Philips Crystalclear UltraWide 298P4

Philips logo

Philips es una marca conocida mundialmente por sus electrodomésticos, y en particular por sus televisiones. Aunque a día de hoy no es uno de los fabricantes que más venden, sí es de los que siguen trabajando día a día para destacar en este mercado cada vez más complicado. Por ello, Philips también fabrica monitores para ordenador, y entre sus modelos destaca bastante holgadamente en la gama profesional, donde se ha atrevido incluso a lanzar al mercado modelos conocidos como Ultrawide (Ultra panorámicos), como el modelo Crystalclear 298P4 que vamos a analizar en el día de hoy.

Llevamos ya unos meses hablando de este tipo de monitores que destacan por tener una relación de aspecto poco convencional: 21:9 (en lugar de los 16:9 a los que estamos acostumbrados). Con una enorme pantalla de 29 pulgadas (73,7 centímetros de diagonal) y formato 21:9, el Philips Crystalclear 298P4 tiene la altura de un monitor de 24 pulgadas, pero con 640 píxeles adicionales de ancho. Gracias a esto y con la tecnología Multi-Play, este monitor es capaz de mostrar al mismo tiempo diferentes fuentes de vídeo, amén de ser una fuente de entretenimiento espectacular, dado que en juegos nos proporciona un ángulo de visión mucho más grande, y en películas se eliminan las bandas negras horizontales que tanto molestan a veces.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la página web del fabricante (clic en las imágenes para ampliar).

Specs 2

Specs

El monitor cuenta con la misma matriz AH-IPS W-LED fabricada por LG que ya hemos visto en otros modelos, y de hecho parece que el 95% de los monitores Ultrawide del mercado tienen las pantallas fabricadas por LG. Este tipo de paneles presenta una excelente combinación de precisión de color, alta luminosidad y alta densidad de píxeles, por lo que es ideal para prácticamente cualquier tarea que se pueda desempeñar en un ordenador. Además, con un tiempo de respuesta de solo 5ms GtG (14 ms típicos), también parece un monitor apto para Gaming, aunque eso lo pondremos a prueba en nuestro análisis.

Aunque tiene 2560 píxeles de ancho, su resolución no es QHD puesto que su alto sigue siendo de 1080 píxeles, y básicamente es un monitor Full HD con 640 píxeles extras de ancho. Esto lo convierte en lo que llamamos monitores ultrapanorámicos o ultrawide, ya que su formato en lugar de ser de 16:9, es de 21:9, justamente el formato en el que se graban la mayoría de películas a día de hoy (por eso desaparecen completamente las bandas negras horizontales cuando visualizamos una película a pantalla completa. Más adelante lo veremos en acción).

Cabe destacar el aspecto de la ergonomía, donde este monitor de Philips destaca al mismo nivel que lo hace la gama de monitores profesionales de Dell, los más destacados en este aspecto. Philips no se queda corto (de hecho este monitor también pertenece a la gama profesional), y solo viendo las especificaciones técnicas ya me está dando muy buenas vibraciones, y más tratándose de un fabricante de renombre como es Philips.

ANÁLISIS EXTERNO.

El Philips Crystalclear 298P4 viene embalado en una caja de cartón duro de fondo blanco, en la que podemos ver una imagen del monitor en ambas caras así como sus características principales resumidas en forma de iconos. En la parte superior del embalaje encontramos unas precisas instrucciones sobre cómo desembalar y montar el monitor, lo cual muchas veces es de agradecer puesto que algunos monitores son todo un puzzle para desembalar y montar, aunque este no es el caso. La caja se abre por la cara más grande, por lo que sacar el monitor de ella es muy sencillo a pesar de su gran tamaño.

Comencemos viendo la base. La principal pega de algunos monitores ultra panorámicos es que al ser tan anchos, la pantalla tiende a “bailar” de un lado a otro a nada que movemos un poco la mesa. No obstante, este Philips Crystalclear 298P4 cuenta con una base redonda bastante pesada que da una gran sensación de robustez. Además incorpora patas de goma para evitar el movimiento de la base cuando queramos girar el monitor. Esta base, como vemos en las imágenes a continuación, se une al brazo del monitor con tan solo un tornillo, por lo que su anclaje es sumamente sencillo.

El brazo del monitor tiene una longitud considerable, así que teniendo en cuenta que se trata de un monitor totalmente ergonómico (fijáos en las fotos cómo se ven dos raíles móviles en la cara anterior del brazo), nos proporciona la ventaja de que podremos colocarlo tan alto o tan bajo como necesitemos. Este brazo también es bastante pesado, así que deducimos que aunque su exterior es de plástico cuenta con un núcleo de acero en su interior para otorgarle resistencia y robustez.  Cuenta con un agujero para canalizar los cables, y en la parte del anclaje del monitor podemos ver fácilmente que cumple con el estándar VESA 100, por lo que este monitor es apto para anclaje en brazo móvil y pared.

Antes de montar la pantalla en el brazo y la base vamos a verla. Aquí la tenéis sobre la mesa, y hemos de decir que la primera impresión que da es de una gran calidad de acabados, desde las esquinas hasta el plástico trasero que cubre el panel. En la parte inferior del lado izquierdo encontramos un minijack para conectar auriculares, mientras que en el lado derecho están los botones de control. Por debajo también se encuentran los dos altavoces integrados.

Damos la vuelta al monitor para ver su parte trasera. Aunque el acabado es de plástico, repetimos que da una gran sensación de solidez. Desde luego se nota que Philips ha realizado su mejor esfuerzo con el acabado de este Crystalclear 298P4. En el centro tenemos el anclaje VESA mediante el cual podemos anclar el brazo del monitor o un soporte de mesa o pared. En la parte trasera también tenemos la toma de alimentación estándar (no necesita fuente de alimentación externa como otros monitores, lo cual yo personalmente considero un plus), las entradas de vídeo consistentes en un DisplayPort nativo de entrada, un DVI, dos HDMI, y curiosamente también incorpora un DisplayPort de Salida. También cuenta con una entrada de audio mediante un minijack de 3.5 milímetros.

En esta zona trasera también incorpora un puerto de seguridad Kensington, así como un hub de 4 puertos USB 3.0. Otro aspecto a destacar y que me ha gustado mucho es que tiene un botón para encender y apagar completamente el monitor, de manera que su consumo sea totalmente cero cuando lo apagamos (si queremos por supuesto, dado que tiene el botón convencional de encendido y apagado por delante).

Montamos el monitor sobre su brazo y vamos a pasar a ver la ergonomía. Como vais a poder observar en la siguiente galería de imágenes, el Philips Crystalclear 298P4 no tiene nada que envidiar en este aspecto a los carísimos monitores profesionales de Dell, ya que puede girar y pivotar en cualquier dirección e incluso ponerse totalmente en vertical.

Por cierto, que Philips incluye como accesorios de este monitor una guía de instalación e inicio rápido, un CD con drivers y el software de gestión, un cable HDMI, otro DVI, un extensor de minijacks y el cable de alimentación. Echo de menos un DisplayPort y tendríamos el set completo.

LOS MENÚS.

Para acceder a los menús de configuración de este Philips Crystalclear 298P4 solo tenemos que pulsar cualquiera de los botones de la zona inferior izquierda. El menú OSD es muy sencillo de utilizar y bastante intuitivo, y en éste se nos permite configurar todo tipo de opciones del monitor por hardware sin necesidad de instalar el software específico. Podemos por ejemplo seleccionar la fuente de vídeo, controlar el brillo y el contraste, los colores, los modos PiP/PbP, la fuente y el volumen de audio, y básicamente todo lo que queramos configurar.

Destacar que además del menú, tiene botones específicos para diferentes tareas, como para seleccionar de manera rápida la fuente de audio, la función Multiview, o una característica especial de este monitor llamada SmartImage que nos permite seleccionar perfiles preconfigurados de brillo, contraste y color para diferentes escenarios: oficina, foto, cine, juegos o modo ahorro de energía.

EL SOFTWARE.

El monitor incorpora un CD con los drivers y el software específico del mismo. Aun así, Windows 7 Ultimate SP1 x64 detectó el monitor sin necesidad de instalar los drivers. Hay que resaltar que este monitor acepta de manera nativa la resolución Full HD tanto en formato 16:9 como 16:10, cosa que otros monitores ultra panorámicos no aceptan hasta que no instalas los drivers.

1.- Resolución

 

Aun así, instalamos los drivers para asegurar un óptimo funcionamiento, y al igual que en otros monitores aunque los drivers vienen en el CD, éstos no tienen un instalador con asistente y hay que hacerlo a mano. Para ello, vamos a las propiedades del monitor.

2.- Propiedades monitor

 

Y actualizamos los drivers seleccionándolos en el CD.

3.- Driver actualizado

 

Philips también incluye el software de gestión llamado SmartControl, mediante el que podemos editar todas las configuraciones posibles del monitor aunque eso sí, a diferencia de como lo hacíamos con el OSD, esta configuración se edita por software.

Como buen monitor ultrapanorámico que se precie, este Philips Crystalclear 298P4 también acepta la opción de manejar varios escritorios dentro de la misma pantalla. Esto es especialmente útil para usos ofimáticos, así podemos por ejemplo redactar una noticia en la mitad de la pantalla mientras tenemos la fuente original en la otra.

13.- Varios escritorios

 

Ghosting

El llamado Ghosting (o Input Lag) es un efecto que se produce en función de la frecuencia de actualización o tasa de refresco del monitor. Se tata de una imagen que se ve duplicada, como si dejara estela, al moverse rápidamente. Recordemos que el panel LED AH-IPS de este Philips Crystalclear 298P4 tiene tan solo 5ms GtG de retardo, por lo que no debería de haber mucho ghosting. Para probarlo, hemos estado probándolo tanto en juegos FPS  como en películas de acción vertiginosa,  y no hemos notado absolutamente nada de ghosting.

No obstante, hay multitud de aplicaciones específicas para poner a prueba nuestro monitor, como por ejemplo la de Flatpanels.dk, el cual hemos grabado en vídeo para que podáis verlo.

Otra forma de ver este input lag es con la utilidad Pixel Persistence Analyzer.

JUEGOS.

La mejor forma de ver si hay input lag (ghosting) o no es poniendo a prueba el monitor en algún juego. Para este análisis hemos decidido utilizar el monitor con el famoso título Battlefield 4 para que, de paso, podáis ver el amplio campo de visión que nos ofrecen los 640 píxeles extras de ancho con los que cuenta este monitor. A continuación los parámetros de configuración de Battlefield 4.

14.- BF4 opciones

Y a continuación el vídeo, que por cierto se veía muy fluido con una MSI GeForce GTX 780 Ti Gaming 3G y un Intel Core i7-2600K a 4,4 Ghz con 16GB de RAM DDR3-2133Mhz Kingston HyperX Beast.

BLANCOS Y NEGROS.

A pesar de la enorme anchura del panel de este Philips Crystalclear 298P4, el balance de blancos y negros es bastante decente, si bien flojea un poco en la parte izquierda (como todos los monitores con este panel fabricado por LG).

COLORES.

Si dejamos de lado esa luminosidad extra que tiene el monitor en la zona izquierda de la pantalla, la muestra de colores es bastante buena y profunda.

Philips Crystalclear UltraWide 298P4 -054

PELÍCULAS Y AUDIO.

Es el apartado que más me ha gustado y donde más se nota la diferencia de un monitor ultra panorámico y uno convencional. Como vais a poder ver en el siguiente vídeo que hemos grabado, las películas en formato Full HD utilizando el Philips Crystalclear 298P4 se ven sin las franjas negras horizontales que tanto molestan a veces, y las películas se muestran en la totalidad de la pantalla.

Hemos aprovechado también para enseñaros qué tal suenan los altavoces integrados del monitor. Si bien el sonido no es ni mucho menos impresionante, es suficiente para poder visualizar películas o para jugar con un sonido decente. En el siguiente vídeo podéis ver un fragmento de la película 300 en Blu-Ray, con el sonido directamente desde los altavoces del monitor (Nota: Durante los primeros segundos del vídeo se ve un poco borroso porque a la cámara le costó un poco enfocar en la oscuridad de la habitación).

CONCLUSIÓN.

Si bien este Philips Crystalclear 298P4 se sitúa en una posición bastante elevada en cuanto a precio en el mercado de monitores ultra panorámicos (cuesta unos 500 euros), creemos que si vas a realizar una inversión en un monitor de estas características desde luego este modelo de Philips vale hasta el último euro invertido. Sin duda se trata de un monitor de gama alta con todas las letras, con una ergonomía solo comparable a la de los monitores profesionales de Dell (mucho más caros) y que nos proporciona una experiencia sin igual tanto en multimedia como en juegos. No por ser un monitor de gama profesional tenemos que utilizarlo obligatoriamente para trabajar, ¿no?

PROS:

  • Pantalla ultra panorámica con resolución 2560 x 1080.
  • Gran calidad de imagen con colores profundos.
  • Base muy estable y con una gran ergonomía.
  • Soporte VESA.
  • Gran variedad de entradas de vídeo.
  • Controles fáciles de utilizar y OSD muy intuitivo.
  • Software muy completo y sencillo.
  • Apto para Gaming.

CONTRAS:

  • Precio (unos 500 euros).

Puntuación

 

Por ello, este Philips Crystalclear 298P4 se hace merecedor de nuestro galardón de Platino, así como de nuestra recomendación por su diseño.

HZ_MedalsCatg_1_PlatinumHZ_Stamp_Design_Mod1