Creative Omni

Ver noticia 'Creative Omni'

Con la cantidad de altavoces inalámbricos que hay en el mercado, es complicado incluso para una marca como Creative el destacar sobre los demás para llevarse el gato al agua, y eso que ya en su día destacaron y mucho con su familia de productos ROAR. En el día de hoy analizamos uno de esos altavoces inalámbricos que pretenden destacar, y que lo hacen a base de grandes facultades. Bienvenidos al análisis del Creative Omni.

Y, ¿cómo puede destacar un altavoz inalámbrico a día de hoy? A decir verdad es complicado pues vivimos en la era del “ya está todo inventado”. Pues lo que ha hecho Creative con el Omni es, además de hacer honor a su nombre pues destaca por una grandísima conectividad que veremos en profundidad en breve, la integración. Integración con asistentes de voz como Siri (iOS) o Google Now (Android), así como integración con la reproducción de contenidos desde Spotify directamente en el altavoz. Y esto es precisamente lo que diferencia a este producto de los demás.

El Creative Omni presume de contar con conectividad total, pues admite como fuente de audio la habitual conexión Bluetooth (necesaria para usar los asistentes virtuales), audio analógico a través de minijack, audio del PC por USB, tarjeta microSD, y también WiFi. Sí, es capaz de conectarse a la WiFi de nuestra casa, lo que permite tener varios Omni distribuidos por el hogar y que todos suenen con la misma canción de manera sincronizada -por lo que podemos tener cualquier número de ellos- o tener dos de ellos en tándem para contar con sonido estéreo real. De igual manera, es ésta conexión WiFi lo que permite conectar el dispositivo a Spotify, si bien es cierto que previamente deberemos configurarlo en la aplicación gratuita para smartphones y, claro, tener una cuenta Spotify Premium.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Si os fijáis, es de las pocas veces que Creative publica la información de potencia del producto. En éste caso el Omni cuenta con dos altavoces de 3 vatios cada uno de ellos, pero que son capaces de emitir hasta 12 vatios de potencia pico. A esto hay que sumarle que el dispositivo cuenta dos subwoofers pasivos de 1.5 pulgadas fabricados con imanes de neodimio, por lo que en realidad lo que tenemos entre manos es un sistema de sonido 2.2.

Cuenta con una batería de 2600 mAh recargable por USB que según el fabricante proporciona hasta 8 horas de autonomía, y como siempre tiene certificación de protección IPX4 contra salpicaduras para poder utilizarlo cerca de una piscina, en el baño, en la cocina etc. Sin miedo a que se vaya a estropear porque le salpique algún líquido. Por cierto, que el dispositivo está pensado para ser colocado tanto en vertical como en horizontal, como mejor nos convenga.

ANÁLISIS EXTERNO

El Creative Omni viene embalado en una caja alargada de cartón duro, en cuya cara principal podemos ver una imagen del dispositivo sobre fondo negro en la que se destaca su conectividad WiFi y Bluetooth, poniendo abajo que es compatible con plataformas como Spotify, Tidal y iHeartRadio.

En la parte trasera, y ya sobre fondo blanco, se nos explica la facultad multiroom, que como os decíamos antes se basa en utilizar la conexión WiFi para poder tener la música en varias habitaciones de la casa de manera simultánea.

En uno de los laterales nos encontramos con una imagen por detrás del producto, destacando su subwoofer pasivo, y sus características técnicas destacadas en forma de icono con una breve descripción.

Finalmente, en el lateral opuesto no tenemos nada salvo el anagrama del producto.

Abrimos la caja y nos topamos con el dispositivo perfectamente protegido y cubierto y con una pequeña caja de color blanco que trae en su interior los accesorios bien organizados y protegidos.

Tenemos los habituales panfletos informativos, de garantía y guía de uso, y el cable USB de carga y/o conexión a PC.

Y finalmente aquí tenemos el Creative Omni. Dos de sus cuatro caras (que aunque sea redondeado en realidad tiene forma de prisma rectangular) están cubiertas por una rejilla metálica de color negro, tas la cual se esconden los dos altavoces principales y uno de los subwoofers.

Aquí podéis verlo de pie, y si os fijáis bien tras la rejilla se ve un poquito uno de los altavoces.

Dos semi caras de plástico negro no tienen nada, salvo el logo de Creative en una.

Y en la otra, además, cuatro pequeñas patas de goma.

Vamos a la cara trasera. Aquí tenemos en todo el centro el otro subwoofer pasivo, dejando a la izquierda tras una cubierta el puerto USB, minijack de 3.5 mm de audio y ranura para tarjetas micro SD, y a la derecha los botones de control y selección de fuente. Estos botones de selección están en forma de triángulo y cada uno de ellos con un LED para saber cuál está activado (Bluetooth, SD y WiFi) y, entre ellos, los botones de play/pause y siguiente/anterior pista de audio.

Aquí podéis ver un ejemplo con el Bluetooth escogido como fuente de audio.

Aquí podéis ver los puertos de conexión tras la tapa, que lógicamente está así dispuesta para que no entre polvo o líquido.

La parte inferior es una base de goma para apoyar el Omni cuando queramos que esté en posición vertical.

Y la opuesta, también de goma, tiene más controles y luces. A saber: botón de encendido y apagado, control de volumen y micrófono (para Siri, etc.).

También hay un LED al lado del botón de encendido, y tres LED en la zona del micro. Estos LED nos indicarán, según su color, la fuente que tenemos seleccionada (blanco es WiFi, azul Bluetooth, etc.). Igualmente, si pulsamos una sola vez sobre el botón de encendido nos indicará el nivel de carga de la batería.

El software

Como es habitual, podemos descargar una aplicación gratuita disponible en la App Store y Google Play para poder configurar y controlar el dispositivo. En éste caso se llama Sound Blaster Interconnect, algo curioso porque este Omni no va bajo el abrazo de la marca Sound Blaster sino directamente de la de Creative.

Nada más iniciar la aplicación nos pide que nos aseguremos de que nuestro terminal está conectado a la red WiFi de 2.4 Ghz y no a la de 5 Ghz, ya que el Omni solo es compatible con ésta primera.

Acto seguido el sistema lo detecta y nos pide que seleccionemos la WiFi a la que queremos que se conecte y que pongamos la contraseña.

No hay que hacer nada más, el asistente se encarga de conectar el dispositivo a la WiFi automáticamente, así como de asociarlo al software que tenemos instalado en el smartphone.

Podemos, al menos en el caso de iOS, ponerle nombre al altavoz y asignarle habitaciones para integrarlo en Apple Homekit.

Ahora nos sale el altavoz en la lista de dispositivos, que en nuestro caso tan solo está conformado por uno. Aquí podremos seleccionarlo y modificar su fuente de audio, cambiarle el nombre, y en general controlarlo para ponerle música, subir volumen, etc.

También podemos seleccionar como fuente de audio alguna de éstas aplicaciones específicas, incluyendo como comentábamos antes, Spotify.

Claro que, para ello, hace falta tener una cuente Premium y no es nuestro caso.

Finalmente, a destacar que podemos utilizar el Omni sin ningún tipo de software si queremos. Simplemente lo asociamos mediante Bluetooth de manera normal y tendremos nuestro altavoz portátil listo para funcionar.

El Creative Omni en uso

El dispositivo proporciona, como es habitual en este fabricante, una calidad de sonido excelente, que no distorsiona ni lo más mínimo incluso a máximo de volumen. Eso sí, he de decir a éste respecto que la potencia de audio es sensiblemente inferior a lo que la marca me tiene -personalmente- acostumbrado, especialmente si comparamos éste Omni con los ROAR por ejemplo. Claro que los ROAR son dispositivos bastante más caros, todo sea dicho. Con todo y con eso, el sonido sale limpio, de alta fidelidad, que no distorsiona y con unos muy buenos graves que hacen retumbar la mesa si lo colocas en posición horizontal.

Me resulta muy cómodo el no tener que preocuparme de si me alejo demasiado del altavoz con el smartphone; generalmente con los altavoces Bluetooth debes mantenerte dentro del rango de alcance de éste para que pueda seguir transmitiendo la música, pero como el Omni la toma por WiFi, allá donde haya cobertura WiFi en la casa (tanto en el origen como en el propio altavoz) la música se transmitirá sin problemas. A esto hay que añadir, recordemos, que podemos tener tantos dispositivos como queramos funcionando de manera simultánea, lo cual me parece una pasada.

CONCLUSIÓN

Si tengo que definir al Creative Omni con una sola palabra, sin duda lo haría utilizando “versátil”. El poder tener como fuente de audio prácticamente cualquier cosa (tarjeta micro SD, minijack de 3.5 mm, USB, Bluetooth o WiFi) hace que nos valga para cualquier entorno o sitio, con el añadido de que la conectividad WiFi amplía y mucho el alcance habitual del Bluetooth. Además, para todos aquellos que tengan suscripción a Spotify seguro que será genial poder utilizarla sin “intermediarios”, es decir, sin tener que usar el ordenador o el smartphone para escuchar su música favorita.

A esto hay que añadir que cuenta con la habitual calidad de audio a la que nos tiene acostumbrados el fabricante, en un dispositivo relativamente pequeño y ligero y fácil de transportar que, además, es resistente a salpicaduras.

PROS:

  • Muy buena calidad de audio.
  • Extremadamente versátil.
  • Permite conexión por WiFi.
  • Conexión directa a Spotify (y otros).
  • Muy buena calidad de construcción.
  • 8 horas de autonomía.

CONTRAS:

Revisado por Rodrigo Alonso el 31 octubre 2017