro lado, mediante el mando y mediante la botonera del propio proyector podemos elegir con sencillez la fuente que vamos a utilizar por si queremos utilizar cualquiera de los dos puertos HDMI, uno de los dos USB para poder visualizar fotos o algún formato de vídeo de los cuales el propio proyector es capaz de reproducir de forma nativa y por supuesto por si queremos reproducir la señal de la televisión o incluso de un PC con entrada VGA.

El ruido del ventilador se puede considerar el normal de un proyector estándar y es más o menos audible como un ordenador normal. En algunos casos puede rsultar molesto en escenas silenciosas pero entiendo que este apartado es difícil de evitar en cualquier proyector puesto que el ventilador debe girar en todo momento para mantener refrigerado el mismo dado el calor que genera su uso. Además los ventiladores en todos los proyectores son de un diámetro reducido por lo que es más difícil conseguir que el nivel sonoro sea bajo.

Los dos vídeos que os hemos puesto para que podáis ver la calidad del vídeo se han realizado justo al lado del proyector para que podáis apreciar el máximo ruido al que podemos estar.

En cuanto al audio integrado digamos que se puede considerar “decente” en cuanto a calidad aunque, en cuanto a potencia, cumple perfectamente. Cuando decimos que la calidad es “decente”, nos referimos a que, a medida que subimos el volumen, se nota ese matiz metálico de los altavoces de una calidad mediocre aunque esto es un aspecto que es bastante comprensible. En cualquier caso el audio hace su papel de una forma suficiente para oídos que no sean especialmente exquisitos en el tema del audio. Cierto es que la potencia es bastante y tenerlo al máximo puede ser bastante incómodo, por potencia y por distorsión del audio a volúmenes altos.

Y ahora lo prometido. Os dejamos dos vídeos tomados directamente del proyector.

 

Es injusto enseñar por youtube una grabación realizada de un vídeo por la calidad que se pierde. La calidad es más que sobrada para el precio de este dispositivo, del que ya os hablaremos más tarde. No olvidemos que estamos ante un vídeo que es capaz de reproducir videos a 1080P y os puedo asegurar que la calidad de imagen tanto de películas como de por ejemplo un partido de fútbol como habéis podido ver en los dos vídeos que os hemos enseñado es, en términos generales, muy buena.

Otra de las ventajas es que durante la reproducción de vídeos y utilizando el mando a distancia que incluye de serie el proyector podremos pausar el vídeo, avanzar o retroceder, reproducir por sectores (que es una gran ventaja), hacer Zoom, cambiar la relación de aspecto e incluso mover la imagen de izquierda a derecha o de arriba a abajo.

CONCLUSIONES

Este proyector hace su trabajo de forma eficiente. No podemos ver grandes calidades en imagen y en vídeo pero sí es cierto que para el precio al que podéis encontrarlo en tiendas como TomTop os puedo asegurar que es una buena inversión. Puede proyectar hasta un máximo de 180 pulgadas o 200 (como dice en las especificaciones del fabricante) con lo que podremos hacer reproducciones a un tamaño monstruoso de cinco metros. En cuanto a resolución nativa ya sabéis que nos ofrece una resolución de 1280 x 800 y tiene una resolución soportada de 1080p con 3200 lumenes por lo que vamos a poder reproducir vídeos incluso con luz.

El precio es de unos 150 dólares en la página web de Tomtop (que al cambio viene a ser unos 120€) y desde HardZone os ponemos un enlace para que lo podáis comprar más barato usando el código de descuento AJ5OFF (válido hasta el 30 de Noviembre). Sin duda estamos ante un precio que no pasa desapercibido y lo convierten en un proyector ideal para todos aquellos que queráis adentraros por primero vez en el mundo de los proyectores poniendo vuestro cine en casa.

VENTAJAS

  • 3200 lumenes de luminosidad y hasta 180″ de alcance.
  • Resolución soportada de 1080p aunque nativa de 1280 x 800
  • Un precio altamente competitivo

INCONVENIENTES

  • Audio y vídeo “normalitos”. No esperéis calidad de proyectores de gama alta.
  • Se echa de menos un soporte que lo regule en altura

Revisado por Miguel Ángel Rodríguez el 02 noviembre 2017