NZXT Sentry LX

A medida que nuestras cajas se han ido haciendo más elaboradas en diseño y, en muchos casos, más grandes, han ido incorporando poco a poco más ventiladores. Desde los originales ventiladores de 80 mm, ahora lo normal es que las cajas puedan incorporar de dos a 5 ventiladores de 120 mm e incluso en ciertos casos, ventiladores de mayor tamaño. A pesar que este movimiento de la industria es bastante acertado a la hora de refrigerar nuestros componentes, es frecuente que las placas base no incorporen tantos puntos de alimentación para ventiladores, forzándonos a conectarlos directamente a la fuente de alimentación lo que los hace funcionar de manera constante al 100% y adiós silencio en el sistema.

Es en este punto cuando comienzan a parecer los primeros rehobuses para ordenadores. Un rehobus es un panel situado en el frontal de la caja, donde es más accesible, compuesto por varios potenciómetros que se encargan de regular de manera individual las velocidades de giro de varios ventiladores. Esta característica nos permite encontrar un buen equilibrio entre la sonoridad de nuestro sistema y el aire que entra/sale en él para ventilarlo. Desde unos inicios bastante humildes, los rehobuses han evolucionado hasta incorporar pantallas a color y sensores para sondas de temperatura que podremos situar a nuestro antojo.

El NZXT Sentry LX que hoy vamos a analizar es el primer intento serio de la marca NZXT en este mercado, Veamos qué tal se le da.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

  • FACIL INSTALACION: LX se instala en 2 bahías de 5.25”.
  • CONTROL COMPLETO: 5 sensores de temperatura para los distintos dispositivos y 5 controladores de velocidad de ventiladores.
  • ALARMA DE TEMPERATURA: avisa de inmediato si algún dispositivo ha sobrepasado un máximo de temperatura.
  • NECESITA DE 2 BAHÍAS DE 5,25″
  • DISPLAY LCD CON UNA INTERFAZ INTUITIVA: Interfaz de diseño ergonómico para controlar el flujo de aire en el instante. También muestra horas y fechas
  • AUTO/MANUAL: Permite al usuario ajustar las velocidades de los ventiladores de forma automática o manual.
  • DISEÑO LISO: Panel frontal plateado fabricado en aluminio diseñado para encajar con un chasis de buen acabado.

A primera vista hay dos detalles que diferencian al Sentry LX del resto de rehobuses del mercado: Su capacidad para controlar 5 ventiladores y 5 sondas de temepratura de manera simultánea (lo normal son 4) y que necesite ocupar dos bahías de 5¼” en el frontal de la caja. El hecho de usar el frontal completamente realizado en aluminio negro cepillado, indica que NZXT sitúa este controlador como un producto de lujo, al igual que los 53 € que cuesta su compra.

ANÁLISIS EXTERNO.

El NZXT Sentry LX se nos presenta en una caja de cartón blanca y negra, con una fotografía del producto. En el frontal solo encontramos algunas de sus principales características, teniendo que ir a la parte trasera para encontrar un texto algo más explicativo, en 4 idiomas (entre los que se encuentra el español).

La apertura de la caja nos permite observar que la unidad viene bien protegifa entre un par de bloques de espuma sólida de polietileno para evitar cualquier tipo de daño durante el transporte.

Dentro de la caja encontramos, a parte del Sentry LX:

  • Un manual con instrucciones para la instalación y puesta a punto de la unidad.

  • Una bolsa con 4 tornillos para la fijación del Sentry LX, una pila de botón y dos sondas térmicas de repuesto.

Una vez sacamos el Sentry LX de la bolsa en la que se envía, es fácil ver que NZXT se ha esmerado de verdad en el diseño, creando un estilo sútil y a la vez, tremendamente atractivo a la hora de colocar en cajas de aluminio como las Lian Li o alguno de los nuevos modelos de la propia NZXT. También es verdad que al ofrecerse únicamente en color negro, solo podrá montarse en cajas de dicho color.

Hay que destacar la enorme pantalla escalonada que domina todo el diseño del Sentry LX. Es por este inunsitado tamaño del display LCD que la unidad necesita ocupar 2 bahías de 5¼”.

Un defecto de diseño que he observado es que el cepillado del aliuminio, en lugar de ser vertical como en el 99% de las cajas que hay en el mercado, es horizontal, de manera que si nuestra caja emplea un cepillado vertical en el frontal, el Sentry LX va a cantar un poco en cuanto observemos el conjunto en detalle.

En la parte izquierda de la pantalla encontramos los 6 botones necesarios para inter actuar con esta unidad. Los dos superiores sirven para aumentar o disminuir, como indican las flechas, mientras que el resto permiten configurar y/o acceder a las diferentes funciones de la pantalla cuando está en uso.

El lateral del Sentry LX está construido en acero SECC pintado de negro y en él localizamos los agujeros para los tornillos a emplear en su fijación.

Mirando por la parte superior del rehobus, podemos ver que NZXT ha elegido mandar la unidad ya completamente montada, con los cables para los ventiladores y las sondas térmicas ya conectadas al PCB del rehobus, evitándonos ese paso a la hora de montarlo. También significa que si has comprado el Sentry LX solo para el control de rpm, por narices tendrás montadas las sondas térmicas y su lectura, aunque no considero yo ésto como algo muy negativo, la verdad.

Los cables de alimentación de los ventiladores y las sondas térmicas se encuentran pegadas a sus conectores en el PCB mediante cola térmica, lo que evitará que se desprendan en caso de dar un tirón al cable.

El PCB del Sentry LX es de color azul. En el centro se halla situado el micro procesador ELAN que administra su manejo, mientras que en la parte inferior izquierda se haya situado el hueco para la pila de botón que evitará que se borren nuestros ajustes cuando desconectemos el sistema de la corriente, y el altavoz piezo eléctrico que servirá para avisarnos en caso de alarma.

Las sondas de temperatura y los cables de aliemntación de los ventiladores tienen una longitud más que aceptable y nos permitirán acceder a los rincones más alejados de nuestra caja, incluso aunque ésta sea una super torre. En la foto también podemos ver que la alimentación se realiza a través de un conector molex grande de 4 pines.

Curiosamente, las sondas de temperaturas vienen todas unidas en una sola cinta, que deberemos de separar con las manos en la longitud que necesitemos. Ésto seguramente ayudará a paliar un poco el “efecto spaghetti” que se crea dentro de las cajas que llevan rehobuses. A su vez, tanto las sondas de temperatura como los ventiladores del Sentry LX vienen con etiquetas en sus extremos que identifican a qué posición corresponden, algo útil a la hora de sabér qué ventilador estamos controlando desde la unidad.

ANÁLISIS EN USO.

El montaje del NZXT Sentry LX es extremádamente sencillo, requiriendo solo el uso de los 4 tornillos que se incluyen con la unidad, pero debiendo de recordar el instalar previamente la pila de botón.

La configuración de la unidad no es nada complicado, pero recomiendo hacerlo siguiendo el manual que NZXT incluye con el Sentry LX. En total entre montaje y configuración, no creo que tardéis más de 15 min.

Una vez en funcionamiento, encontramos el primer y principal problema: El ángulo de visionado. La matriz del panel LCD de esta unidad parece estar diseñada para verse o bien completamente de frente o bien en ángulo desde algo más de distáncia, pero si tenemos la caja como debe de estar por principio (en el suelo), la pantalla es completamente ilegible, debiendo efectuar ejercicios de contorsionismo para situar nuestros ojos en un ángulo adecuado para la lectura.

Otro defecto que presenta el Sentry LX es que el ajuste de los ventiladores se realiza en unidades de 100 rpm y la lectura de las rpm no es precisa, si no también en unidades de 100 rpm, de manera que nunca sabemos exactamente si la velocidad real del ventilador es la que se indica o no.

Otro defecto más, aunque no tengo muy claro si es fallo de mi unidad o no, es que la pantalla presenta zonas defectuosamente iluminadas en el LCD, de manera que en esas zonas (en mi caso, la parte más afectada es la zona donde se sitúa el reloj y el calendario, a la izquierda de la pantalla) la lectura es completamente imposible. Creo yo que después de pagar 53 €, lo mínimo que pido es un control de calidad aceptable a la hora de la fabricación.

Finalmente, el canal 2 de alimentación de los ventiladores es, en mi Sentry LX, inconfigurable y, de vez en cuando, decide poner unos instantes el ventilador que alimenta al 100 %, para luego ir bajándolo poco a poco.

Como puntos positivos, comentar que el manejo e los ventiladores es muy sencillo, incluyendo el Sentry una opción para manejarlos todos de manera simultánea o bien uno a uno, y la iluminación general de la pantalla LCD es muy buena, con buenos colores y una lectura adecuada… Cuando las condiciones son óptimas, claro.

CONCLUSIÓN.

En definitiva, el NZXT Sentry LX es un típico producto de NZXT: Bonito por fuera, mal implementado por dentro, mal control de calidad y caro. Aunque puedo apreciar el esfuerzo realizado al diseñar el Sentry LX por parte de NZXT y la unidad me parece bastante bonita y funcional en su manejo, la mala elección de la pantalla LCD tira por tierra todo el trabajo de diseño porque… Para qué sirve una pantalla LCD si no puedes leerla excepto en condiciones MUY determinadas y que en la vida real no se van a dar la mayoría de las veces??

PROS.

  • Buen acabado del conjunto.
  • Fácil montaje.
  • Uso sencillo.
  • Ventiladores y sondas sujetos a la unidad mediante cola térmica.
  • Incorpora un 5º ventilador y sonda de temperatura frente a los típicos 4.
  • Ajuste independiente o en conjunto de los ventiladores.

CONTRAS.

  • Mala pantalla LCD.
  • Visibilidad muy reducida de la pantalla.
  • Ajuste de los ventiladores solo en unidades de 100 rpm.
  • Lectura de la velocidad de los ventiladores solo en unidades de 100 rpm.
  • Ventilador Nº 2 hace lo que le viene en gana.
  • Solo disponible en negro.
  • Cepillado del aluminio en horizontal.
  • Muy caro.
  • Control de calidad defectuoso.

La lista es completamente descorazonadora. El NZXT Sentry LX es un interesante primer intento por parte de NZXT de meterse en el mercado de rehobuses, pero fallan de manera estrepitosa en la ejecución. Aunque ciertos problemas se restrinjan únicamente a mi unidad, el mal control de calidad, la visibilidad tan reducida de la pantalla y el precio, hacen que desaconseje por completo su compra.

 

  • Tan bonito q lo pintan en tiendas…
    Muchas gracias por el análisis.

  • Lo del cepillado horizontal es en un principio “lógico” ya que queda mucho mejor que el vertical al ser el dispositivo más ancho que alto, peeero, al ser el de las cajas vertical por el motivo contrario, es una cagada que hasta un niño de 5 años vería, por favor, que alguien lleve un niño de 5 años a la sede de NZXT.

    Bueno, eso sólo es estética, pero lo del panel y su escasa visibilidad es un fallo gordo…

  • ALEX