Corsair Hydro Series H60

Para cualquier sistema de gama media-alta es necesaria la adquisición de un buen disipador para mantener el procesador a una temperatura que prolongue su tiempo de vida, por no hablar de los aficionados al Overclock, para los cuales ganar un par de grados en la temperatura de sus equipos es cuestión de vida o muerte. Para este efecto, Corsair ha creado el Hydro Series H60, capaz de refrigerar adecuadamente cualquier sistema de gama media-alta, incluso sistemas de gama alta, manteniendo unos niveles de ruido decentes.

La gran ventaja de este sistema de refrigeración líquida todo en uno con respecto a los sistemas de refrigeración líquida convencionales es que gracias a los materiales y líquidos utilizados, tienen mantenimiento cero, es decir, no es necesario cambiar el líquido refrigerante y anticorrosivo. Además, el sistema tiene una vida media de 50.000 horas (más de 5 años y medio) por lo que Corsair otorga a los compradores de este sistema nada más y nada menos que cinco años de garantía. Además de la ventaja de no necesitar mantenimiento, si lo comparamos con los enormes disipadores de tipo torre que tanto abundan en el mercado de refrigeración actual, tenemos la ventaja de que el H60 apenas ocupa espacio, permitiendo la instalación de memorias RAM con disipadores tan altos como nos permita la caja, incluso con sus propios sistemas de ventilación (como las Corsair Dominator o las G.Skill Trident, por ejemplo).

Dejémonos de preámbulos y vamos a ver qué características tiene el aparato.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la página web de Corsair.

Como podemos presuponer por las dimensiones del radiador, éste puede ser colocado en cualquier caja que tenga espacio para colocar un ventilador de 120mm. El ventilador incluído, también de 120mm, presume de generar 74.4 CFM emitiendo solo 30.2 dBA a 1700 revoluciones por minuto. Además, el Corsair H60 puede ser montado en cualquier socket del mercado actual, y cuenta con pasta térmica pre aplicada.

Vamos a ver el aparato.

ANÁLISIS EXTERNO.

El Corsair H60 viene embalado en una caja de cartón a todo color, en la que por supuesto predominan los colores favoritos de Corsair: el negro y el azul. En la cara superior encontramos el disipador anclado, los sockets con los que es compatible, y un gran identificativo “H60” en la parte inferior derecha.

En uno de los laterales encontramos a la marca vendiéndose a sí misma (La ventaja Corsair), y justo debajo el contenido de la caja, todo esto en 6 idiomas diferentes incluído el Castellano.

En el lateral opuesto podemos ver tres fotografías y más características del aparato. Llama la atención la primera imagen, en la que vemos los micro canales de los que está compuesta la base de cobre.

Por la parte de debajo se encuentran más características técnicas del aparato, pero a modo de texto. Queda claro que a Corsair le encanta venderse a sí misma describiendo las ventajas de sus productos.

En los dos laterales más pequeños encontramos ahora sí un resumen de las características técnicas del disipador, ventilador y radiador. El otro lateral solo tiene una foto y el identificativo H60.

Al abrir la caja, lo primero que encontramos es una cobertura de plástico acolchado, así como el folleto de instrucciones de montaje tanto para sockets Intel como AMD, un pequeño catálogo de productos Corsair, y una tarjetita roja que nos dice que si tenemos problemas con el disipador debemos contactar directamente con Corsair y no con la tienda donde lo hemos comprado.

El H60 viene perfectamente encajado dentro de los espacios creados dentro de la caja para que no se mueva durante su transporte, y además protegido por otra bolsa de plástico.

Cuando le quitamos su protección, podemos finalmente ver el Corsair H60. Como se puede ver, los dos tubos no tienen demasiada longitud, así que hay que tener cuidado si vamos a instalarlo en cajas extra grandes. También podemos observar que viene con los anclajes para sockets de Intel ya instalados.

Aquí vemos la base de cobre que hará contacto directo con el procesador, y la pasta térmica pre aplicada. No os asustéis, venía protegido por una cubierta de plástico para que no se echara a perder la pasta térmica, pero se la quité antes de sacarle la foto.

Detalle de los dos tubos que van sujetos al disipador. Estos tubos pueden girar, lo que nos permite mejor maniobrabilidad a la hora de instalarlo.

El radiador no es muy pesado, y menos grueso de lo que me esperaba. En la siguiente foto podemos ver que cuenta con cuatro perforaciones por las que luego entrarán los 4 tornillos con los que lo anclaremos a la caja del ordenador.

El ventilador de 120mm y 1700 rpm. Cuenta con 7 aletas bastante anchas, lo que le permitirá mover un flujo de aire considerable.

Como no podía ser de otra manera, el ventilador cuenta con un conector de 4 pines para ser controlado por PWM.

Junto con el disipador, viene una bolsita de plástico con toda la tornillería necesaria para instalar el sistema en la caja del ordenador.

Y por supuesto están incluídos los soportes para plataformas AMD. Recordad que los soportes de Intel venían ya instalados de fábrica. También se incluye un backplate para plataformas Intel; en la AMD se aprovecha el backplate que viene instalado de fábrica.

MONTAJE.

El montaje del Corsair H60 es tremendamente sencillo, nada que ver con los disipadores tipo torre. Tanto es así, que lo pude montar sin la menor complicación sin ni siquiera desmontar la placa base de la caja del ordenador.

El primer paso es retirar el disipador que pudiéramos tener y dejar bien limpio el procesador.

Por la parte trasera, introducimos el backplate por los orificios de la placa base.

Después, introducimos los tornillos por los agujeros del backplate. Estos pueden ser enrroscados con la mano perfectamente, por lo que no es necesaria la utilización de herramientas. No obstante y para estar más seguro, yo decidí apretarlos un poquito más con unos alicates.

En detalle.

El siguiente paso es colocar la base de cobre encima del procesador y ponerle los 4 tornillos, los cuales pueden ser también apretados con los dedos.

Detalle de los tornillos. Al igual que los tornillos que atan el backplate, también estos los apreté con un destornillador plano para asegurarme que la base quedaba perfectamente firme y sujeta.

El siguiente paso es anclar el radiador y el ventilador a la caja. Para ello, Corsair suministra unos tornillos largos, para poder hacerlo al mismo tiempo. El fabricante aconseja que el ventilador sea orientado de manera que meta aire en la caja (sí, que meta aire desde la parte trasera de la caja, habéis leído bien), ya que el aire exterior está más fresco que el interior de la caja, y de esta manera se enfriará el radiador de una manera más eficiente. Hay que decir que este radiador se puede instalar en cualquier hueco para ventilador de 120mm, por lo que no necesariamente hay que instalarlo en la parte trasera de la caja, pero en mi caso me pareció lo más adecuado.

El ventilador se conecta a un conector de 4 pines de la placa base. En esta foto podemos ver también el poco grosor que tienen ventilador + radiador, dejando una claridad en la caja enorme.

Por detrás podemos ver tímidamente el ventilador, el cual absorberá aire fresco del exterior para enfriar el radiador y lo meterá dentro de la caja.

Y ya está hecha la instalación. Fácil, ¿verdad? En esta foto podemos ver cómo queda instalado en mi CM Storm Enforcer, dejando muchísimo espacio y claridad interior, lo que mejorará el flujo de aire general de la caja, y nos dará la posibilidad de instalar módulos de memoria RAM de cualquier altura.

Sobre el radiador también se puede instalar un segundo ventilador para realizar una configuración push-pull con ambos. Corsair no incluye tornillos largos adicionales para hacerlo, pero con un poco de maña no me resultó difícil instalar este ventilador extra de 120mm Scythe Slip Stream PWM con tornillos convencionales (no los típicos tornillos de ventilador, sino unos un poco más finos). No creo que hubiera estado de más que Corsair hubiera tenido el detalle de incluír estos 4 tornillos extras.

Finalizada la instalación, vamos a ver cómo se comporta en funcionamiento.

TESTEO.

Para analizar este disipador, hemos utilizado el siguiente hardware:

– Intel Core i5 2500K
– ASUS Sabertooth P67 B3.
– 4×2 GB G.Skill Ripjaws 1600Mhz 7-8-7-24.
– Cooler Master Silent Pro Gold 700W.
– G.Skill Phoenix Pro 60Gb SSD.
– 2x XFX Radeon HD 6870 1Gb Black Edition en CrossFire.
– Seagate Barracuda 7200.12 500 Gb + 2x1TB en RAID1.
– CM Storm Enforcer (2 ventiladores de 200mm, uno delante metiendo aire, otro arriba sacándolo).

Las pruebas de temperatura se han realizado con la caja cerrada y con una temperatura ambiente de 29.6ºC, aunque la medida que mostramos en las gráficas es el Delta de temperatura (es decir, temperatura medida menos la temperatura ambiente), para que el dato mostrado sea el incremento de temperatura en sí, de manera que la temperatura ambiente no influya en la medición. Para medir la temperatura de los núcleos se ha utilizado Aida64 Extreme Edition y se ha tomado como dato la temperatura del core que más se calienta de los 4 que tiene el procesador.

Asímismo se han realizado pruebas con el procesador en 3 niveles de Overclock:

– 3,2 Ghz (3,7Ghz Turbo) con todos los valores en stock.
– 4.4 Ghz con 1.32V de VCore.
– 4,9 Ghz con 1.42V de VCore.

Además, se ha probado el Corsair H60 en 4 configuraciones diferentes de ventiladores (siempre ubicado en la parte trasera de la caja):

– 1 Ventilador metiendo aire desde el exterior (1 fan intake)
– 2 ventiladores metiendo aire desde el exterior (2 fans intake)
– 1 ventilador sacando aire hacia fuera (1 fan exhaust)
– 2 ventiladores sacando aire hacia fuera (2 fans exhaust)

La medición en Idle se ha realizado tras 20 minutos de reposo total, mientras que la medición en Load se ha hecho estresando el procesador con Intel Burn Test 2.5.1. Estos han sido los resultados:

Como vemos, en stock las temperaturas no varían demasiado entre las cuatro configuraciones, aunque sí que se ve claramente que con la configuración “Intake” (metiendo aire hacia dentro), que es la que recomienda Corsair, la temperatura es bastante mejor, siendo casi igual con 1 ventilador en Intake que con 2 en Exhaust.

Veamos ahora con las dos configuraciones de Overclock.

Al haber subido el voltaje del procesador, la temperatura también ha subido. Sin embargo hay un dato que llama mucho la atención, y es que en Idle y con la configuración Intake de dos ventiladores, la delta de temperatura es de tan solo medio grado centígrado por encima de la temperatura ambiente. Fabuloso, la verdad.

A 4.9 Ghz y 1.42V de VCore, las temperaturas se han disparado. Podemos apreciar que la diferencia de temperatura entre utilizar 1 ó 2 ventiladores no es exagerada (solo 2.6ºC con la configuración de 2 ventiladores metiendo aire desde fuera hacia dentro de la caja).

Viendo estas tres gráficas queda una cosa clara: el fabricante tiene toda la razón, y al contrario de lo que pueda parecer coherente, el H60 tiene mejor rendimiento si colocamos su ventilador metiendo aire fresco desde el exterior hacia el interior de la caja. Esto tiene su explicación: el radiador del H60 está lleno de líquido que ha sido calentado por el procesador y necesita ser enfriado. Dentro de la caja hay un montón de componentes generando calor, por lo que el radiador enfriará mucho más eficientemente el líquido si le metemos aire del exterior, que evidentemente está a menor temperatura que el aire interior de la caja.

Ahora, una recomendación: con esta configuración más vale que tengáis un buen ventilador superior sacando el aire caliente fuera de la caja o correréis el riesgo de freír algún otro componente. En mi caso tengo un Cooler Master Megaflow 200 funcionando al máximo, y (menos mal) la temperatura media del resto de componentes internos solo ha subido 2ºC con respecto a cuando utilizaba un disipador tipo torre.

Y hablando de disipadores tipo torre, vamos a comparar el rendimiento de este Corsair Hydro H60 con un Xigmatek Aegir, el disipador que estaba utilizando hasta ahora y que me estaba dando unos resultados realmente buenos. Éste estaba con dos ventiladores en configuración push-pull al igual que el H60, pero con éstos sacando el aire caliente hacia fuera.

La comparación la he hecho solo con la configuración a 4.4Ghz y 1.32VCore y con el H60 configurado en el modo que más rendimiento da: con dos ventiladores metiendo aire desde fuera.

Podemos ver que el Corsair H60 da incluso mejor resultado que el Xigmatek Aegir, dato que la verdad me ha sorprendido bastante.

SONORIDAD.

Al no disponer de aparatos para medir el nivel sonoro que emite el Corsair H60, hemos creído conveniente grabar un vídeo para que podáis comprobarlo por vosotros mismos. El vídeo ha sido grabado al borde de la caja abierta, a unos 20cm de la bomba del H60.

ENLACE a Youtube

Como vemos, el sonido se nota bastante, aunque con la caja una vez cerrada y mientras se utiliza el ordenador no se nota tanto.

El sonido general es más elevado que el que genera un disipador tipo torre con dos ventiladores, excepto cuando a éste se le somete a carga y se ponen los ventiladores al máximo. El ventilador que viene con el H60 sí es bastante silencioso incluso a máximas revoluciones, se escucha más la bomba que el ventilador.

CONCLUSIÓN.

El Corsair Hydro 60 es una buena opción para sistemas de gama media-alta o incluso sistemas de gama alta a los que no se le vaya a hacer Overclocks elevados. Si bien es algo ruidoso para mi gusto, tiene la ventaja de que permite instalar memorias con disipadores tan altos como se quiera, incluso con ventiladores propios, y tiene mantenimiento cero, además de una instalación tremendamente sencilla.

El pero de este disipador es que en términos de rendimiento térmico, solo está a la misma altura que los disipadores de gama media alta y algunos de gama alta tipo torre. Sus hermanos mayores, los H70, H80 y H100 probablemente sí estén por encima pero también son mucho más caros. La verdad es que esperaba un poco más de este Corsair H60.

PROS:

– Instalación tremendamente sencilla.
– Mantenimiento cero.
– Permite instalar disipadores de memoria de cualquier tamaño.
– Deja el interior de la caja muy despejado.
– Buen rendimiento térmico.
– 5 años de garantía.

CONTRAS:

– Algo ruidoso.
– No incluye tornillos para instalar un segundo ventilador.
– Precio (unos 60 euros).

Por ello, desde HardZone recomendamos el Corsair Hydro Series H60 y le otorgamos nuestro galardón de plata.

  • Ben

    Muy buen análisis y bastante claro, sobre todo en el tema del flujo de aire, que ha muchos le tienen algo de incertidumbre en que dirección le puede ir mejor. Me ha servido bastante, gracias.

  • Martin

    hola tengo una duda como es el sistema push-pull?

    • Chakkal

      el sistema push pull son 2 ventiladores uno empujando el aire hacia el radiador y el otro jalando el aire del radiador hacia afuera, basicamente un sandwich con los 2 ventiladores con el flujo de aire hacia el mismo lado y el radiador en medio.

  • Sebas

    Muy buena review. Me quede impresionado que hayas hecho un video para el sonido, has hecho un muy buen trabajo. Si quieres subir aun mas la calidad de tan buen aporte (y el pedir no requiere un gran esfuerzo aunque esperemos no caer en el síndrome del túnel carpiano), hay muchos programas que te permitirán medir los dBs utilizando un micrófono normal. Por ultimo: Gracias!

  • Dinamit

    el ventilador no es pwm o al menos yo veo 3 pines en el cable del ventilador mas bien veo 3 cable que salen del conector, me aclarais si tiene pwm o no? gracias

  • Adrian Jose Gonzalez

    Buenas tardes, que tipo de refrigerante se puede usar en caso de que haya que hacerle un mantenimiento?

  • Alejandro

    preguntonTISIMA, del disipador de cobre, al cpu, hay pasta térmica? eso no lo aclaras.. ASUMO que se debe poner, pero nunca instalé un WC, y me lo quiero comprar para mi Phenom II x6 1090t B.E.

  • Lud

    Cuanto es el consumo energetico total o aproximado de este sistema h60?