Corsair Vengeance 2000

 

Todo aficionado al hardware conoce a Corsair, ya que hace bastante tiempo entraron con fuerza en el mercado gracias a, sobre todo, sus memorias RAM. No obstante la compañía ha crecido casi exponencialmente en los últimos años gracias a que no se estancaron en ese mercado, lanzando cajas de PC de gran calidad y sistemas de refrigeración para el procesador (destacando su serie Hydro, sistemas de refrigeración líquida todo en uno que no necesitan mantenimiento). No obstante Corsair no es que sea corto de miras precisamente, y también se ha metido de lleno en el mercado de periféricos, lanzando al mercado productos de gran calidad entre los que se incluyen sus sistemas de audio.

Además de por la gran calidad de sus productos, Corsair destaca por un excelente servicio post venta, el cual trabaja sin intermediarios. Si tuvieramos algún problema con cualquier producto Corsair, la garantía y el soporte técnico nos lo facilitaría directamente el fabricante, sin tener que pasar por la tienda donde hubiéramos comprado su producto.

En el análisis de hoy os presentamos los Corsair Vengeance 2000, unos auriculares inalámbricos con una tarjeta de sonido integrada 7.1. Estos auriculares representan el tope de gama de auriculares de Corsair, y no es decir poco.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la página web de Corsair.

– Frequency Response: 20Hz – 20kHz
– Impedance: 32 Ohms @ 1kHz
– Drivers: 50mm
– USB power consumption: 100mA (USB adapter) plus 500mA while charging the headset
– Connectors: Standard Type A USB on adapter and micro AB USB on headset
– Wireless Range: 40 ft.
– Battery life: up to 10 hours

Solo viendo esto ya impresiona el tamaño de sus drivers (los pequeños altavoces que van integrados en cada orejera). Con sus 50mm nos proporcionarán unos bajos profundos y poderosos, un espectro de sonidos medios muy detallados y unos sonidos de alta frecuencia cristalinos.

Su conexión inalámbrica al receptor se hace a través del canal de 2.4Ghz, lo que virtualmente elimina cualquier interferencia. Además nos proporciona hasta 10 horas de autonomía y gracias a sus aproximadamente 12 metros de rango podremos disfrutarlos lejos del ordenador manteniendo la calidad del sonido. Hablando de la batería, esta se recarga a través de cualquier puerto USB.

La tarjeta de sonido integrada  es capaz de procesar audio en 7.1 y 5.1 con duplex ITD (intra aural time delay). Además cuenta con ecualización optimizada para juegos HRTF, lo que nos permitirá saber dónde están nuestros oponentes y escucharles como si tuviéramos un sistema de audio 7.1 real.

Sus orejeras están fabricadas con microfibras y rellenas de gomaespuma para la máxima comodidad, de manera que podamos estar utilizándolos durante horas sin que nuestras orejas se resientan. En cuanto al micrófono, cuenta con cancelación de ruido y con función de auto mute cuando se levanta la varilla.

Unas características impresionantes dignas de unos auriculares de gama alta, ¿verdad? Pues vamos a verlos.

ANÁLISIS EXTERNO.

Los Corsair Vengeance 2000 vienen embalados en una caja de cartón blando adornada a todo color y con una ventana de plástico que nos deja ver el producto sin necesidad de abrir la caja.

Corsair ha destacado el hecho de que estos auriculares son inalámbricos (Wireless) y deja ver el receptor en pleno centro de la parte frontal de la caja.

La ventana de plástico transparente también llega hasta uno de los laterales, de manera que podamos apreciar la calidad de construcción de estos Vengeance 2000.

En el lateral opuesto tenemos las características técnicas detalladas en cuatro idiomas.

En la parte trasera de la caja tenemos una fotografía a escala de los auriculares y su receptor, así como un detalle explicado de sus principales características y ventajas.

Los sacamos de su caja. A pesar de que la caja era de cartón blando, la cual no ofrece mucha protección, podemos ver que Corsair ha dispuestos los Vengeance 2000 en una estructura de cartón que impedirá que el producto resulte dañado aunque el embalaje reciba golpes. A primera vista, los Vengeance 2000 parecen bastante aparatosos, aunque esto es normal en auriculares que cubren la totalidad del pabellón auditivo.

El receptor inalámbrico, que a su vez es la tarjeta de sonido 7.1 no ocupa mucho más que un pendrive convencional. El logo de Corsair adorna una de sus caras, junto con un pequeño LED azul que servirá de indicador de que el aparato está conectado al ordenador.

En la parte trasera del receptor tenemos especificadas sus características.

Corsair incluye un adaptador para que podamos conectarlo a la parte trasera de la caja del PC y así tener a mano un pequeño hub donde conectar el receptor inalámbrico más a mano.

El conector USB es de color azul y tiene el anagrama de Corsair serigrafiado para que podamos identificarlo en la parte trasera del PC.

El receptor inalámbrico puede ser conectado y desconectado de forma fácil y rápida, y además mantendrá una posición vertical, de manera que podamos ubicarlo en una posición que tenga mejor cobertura (que no haya impedimentos ni obstáculos por medio) para optimizara el rango de los auriculares.

Corsair también incluye un cable USB para la recarga de los auriculares. El extremo pequeño es micro AB USB, y es de plástico transparente, porque como veremos ahora, los Vengeance 2000 cuentan con un LED en el conector de carga que se ilumina en distintos colores dependiendo de si el aparato se está quedando sin batería, se está recargando o está completamente cargado.

En esta imagen vemos el conector hembra micro AB USB donde conectaremos el cable de carga. También aquí podemos observar que tienen una rueda mediante la cual controlaremos el volumen.

Como comentábamos antes, al conectarlo y cargar los auriculares, el LED se ilumina en color naranja parpadeante, lo que significa que se están recargando. Si se iluminara en color rojo significaría que los auriculares se están quedando sin batería (carga por debajo del 10%), y si fuera en verde significaría que está completamente cargada.

Justo encima de la rueda del volúmen tenemos un gran botón para encender y apagar los auriculares. Un LED azul confirmará que éstos están encendidos.

Sigamos viendo los Corsair Vengeance 2000. La parte superior está almohadillada con un material que no alcanzo a saber qué es exactamente. Es una especie de polipiel suave, blanda y transpirable. Desde luego Corsair ha acertado con la elección de materiales.

 

En los laterales tenemos esta pieza con el logo de Corsair que parece estar hecha de metal. No obstante es plástico, aunque le da un aspecto de firmeza y solidez a los auriculares genial.

Los Vengeance 2000 tienen hasta 10 niveles de ajuste en cada uno de los lados.

Ambas orejeras se giran aproximadamente 135 grados (90º hacia un lado y 45º hacia el otro) para una máxima adaptabilidad a todo tipo de cabezas y orejas.

 

Las almohadillas de las orejas son del tipo “Memory”, es decir, que se adaptan a la forma de la cabeza y oreja y se quedan en esa posición para tener un confort máximo.

Detalle de las almohadillas. Son de una especie de terciopelo,suaves y cómodas en todo momento.

La varilla del micrófono es flexible y se queda con la forma que queramos darle. Además es retráctil y tiene función de auto mute cuando la tenemos levantada.

El micrófono es unidireccional y cuenta con supresión de ruido. La varilla tiene un tamaño considerablemente largo.

Visto cómo son los auriculares vamos a proceder a conectarlos al PC para testearlos.

TESTEO.

Instalamos el software que podemos descargar desde el sitio web de Corsair y el programa de configuración se presenta tan sencillo como esto.

Tan sencillo como una simple pestaña. En la parte izquierda podemos controlar los volúmenes de los auriculares y del micrófono, y en la derecha tenemos un ecualizador, en el cual podemos crear nuestro propio perfil personalizado o elegir uno de los muchos que Corsair incorpora de serie.

Estos son los perfiles:

– Default: Todos los valores por defecto.
– Audiophile 1: Proporciona un sonido muy claro, ideal para personas que quieren escuchar hasta el último detalle incluso en altas frecuencias y así poder captar todos los instrumentos que tocan.
– Audiophile 1+: Igual que el anterior pero acentuando todavía más las altas frecuencias.
– Audiophile 2: Proporciona un sonido claro centrándose en los tonos medios. Ideal para personas que quieren disfrutar de todos los detalles como uno solo.
– Audiiphile 2+: Igual que el anterior pero acentuando los sonidos bajos.
– FPS Gamming y MMO Gaming: Perfiles especiales creados para proporcionar el mejor sonido en juegos FPS y MMO.
– Movies Mod-X (TM): Este perfil re-ecualiza todo el audio utilizando la curva SMPTE X especial para sonido de cine.
– Reference EQ: Un perfil eléctricamente plano, para aquellos que quieran escuchar el sonido original sin ajustes.

Como vemos, Corsair incorpora un amplio espectro de perfiles predefinidos.

Por último, en la esquina superior izquierda tenemos el botón “Bypass”, que no hace sino activar el sonido Surround. Una vez activado, en la parte de abajo podemos elegir entre Studio, Cinema o Hall. La diferencia entre estos tres modos es simplemente aumentar o reducir la distancia de los altavoces virtuales y nosotros.

 

El confort de estos auriculares es sublime, tras varias horas de juego intenso me olvidé completamente de que los llevaba (de hecho son tan sumamente ligeros y cómodos que te olvidas de que los llevas puestos a los 2 minutos de comenzar a usarlos). Corsair ha hecho un trabajo más que excelente en cuanto a la comodidad y ergonomía, si bien hay  que destacar el aspecto negativo de que ahora en verano, con el calor, las orejas sudan un poco por culpa de las almohadillas de terciopelo. Habría preferido que Corsair hubiera elegido unas de tela, o que al menos, como otros fabricantes, nos dieran un juego de recambio de tela para poder poner las que más nos gusten. Otro aspecto a destacar en cuanto a la ergonomía es que los auriculares, al cubrir completamente las orejas, te aislan bastante bien del ruido de fuera. No importa que tengas una máquina de aire acondicionado haciendo más ruido que una turbina de avión, no te molesta para nada. Genial.

Una vez configurados los Corsair Vengeance 2000 a nuestro gusto comenzamos a probarlos. Yo empecé con unas cuantas horas de  juegos FPS (Battlefield 3, COD MW3, Left 4 Dead 2…) utilizando sendos perfiles FPS Gaming. El sonido es excepcional, sobre todo en las explosiones, que parece que te van a dar en plena cara. Genial. Además con el sonido 7.1 puedes escuchar a los enemigos acercándose por tu espalda o por los lados. Muy, muy bueno.

Seguimos probándolos con música con los perfiles Audiophile. El sonido es realmente bueno, aunque no llega a ser formidable para mi gusto. No obstante, a continuación los probé con una película en Blue-ray, y me quedé gratamente sorprendido del buen trabajo que ha hecho Corsair con el sonido 7.1 virtual. Desde el primer minuto me vi totalmente inmerso en la película y fascinado por el buen sonido que los Corsair Vengeance 2000 me estaban presentando.

Un punto negativo de estos auriculares es el micrófono cuando lo utilizas para comunicación por voz (Skype, TeamSpeak, Ventrilo). El micro tiene bastante loopback (que te escuchas a tí mismo). Es curioso porque yo lo tengo configurado con activación por voz (es decir, que el micro solo se activa cuando hablo). El micro no llegaba a activarse, pero sí que escuchaba el aire del ventilador que tengo al lado. Corsair debe centrarse en este aspecto y mejorarlo bastante.

En cuanto a la duración de la batería me he quedado maravillado. Cuando me llegaron los auriculares los puse a cargar hasta que se encendió el piloto verde que significa que están completamente cargados. Desde que comencé a utilizarlos he medido el tiempo para saber la duración exacta de la batería, y esta ha sido de 11 horas y 40 minutos hasta que el LED indicador de batería me indicó que esta estaba por debajo del 10% de carga. Además, cuando eso ocurrió estaba en medio de una partida y no quería dejarla a medias para recargar los auriculares. La solución fue tan simple como conectarlos al cable cargador USB y seguir jugando tanto tiempo como quise sin preocuparme más por la batería.

 CONCLUSIÓN.

Los Corsair Vengeance 2000 son unos auriculares de gama alta con todas las letras. Tienen un sonido sublime y una comodidad y ergonomía sin parangón. Son cómodos y versátiles, y además tienen una muy, muy buena autonomía. Como ya he comentado, el gran punto flaco de éstos es el loopback que hace el micrófono, pero esto no sucede a no ser que tengas, por ejemplo, un ventilador apuntándote a la cara.

En juegos y películas el sonido 7.1 virtual es espectacular. En música digamos que están en una gama media-alta, pero eso no quita que sigan siendo unos estupendos auriculares para todo tipo de personas, tanto aficionados a los juegos y la comunicació por voz como para audiófilos a los que les encanta verse inmerso en la música que escuchan o la película que ven.

PROS:

– Muy buen sonido.
– Ergonomía y comodidad sin parangón.
– Programa de configuración simple y muy completo.
– Buena virtualización del sonido 7.1 y 5.1.
– Autonomía de la batería.

CONTRAS:

– El micrófono tiene loopback.
– Echo de menos unas almohadillas de tela.

Por ello, desde HardZone recomendamos los Corsair Vengeance 2000 y le otorgamos nuestro mejor galardón, la categoría de oro.

Queremos dar las gracias a Corsair por habernos suministrado la muestra para la realización de este análisis.

  • hanstopo00

    MIS CASCOS CORSAIR VENGEANCE 2000 NO SE ENCIENDEN NO SE PORQUE SE QUEDO LA LUZ DEL CASCO Y LA DE LA BETRIA ENCENDIDA UN RATO Y SE APAGARON Y AHORA NO VAN AYUDA POR FAVOR

  • carlos

    Alguna vez raramente pasa, tienes que dejar que se gaste la batería, luego ya funcionan correctamente.