Nox Hummer H-120 y H-190

Ver noticia 'Nox Hummer H-120 y H-190'

Cuando se trata de sustituir los disipadores OEM que suelen venir con los procesadores, no todo el mundo puede desembolsar los 30 o 40 € que cuestan unos disipadores decentes. Para aquellos usuarios que no pueden hacerlo, Nox tiene dos disipadores de la serie Nox Hummer, el H-120 y el H-190, que seguramente les sean más que suficientes.

A nadie se le escapa el hecho de que los disipadores OEM de Intel y AMD son… bastante malos. Suelen ser ruidosos y a duras penas cumplen su función. Especialmente cuando llega el verano y la temperatura ambiente sube por encima de los 30 ºC. Es entonces cuando empiezan los problemas de bajo rendimiento y los reinicios inesperados. Todos lo sabemos bien, los foros se llenan de usuarios con este tipo de problemas en verano.

Luego está el tema de que los disipadores medio buenos suelen ser medio caros. Porque no todo el mundo puede desembolsar los 30 o 40 € que se suele pedir por uno de éstos. Y la verdad es que, la mayoría de veces los disipadores baratos son tan malos como los OEMs. Pero es posible que los nuevos modelos de Nox no sufran ese problema. Ahora lo veremos.

Nox Hummer H-120

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Veamos primero lo que dice el fabricante de él.

Está claro que ese disipador se ha pensado solo para los socket Intel actuales. Y no para hacer overclock, precisamente. Dado que solo puede disipar hasta 100 W. También llama la atención que empleen un ventilador de 120 mm con una conexión de 3 pines. No es que las placas base no vayan a ser capaces de regular el ventilador por voltaje. Pero en muchas habrá que entrar en la Bios y configurar ese tipo de regulación. Hubiera preferido que empleara un ventilador por PWM, como estamos habituados ahora.

A destacar la baja altura del disipador. Lo convierte en una buena opción para aquellos usuarios de cajas mini ITX con poca anchura. Con 68 mm de altura, el Hummer H-120 cabrá en cualquier caja donde lo queráis instalar.

ANÁLISIS EXTERNO

El Nox Hummer H-120 nos llegará en una caja de color blanco de reducidas dimensiones. Acorde al tamaño del disipador, en realidad.

En los costados de la caja vienen impresos imágenes del disipador. Así como dibujos que ilustran varias de las características técnicas de éste.

Cuando abrimos la caja, lo primero que veremos es la backplate del sistema de retención del disipador y el manual de instrucciones. Quitando éstos de en medio, tendremos una primera vista del ventilador de 120 mm del H-120.

En total, lo que viene dentro de la caja es lo siguiente:

  • Manual de instrucciones para el montaje del disipador
  • Backplate de retención del disipador

  • Una jeringa de masilla térmica de Nox

Está bien que Nox proporcione una jeringa de su propia masilla térmica. Aunque nosotros lo testestearemos con nuestra propia masilla térmica.

El Nox Hummer H-120 sigue, en líneas generales, el diseño de referencia del disipador de Intel. Aunque varía en ciertos puntos muy importantes.

Quizás el punto en que más se difieren el disipador OEM de Intel y el de Nox es en el ventilador que emplean. En el caso del Hummer H-120 se trata de un modelo de 120 mm que tiene una forma cónica en su interior.

En la segunda foto podéis ver mejor a lo que me refiero. Las paredes del ventilador no son rectas sino que están inclinadas hacia dentro. Esto persigue dos objetivos:

  • Aumentar la presión de aire que incide sobre las aletas de aluminio
  • Aumentar el caudal de aire que fluye sobre ellas

El ventilador lleva un anillo de color claro que, cuando está en funcionamiento, es un LED que se ilumina.

Como ya habéis visto, el cuerpo del disipador está construido en aluminio extruido. Muy en la línea del disipador OEM de Intel.

La diferencia es que, mientras el diseño de Intel emplea push pines para su sujeción, el de Nox emplea cuatro tornillos. Desde luego, el sistema de retención de Nox es muy superior al que emplea Intel, dado que permite ejercer más fuerza en el anclaje del disipador.

MONTAJE

En este caso, y por problemas técnicos, no tengo fotos del montaje. Pero también os comento que no es algo complicado.

Primero, conviene que pongáis un poco de pasta térmica sobre el IHS del procesador. Tras haber limpiado la masilla antigua, obviamente.

Tras poner la backplate del procesador por la parte trasera de la placa base, colocáis el disipador sobre el procesador. Haciendo coincidir los tornillos con los taladros de la backplate donde van a roscar.

Acto seguido, los roscáis cada uno, solo unas pocas vueltas cada vez, y siguiendo un diseño en “X”. Luego conectáis el ventilador al conector de la placa base y ya habéis terminado. No creo que tardéis más de 10 minutos en completar el proceso.

TESTEO

Para testear el Nox Hummer H-120 he tenido que emplear mi ordenador habitual. Dado que el disipador solo es compatible con los modelos de Intel.

Los componentes son:

  • Intel Core i7 2600 @ stock y @ 3,8 GHz
  • ASRock P67 Extreme 9
  • 4 x 4 GB G.Skill Ripjaws DDR3-1600
  • Sapphire Radeon R9 380X
  • Samsung 850 PRO 250 GB

En el test, para obtener las temperaturas en reposo se ha dejado el sistema sin nada de actividad durante 15 min. Para obtener las temperaturas a plena carga, se ha sometido al procesador a una sesión de Prime95 x64. La temperatura ambiente era de 30 ºC.

Como masilla térmica he empleado la Arctic MX-4.

Los resultados obtenidos son los siguientes (recordad que lo que véis es la DeltaT, es decir, el incremento de la temperatura del procesador sobre la temperatura ambiente):

Podemos ver que las temperaturas no son en absoluto malas. Sí, estoy de acuerdo que son altas, pero eso era de esperar, viendo el tipo de disipador que es el Nox Hummer H-120. Lo que nadie se esperaría es que la sonoridad del equipo es bastante baja. Muy lejos del chirrido insoportable que suele tener el disipador de Intel en estas circunstancias. También me ha admitido que subiera el procesador hasta los 3,8 GHz. Desde los 3,4 GHz que tiene de frecuencia máxima el i7 2600. Para lo cual he tenido que subir el Vcore del núcleo un poco.

CONCLUSIONES

El Nox Hummer H-120 es un disipador con pocas pretensiones. Solo quiere sustituir el disipador OEM de Intel por uno que, costando poco dinero, realmente puede cumplir con su trabajo. Y en ese sentido, lo hace perfectamente. Sobre todo si tenemos en cuenta que lo hace con poca sonoridad. El montaje también es destacable, dado que es muy sencillo (apto para principiantes) y se puede completar en poco tiempo

Pros:

  • Muy barato (14 €)
  • Bastante silencioso
  • Montaje muy sencillo
  • Excelente sistema de retención
  • Anillo LED en el ventilador (para los que les interese ese tipo de cosas)
  • Posibilidad de pequeños overclocks

Contras:

  • Rendimiento térmico bastante justo
  • Solo compatible con sockets de Intel
  • No innova gran cosa

Es por todo esto que le damos al Nox Hummer H-120 el galardón de oro, bien merecido, y el de Calidad / Precio:

Nox Hummer H-190

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Veamos lo que nos dice la página de Nox a este respecto:

En este caso, el Hummer H-190 sí emplea un diseño más efectivo de tipo torre con aletas de aluminio y un par de heatpipes. El disipador emplea un ventilador de 92 mm con regulación por PWM, lo cual lo hace más actual y en línea con las ofertas del mercado. Y, aunque el caudal de aire que mueve no es muy grande, tampoco lo es su sonoridad asociada. Aunque este extremo lo comprobaremos cuando lo testemos, obviamente.

ANÁLISIS EXTERNO

El Nox Hummer H-190 se nos presenta en una caja de cartón, muy del estilo de la del H-120 que hemos visto antes. Pero adaptada a la configuración de tipo torre que tiene el disipador.

En los laterales de la caja se hayan impresas las características técnicas del disipador.

Dentro de la caja, el disipador está perfectamente protegido por su parte superior, por espuma de poliuretano, que le impide moverse libremente por su interior. Evitando, de esta manera, que se pueda golpear y dañar durante el transporte.

Dentro de la caja encontraremos lo siguiente:

  • Sistema de retención para emplearlo con procesadores Intel
  • Jeringa de masilla térmica

  • Sistema de anclaje para un segundo ventilador

  • Manual de instrucciones

Me ha gustado bastante que Nox haya incluido un sistema de retención para poder instalarle un segundo ventilador a este disipador. Es cierto que los ventiladores de 92 mm no son los que más se suelen ver por ahí. Pero, aun así, es bueno que el fabricante te dé la posibilidad de poder hacerlo.

Veamos ahora al Nox Hummer H-190.

Es fácil ver el diseño de torre que emplea el disipador. Que, por cierto, de serie viene con el sistema de retención de AMD instalado. Aunque, como ya habéis visto, también se puede montar en placas base Intel. Usando su propio sistema de retención, obviamente.

El disipador no es especialmente grande. Tampoco las láminas de aluminio encargadas de disipar el calor del procesador están especialmente apelotonadas entre sí. Lo cual tiene la ventaja de no necesitar un ventilador de muy alta presión de salida para funcionar correctamente. Eso también redundará en la sonoridad general del equipo cuando esté en funcionamiento. Especialmente cuando lo tengamos a plena carga. La desventaja es obvia: a menor superficie de disipación, menor capacidad para realizar bien su trabajo

Aquí lo que ha hecho Nox es buscar un equilibrio entre el rendimiento térmico y el precio del disipador, claramente. Y, en realidad, no creo que lo hayan hecho nada mal.

Como ya hemos comentado, el disipador viene con el sistema de retención de AMD instalado de serie. Aunque lo mejor de todo es que lo lleva instalado de manera que al montar el disipador, quede correctamente orientado el disipador. Con el ventilador mirando hacia el frente de la caja, y no hacia el techo, como sucede en otros muchos modelos.

El sistema de retención de AMD que emplea este disipador es muy sencillo de usar y, aunque deja el disipador bien sujeto, no es tan efectivo como el sistema de retención del H-120. Pero, por otro lado, el sistema de retención para Intel que se incluye (a base de push pines) es tremendamente inferior al del H-120 con tornillos.

La base está protegida por la tradicional pegatina de plástico (que hay que retirar antes de montar el disipador). Y está formada por las dos heatpipes de cobre de 6 mm de diámetro (que estarán en contacto directo con el IHS del procesador) rodeadas de una plancha de aluminio.

No nos vamos a engañar: la calidad de la terminación de la base dista mucho de ser de las mejores que he visto. Es bastante irregular y, francamente, hay más aluminio en contacto con el IHS que cobre de las heatpipes.

MONTAJE

De nuevo, no hay fotos del montaje, por el motivo previamente mencionado. Solo comentar que, en este caso, he empleado mi sistema de pruebas tradicional con el AMD A10 7850K. Y el montaje ha sido muy sencillo: tan solo hacer coincidir una pestaña con el sistema de retención del socket FM2+, empujar la otra pestaña hasta que encajara y ya está. Sencillísimo. En menos de 5 min lo tendréis montado.

TESTEO

El equipo empleado para el testeo es, como ya he dicho, mi sistema destinado a estos menesteres, compuesto por:

  • AMD A10 7850K @ stock
  • 2 x 4 GB Kingston DDR3-2666
  • XFX Radeon HD 7950
  • Kingston V300 250 GB

La masilla térmica empleada es mi habitual Arctic MX-4. La temperatura ambiente era de 30 ºC durante el testeo. Tened en cuenta que lo que veréis en las gráficas es la DeltaT, es decir, la diferencia entre la temperatura ambiente y la temperatura obtenida.

Para testear el disipador, se le ha dejado 15 min en reposo para obtener las temperaturas en Idle. Para, a continuación, someterlo a una sesión de 30 min de Prime95 x64 y tomando entonces nota de la temperatura.

Éstos son los resultados que hemos obtenido:

Veale. No son unos resultados espectaculares. Lo que tampoco dice la gráfica es que estos resultados se han conseguido con el ventilador del disipador haciendo muy poco ruido. Y es que esa es la principal virtud frente al disipador OEM de AMD: que a penas hace ruido cuando el ventilador funciona a toda velocidad. Si a eso le sumamos que en reposo, os aseguramos que no váis a escuchar el disipador en funcionamiento, creo que gana por goleada al disipador OEM de AMD.

CONCLUSIONES

Puede que el Nox Hummer H-190 tenga algunas pretensiones más que el modelo H-120, pero la verdad es que me ha gustado bastante. Si unimos que el montaje es extremadamente sencillo y que su precio es de tan solo 18 € a que trabaja perfectamente y con una sonoridad bastante reducida, creo que Nox ha dado plenamente en el clavo. También hay que tener en cuenta que su reducido tamaño lo hace una buena alternativa para cajas estrechas, como muchas HTPC.

Como punto negativo, no p0ue4do pasar por alto que la calidad de terminación de la base es bastante mediocre. Y que tiene más aluminio en contacto con el IHS que cobre de las heatpipes.

Pros:

  • Muy barato (18 €)
  • Montaje muy sencillo
  • Buen sistema de retención
  • Posibilidad de montar un segundo ventilador
  • Compatibilidad con sockets de AMD e Intel
  • Rendimiento térmico adecuado
  • Muy silencioso

Contras:

  • No deja posibilidad de overclock en AMD
  • Acabado de la base bastante mejorable

Por todo ésto, el Nox Hummer H-190 se lleva el galardón dorado, así como el galardón de Calidad / Precio.

CONCLUSIONES GENERALES

Si me preguntaran ahora mismo con cuál de los dos disipadores me quedaría, mi respuesta sería el Nox Hummer H-190. No solo porque lo veo bastante mejor disipador. También porque permite su instalación en procesadores de Intel y de AMD. A parte de tener la posibilidad de montar un segundo ventilador de 92 mm que pudiéramos tener rondando por nuestra casa. En general, ambos modelos cumplen a la perfección su función de ser un buen reemplazo del mediocre disipador OEM tanto de Intel como de AMD (aunque en esto último no quiero incluir a los AMD Wraith, que son excelentes disipadores).

Revisado por Juan Diego de Usera el 04 julio 2017

Los comentarios están cerrados.