Corsair Hydro Series H115i Pro

Corsair Hydro Series H115i Pro

 

El H115i Pro ( de 280 mm) y el H150i Pro (de 360 mm) son las dos nuevas versiones que Corsair ha sacado al mercado de sus ya reputadas y muy bien implantadas soluciones AIO para Refrigeración Líquida. La familia Corsair Hydro Series sigue creciendo y nuestra intención es conocer si estamos ante un simple “lavado de cara” o las nuevas evoluciones significan un paso más adelante hacia la refrigeración de un componente tan crítico como es el procesador de nuestros ordenadores.

En esta ocasión hemos tenido oportunidad de acceder a una muestra del propio H115i Pro que, como reza el título de nuestra review, vamos a intentar analizar de la forma más objetiva posible.

ESPECIFICACIONES

Si nos asomamos por la propia web de Corsair para conocer de primera mano las especificaciones del producto podemos ver que son bastante escuetas. Tan solo podemos sacar en claro que la Refrigeración Líquida es compatible con todos los sockets (tan de agradecer como obligatorio para una buena refrigeración), que el radiador es de aluminio y el bloque de cobre, manteniendo los materiales que pone Corsair a nuestra disposición.

Sigue quedando fuera AMD ThreadRipper de los sockets compatibles debido al formato y tamaño del procesador que obligaría a realizar Sistemas de Refrigeración Líquida casi a medida para ese socket.

 

ASPECTO EXTERNO

El embalaje de la nueva Corsair Hydro Series H115i Pro sigue siendo bastante colorido desde el punto de vista de la estética. En los tiempos que corren, con iluminaciones RGB Led, es bastante habitual que los fabricantes busquen el atractivo de los productos con embalajes llenos de fotos artísticas y bonitos colores; idea que, por otro lado, rompe por completo con los embalajes neutros y sencillos de las cajas aunque, en ese caso, el embalaje es mayor y mantener una riqueza artística en el embalaje de una caja como en el de una líquida AIO sería totalmente injustificable en cuanto a coste.

En la primera foto podéis ver la profusión de colores, como os hemos dicho, junto con una foto real del propio sistema así como el propio modelo de la RL en la parte inferior derecha.

En el lado posterior de la caja tenemos, en seis idiomas diferentes, la compatibilidad con sockets y procesadores y a la derecha el contenido de la misma.

Y en los laterales, fotografías de la propia Refrigeración Líquida junto con algunas de sus características.

 

Una vez abrimos el embalaje, nos encontramos con la forma habitual de Corsair de proteger sus sistemas de Refrigeración Líquida para que no sufran ningún tipo de daño durante el transporte. Nada que objetar a esta forma de protegerla.

LOS ACCESORIOS

En cuanto a los accesorios que ofrece Corsair, no hay mucho que destacar. Incluye el backplate necesarios para todos los sockets Intel (Para AMD se utiliza el que viene por defecto con las placas), toda la tornillería y el cable necesario para poder aprovechar la función Corsair Link que nos ofrece el fabricante. Igualmente nos ofrece la típica guía de montaje que paso a paso nos enseña a montar la RL de una forma muy sencilla.

En cuanto a los ventiladores, hay un cambio radical de estrategia por parte de Corsair. Algo ha cambiado en la casa cuando en el embalaje se cambian las frases “High Performance” y “Extreme Performance” en todas las anteriores Refrigeraciones Líquidas de Corsaii por la frase “low noise” referente a los ventiladores. Corsair nos ofrece dos ventiladores ML140 de la serie ML PWM (Mag Lev) de levitación magnética y que nos ofrecen un ruido cero gracias a sus rodamientos magnéticos con lo que se gana, a parte de ese ruido casi nulo, un menor desgaste de los componentes. Además no debemos olvidar que estamos ante dos ventiladores de 140 mm por lo que, funcionan a una menor velocidad que los convencionales de 120 mm al ser más grandes.

Con una presión media de 55,4 CFM por ventilador, son capaces de ofrecer el mismo rendimiento que los tres ventiladores de 120 mm que ofrece el sistema de refrigeración liquida H150i Pro (con un radiador de 360 mm) y la velocidad la podremos controlar entre las 360 y las 1200 RPM. El nivel de ruido es de 20,4 dbA que es un nivel de ruido muy soportable, casi inaudbile dependiendo de donde tengamos el PC de cerca.

La anchura de los mismos es la estándar, aunque se hubiera agradecido que fueran un poco más estrechos como otros modelos que ya hay en el mercado y que facilitan la instalación en zonas donde pueden interferir con otros componentes como es en la parte superior de la caja y su odiosa interferencia con la placa en muchos de los casos.

Comenzamos con la propia unidad de refrigeración líquida y vamos a echar un rápido vistazo al radiador. El radiador es totalmente estándar, no presentando ningún aspecto diferenciador y sus dimensiones son las típicas de un radiador de 280 mm (315 mm x 143 mm x 29 mm).

El recorrido del líquido refrigerante está más que garantizado con el sistema de conducción que, como podéis observar, es muy tupido (no olvidéis que cuanto más tiempo pasa el líquido en el radiador, más se refrigera para volver al circuito en óptimas condiciones)

La estética de la bomba está muy cuidada y de hecho Corsair ha hecho un cambio radical respecto a modelos anteriores en donde el diseño juega un papel muy importante. Empezando por el cabezal de la bomba donde, podéis apreciar en la foto de abajo, encontramos el logo de Corsair rodeado con el marco cromado y con la iluminación Led RGB en el propio logo de Corsair. Corsair ha demostrado tener gusto en el diseño y no solo gusto, también un sentido del marketing espectacular.

La zona del bloque circular que está directamente en contacto con el procesador está construida en cobre totalmente cepillado y en esto, si seguís los modelos de refrigeración líquida AIO de Corsair no hay cambio ¿Porque? Por una razón muy sencilla. Si por algo se han caractrizado siempre las RL AIO de Corsair es por la eficiencia y si esa es una de las características diferenciadoras de las refrigeraciones de Corsair, no hay porque cambiarlas.

El gran defecto, y los inconvenientes también hay que decirlos, la manía de Corsair de incorporar la pasta térmica directamente al bloque y no incorporar una pequeña jeringa de pasta térmica como hacen los demás fabricantes. Desde mi punto de vista, con este detalle no se debería jugar y tendrían que ser más generosos. A mi y a muchos de nosotros no nos afecta porque tenemos buen componente térmico en casa pero otros muchos usuarios tienen que usar el que ya trae Corsair incorporado.

Otra de las innovaciones de Corsair en su H115i Pro es el sistema de bloqueo en cada una de las esquinas para el sistema de anclaje que utiliza ahora Corsair. Sin duda otro gran acierto. Simplemente con girar el propio sistema de queda encastrado dentro del bloque de una forma muy firme. Sencillez y eficacia van de la mano en este nuevo sistema. Muy bien por Corsair.

De la bomba podemos observar que salen 3 cables diferentes. Por un lado, el cable SATA es el encargado de dar alimentación a la bomba y por tanto es innegociable su conexión. Después tendríamos el cable con dos conectores de cuatro pines para conectar los dos ventiladores que instalaremos en el radiador. Quizás, en busca de una mayor limpieza de cables, este cable con dos conectores lo podrían haber ahorrado toda vez que todas las placas actuales incorporan suficientes cabezales para conectar los ventiladores. Por último el otro cable que iría conectado a uno de los cabezales de tres pines de una placa nos sirve para poder regular la velocidad de la bomba.

Por último, y si os fijáis en el lado derecho del cabezal de la bomba de la foto de más abajo podéis apreciar una conexión mini USB que da sentido al cable mini USB a USB 2 interno que enseñábamos en los accesorios. Con ese cable ponemos en marcha el sistema Corsair Link gracias al cual podremos controlar las revoluciones de los ventiladores, la velocidad de la bomba y la iluminación RGB Led de la que os hablábamos anteriormente que ilumina el logo de Corsair del cabezal. Más tarde os pondremos algunos poantallazos de Corsair Link para que podáis observar no solo lo intuitivo que es sino las múltiples funcionalidades que nos ofrece.

Para terminar con el aspecto externo vemos que el tuvo está trenzado y presenta una calidad espectacular en cuanto al forrado de los mismos. El tubo es bastante gordo, aproximadamente unos 14 milímetros (aunque no conocemos el diámetro interior del tubo) y esto sin duda ayudará a una mayor eficiencia durante el funcionamiento del sistema.

Como es habitual en los sistema corsair, los codos que salen de la bomba son totalmente pivotantes para facilitar la instalación del bloque bomba en el sistema. Los codos son de plástico pero la sensación de calidad sigue marcando y mucho a los productos de Corsair. Sin duda la tranquilidad que da instalar este sistema en nuestro sistema no lo dan otros fabricantes. No sé si por ser Corsair, si por la calidad de los materiales.

En el radiador, los codos son fijos, como es habitual, pero también es cierto que los tubos de ese lado no sufren la torsión a la que está expuestos desde el lado de la bomba que es la que debe fijarse y adaptarse a la posición del procesador.

EL MONTAJE

Si en algo se ha caracterizado Corsair, es en la facilidad para la instalación de sus refrigeraciones líquidas aunque es cierto que a mucha gente no le ha gustado el sistema tradicional de los anillos de montaje Asetek utilizado por Corsair. Y Corsair vuelve a dar una vuelta de tuerca en la cada vez mayor facilidad para la instalación de sus refrigeraciones líquidas.

Por defecto, el H115i Pro ya viene con el anillo de retención de Intel, por lo que para los amantes de Intel ya no hace falta ni montar dicho anillo. En nuestro caso, el montaje se realiza con AM4, el socket de Ryzen para AMD, y para ello tenemos que quitar el anillo que lleva por defecto. Aunque tan sencillo como hacer un gesto de girar el anillo y queda perfectamente acoplado al bloque. Este sistema de giro y retención es nuevo en la forma de montaje de los sitemas de Corsair y si hace algún tiempo me preguntaran si la instalación es mejorable, diría que no y ciertamente, me han sorprendido.

Hemos decidido instalar el sistema en el frontal de la caja, por lo que los ventiladores los instalamos para que puedan coger aire del exterior y así refrigerar el radiador. En cualquier caso os dejamos una fotos de como quedaría si quisieramos montarlo en la parte superior de la caja (que es en el 90% de los casos) y lo que mediría el radiador con los ventiladores por si queréis haceros una composición de lugar y evitar posibles interferencias.

Volvemos a nuestra propia instalación en el frontal en la que os dejamos como quedaría

 

 

Tan solo falta ubicar el cabezal de la bomba y apretar los dos tornillos de mariposa que previamente hemos puesto en el anillo de retención. El sistema ya está instalado.

 

EL TESTEO

Aunque lo vamos a poner en los diferentes pantallazos que os vamos a hacer con el Corsair Link, el testeo se ha realizado con el siguiente hardware.

  • Placa Base ASUS X370 Crosshair VI Hero
  • Procesador AMD Ryzen 1800X
  • Memoria 2×8 Gb Geil Evo X 3200 Mhz
  • Tarjeta Gráfica Nvidia 1080 Ti

Lo primero que vamos a hacer es aprovechar para poneros algunos pantallazos de la aplicación Corsair Link.

En la primera pantalla podemos encontrar la configuración completa de nuestro PC

Las diferentes posibilidades que podemos explotar con el programa en lo referente a la propia refrigeración líquida son bastante numerosas y potentes. La propia bomba la podemos regular en tres niveles diferentes que son Quiet, Balanced o Performance según queramos que la propia bomba mueva más o menos el líquido. Además siempre vamos a poder monitorizar los ventiladores tanto del radiador como del sistema (si tienen conexión PWM) para conseguir un mayor caudal de aire aunque sacrificando el silencio o al revés.

En la siguiente pantalla podéis ver “el centro de mando” desde donde vamos a poder configurar todos los componentes que nos ofrece el Corsair Link. En la segunda foto podemos ver la pantalla que nos permite configurar la bomba en los tres modos de los que os hemos hablado.


Y por fin, otras de las funcionalidades que podemos usar desde Corsair Link es la configuración de los colores con los que queremos que el cabezal de la bomba se ilumine y los diferentes modos en los que la podemos dejar. Hasta siete puntos diferentes que nos permitirán dejar el color estático, en modo rainbow o arco iris, parpadeante o incluso configurar la iluminación de la bomba en función de la temperatura del procesador.

Pero vamos a ver que tal se comporta y para ello vamos a comparar esta H115i Pro con los dos disipadores de Noctua que ten buenos resultados nos dieron hace poco tiempo.

Para realizar las pruebas hemos intentado recrear exactamente las mismas condiciones de las pruebas de los dos Noctuas de los que hemos hablado (El NH-L9a y el NH-L12s)

 

AMD RYZEN 7 1800x@3700 Mhz

Con el procesador en stock los resultados no son determinantes. De hecho el Corsair H115i Pro saca un grado más que el Noctua NH-L12s. Sin duda el rendimiento del Noctua es espectacular.

AMD RYZEN 7 1800x@4000 Mhz

Ponemos el Ryzen 1800X y lo que hemos podido comprobar es que el Corsair Hydro Series H115i Pro es casi capaz de mantener las mismas temperaturas que a 3700 Mhz. Estos datos son simplemente espectaculares si tenemos en cuenta que estamos ante una serie de procesadores que no se caracterizan precisamente por ser especialmente frescos.

Conforme son mayores los voltajes a los que sometemos el procesador, mejor se comporta nuestro sistema. Mientras que el procesador incrementa su temperatura en 23 grados con el Noctua NH-L12s, el Corsair Hydro Series H115i Pro lo mantiene en unos niveles muy buenos pues con 59 grados el procesador tiene un margen más que suficiente para continuar en su escalada de Overclock. Tan solo 9 grados se ha incrementado la temperatura del procesador desde los 3700 hasta los 4000, datos espectacular que aún cobra un mayor protagonismo si vemos como un disipador de aire como el Noctua NH-L12s (que sin duda es uno de los mejores disipadores de aire) se ha derrumbado desde los 50 hasta los 73 grados.

CONCLUSIÓN

En un ecosistema de soluciones de refrigeración tanto de aire como líquida en el que cada grado es una conquista, muchos fabricantes optan por buscar el diseño y la estética como elemento diferenciador. Sin duda esta es una de las características de los nuevos Corsair Hydro Series H115i Pro y H150i Pro en el que la iluminación Led RGB adquiere un gran protagonismo. A simple vista, en términos de rendimiento, no se ha conseguido una mejora espectacular, cosa que ya es difícil pues los fabricantes van prácticamente al límite, pero el H115i Pro de Corsair se comporta de una forma sublime a medida que incrementamos el OC de nuestro procesador. Los 59 grados con el Ryzen 1800X en full a 4000 Mhz es sin duda una marca difícil de superar incluso entre Refrigeraciones Líquidas personalizadas.

Otro de los detalles es la inclusión de los dos ventiladores de levitación magnética que le confieren ese otro aspecto fundamental en este tipo de sistemas y es el mínimo ruido de sus ventiladores incluso a medida que las temperaturas se incrementan. Sin duda el traer sus afamados ventiladores ML a estas refrigeraciones líquidas es un importante paso adelante.

Por poner un pero a este espectacular sistema es el hecho de que no sea compatible con el socket TR4 de AMD (ThreadRipper) aunque estamos ante un mal endémico de la gran mayoría de fabricantes de este tipo de sistemas de refrigeración líquida.

VENTAJAS

  • Iluminación RGB led con muchos modos
  • Inclusión de ventiladores ML de Corsair para conseguir el mínimo ruido
  • Gran rendimiento, sobre todo cuando el sistema se estresa más
  • Instalación sencilla para cualquier usuario

INCONVENIENTES

  • Demasiados cables que parten del cabezal y quizás un poco cortos
  • No compatible con TR4

 

Revisado por Miguel Ángel Rodríguez el 15 enero 2018

Los comentarios están cerrados.