Cooler Master HAF X

A pesar que no a todo el mundo le hizo mucha gracia la estética, la Cooler Haster HAF 932 sigue siendo desde su lanzamiento una de las cajas de ordenador más valoradas por los entusiastas de hardware y ha adquirido en muchos círculos un estatus de mítica. Aunando ventilación, silencio con una capacidad de ampliación francamente impresionante, Cooler Master tiene en este modelo una de sus cajas de gama alta más vendidas. Por experiencia personal, la HAF 932 que poseo no se me ha quedado pequeña en ningún momento y ha aguantado todo el uso y abuso que suele padecer la caja de alguien que se dedica a testear hardware. Ni una queja. Ni un desconchón en la pintura. Ni un bollo en la chapa de acero. Éso sí, mucho mucho polvo dentro de ella y es que la mayor queja de los usuarios de esta caja es la ausencia de filtros de polvo en los ventiladores, que tratándose de modelos de gran tamaño, hace que la caja acumule polvo con gran facilidad.

Pero el tiempo pasa y, al igual que se hizo con la Cooler Master 690, ha llegado el momento de poner al día este modelo dándole un buen lavado de cara e incorporando nuevas soluciones. Es así como nace la nueva Cooler Master HAF X, un modelo que desde que empezaron a verse las primeras imágenes, ha despertado una enorme expectación. Veamos qué ha hecho Cooler Master con la HAF X.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la web de Cooler Master:

A primera vista parece que la caja es ligeramente más pequeña en anchura y altura, aunque en profundidad ha aumentado sus buenos 3 cm. El peso aumenta ligeramente pero nada remarcable. Por otro lado el número de bahías de 5¼” se reduce en dos unidades de las 6 anteriores dado que las dos inferiores se han convertido en porta discos duros, una tendencia que ya vimos que empezaba con la CM690 II Advanced. Al fín y al cabo, no conozco a nadie que vaya a llenar 6 bahías de 5¼”, la verdad. También vemos que la caja viene preparada con un par de puertos USB 3.0.

Lo que que menos me gusta es el cambio de tamaño de los ventiladores lateral y superior de 230 mm originales a 200 mm (muy en la línea de la HAF 922). Cierto que en la parte superior se pueden instalar ahora dos de estos ventiladores, pero mi principal preocupación es que se afecte de manera negativa la excelente capacidad de refrigeración de la HAF 932.

Otra cosa a tener en cuenta es que el precio que tiene la caja (unos 180 €) empieza a colocarla un poco cuesta arriba en el bolsillo de los posibles usuarios. Una de las grandes virtudes de la HAF 932 y que en gran medida ha ayudado a su éxito es que tiene un precio bastante contenido.

Veamos la caja.

ANÁLISIS EXTERNO.

La nueva HAF X viene en una caja de cartón de gran tamaño, con un color predominantemente negro con acentos en rojo y fotos donde se muestran las principales caracteríticas de la caja.

Y aquí vemos la caja en toda su gloria:

Cooler Master mantiene el look entre industrial y militar de la 932, aunque las líneas se han suavizado bastante. Se ha decidido sustituir el acabado satinado del modelo original por un acabado en negro mate bastante más bonito en mi opinión. Éso sí, la calidad del acero y elplástico empleado sigue siendo impresionantemente buena, tal y como nos tiene (mal) acostumbrados este fabricante. Y digo mal acostumbrados porque luego cojes otras cajas y te parece que están realizadas con hojalata y plástico de botellas deshechado. Tanto la chapa que se ha empleado en la fabricación de las puertas laterales como en el resto del cuerpo exuda calidad y firmeza por los cuatro costados. Especialmente meritorio es el tema de las chapas laterales que no se deforman a no ser que realmente se haga fuerza para deformarlas. Es encomiable este uso de materiales por parte de Cooler Master.

El diseño del frontal de la caja ha variado poco estéticamente hablando. Cooler Master ha decidido prescindir del arriostramiento simulado y lo ha dejado más parecido al diseño de la actual HAF 922 con unas líneas más suaves.

En la parte superior del frontal seguimos encontrando los puertos multimedia de la caja. La salvedad es que dos de los puertos son esta vez USB 3.0 (los dos que están más a la izquierda). A continuación tenemos un puerto eSATA, un Firewire, dos puertos USB 2.0 y dos mini jacks de 3.5 mm para conectar unos cascos y micrófono.

El frontal de la caja se haya dominado por las tapas de las bahías de 5¼”. En este caso, las tapas llevan una rejilla anti polvo. A parte, Cooler Master ha mejorado el método para su extracción utilizando un par de presillas laterales muy cómodas de emplear.

Las dos últimas bahías de 5¼” del frontal son las que ha elegido Cooler Master para transformarlas en bandejas para el alojamiento para unidades de disco duro extraibles. Estas bandejas permiten la inserción de discos duros SATA sin ningún tipo de esfuerzo, a la vez que dejan estas unidades perfectamente protegidas de golpes cuando se están usando, una adición de lo más interesante para aquellos como yo que dependemos del uso de cajas externas eSATA y las fuentes de alimentación que las acompañan, que las convierten en un engorro. Las bandejas llevan el frontal formado por una rejilla que facilita la ventilación de la unidad que tengamos instalada, así como un suelo también perforado por el mismo motivo. A demás, estas bandejas pueden acomodar tanto unidades de 3½” como de 2½”.

La parte inferior del frontal de la caja es donde se aloja el enorme ventilador frontal de la caja. Cooler Master ha protegido esta vez la rejilla frontal con una malla anti polvo, un movimiento muy esperado desde el lanzamieno de la HAF 932. El ventilador frontal permite la instalación de un ventilador de 120 ó 140 mm aunque, en mi opinión hubiera sido más acertado dar la posibilidad de sustituir este ventilador por el modelo de 200 mm, tal y como se ha hecho en la parte superior con el ventilador extra (ahora llegaremos a esto).

Los botones de encendido y reset se hayan escondidos bajo una tapa, en teoría para evitar que apaguemos el sistema sin darnos cuenta (o nos lo apaguen) pero para ser sincero, no veo a mucha gente moviendo constantemente la tapa para acceder a ellos; más bien la gente la dejará abierta de manera constante.

Lo que sí me parece de lo mas práctico es el botón para apagar los LEDs del ventilador frontal sobre todo para aquellas personas que duermen con su sistema encendido.

La parte superior de la caja ha variado bastante del modelo original. En lugar de la bandeja frontal, ésta se ha sustituido por espacio para un segundo ventilador de 200 mm (de serie viene con tan solo un ventilador de 200 mm en la parte superior). Támbién se ha modificado el sistema en que el ventilador se ancla a la caja: mientras que en la HAF 932 el ventilador se sujetaba con tornillos con cabeza Allen a la rejilla superior, en esta ocasión el ventilador se sujeta al metal del techo de la caja. La rejilla que proteje los ventiladores es fácilmente desmontable y posee un filtro anti polvo.

Como se puede ver en la foto, este tipo de sujección permite que Cooler Master haga un bastidor para la instalación de un radiador compuesto por hasta 3 cuerpos. Hasta ahí la parte positiva. La parte negativa es que el exceso de metal que supone el bastidor tapa algo el fllujo de aire del ventilador de 200 mm de serie (como un 20%), especialmente en la zona que está más cerca de la placa base que es quizás la que más necesita ventilación. Tampoco es que sea un problema tremendo como veremos más adelante con las temperaturas, pero yo me hubiera quedado con elventilador de 230 mm de la 932 (imagináos ya dos ventiladores de 230 mm!!!).

En el lateral izquierdo continúan los cambios. Se han eliminado las branquias laterales en la zona de discos duros, se ha sustituido el ventilador lateral de 230 mm por uno más pequeño de 200 mm y se ha aumentado el tamaño de la ventana. Pero, lo mejor de todo es que se ha incluido una rejilla lateral con un filtro anti polvo en el ventilador lateral, que era el mayor causante de la entrada de polvo en la HAF 932.

Que se siga manteniendo el gran ventilador lateral es básico para poder refrigerar de manera adecuada las tarjetas gráficas. De hecho, la Cooler Master HAF X es la única caja certificada por Nvidia como capaz de refrigerar de manera adecuada las nuevas GTX470 y GTX480.

El ventilador lateral cuenta ahora con una guía de aire que podemos reposicionar desmontándola de manera que podemos dirigir el flujo de aire a nuestra conveniéncia.

En la parte trasera también han habido muchos cambios, todos ellos bastante acertados. Se ha eliminado el espacio superior para instalar al fuente de alimentación (quién en su sano juicio sigue instalando en esa posición las fuentes??).

Aparecen también tres taladros protegidos por gomas y de mayor tamaño, lo que permite el empleo de tubing de mayor diámetro en el uso de refrigeraciones líquidas. Si os estáis preguntando el por qué de tres taladros en lugar de los usuales dos, es porque uno de ellos se emplea para sacar los conectores USB 3.0 por la parte trasera y que éstos se conecten a los que llevan las placas base de manera externa. También vemos que Cooler Master ha mantenido el ventilador de 140 mm que tan buenos resultados les ha dado.

Preparada como está esta caja para las placas base especiales que usan algunos gamers de tamaño superior al ATX tradicional (pero sin ser E-ATX), la HAF cuenta con 9 ranuras para tarjetas de expansión para aquellos usuarios con bolsillos lo suficientemente profundos como para permitirse sistemas tri/quad SLI o CrossfireX. A demás, en lugar de las rejillas con forma que empleaba la 932 se han instalado tapas de metal perforado. A la derecha se abre una gran rejilla destinada a mejorar la refrigeración de la zona de las gráficas en la placa base. Al final de todo vemos la abertura para la instalación de la fuente de alimentación.

El lado derecho de la caja presenta como principal novedad que se ha ampliado el área en la que la caja se amplía de manera que sea mucho más sencilla la colocación de los cables por la parte trasera de la placa base.

Para finalizar, en la parte inferior vemos los orificios destinados a la refrigeración de la fuente, otra vez sin rejilla… Estaba seguro que ésto sería algo que Cooler Master habría corregido en la HAF X, porque anda que no me ha tocado veces limpiar el polvo que se acumula en el interior de al fuente.


A parte de este fallo, vemos que se han eliminado los pies originales que cuya base se despegaba con cierta facilidad para instala unos pads de goma que se deslizan bastante mejor a la hora de mover la caja. Se ha mantenido la posibilidad de instalar ruedas en la caja.

La HAF X viene con los siguientes accesorios:

-Tornillería variada.

Entre esta tornillería vemos que hay dos clases de tornillos, unos de rosca fina y otros de rosca gruesa como es habitual. El problema aparece porque ambas clases llevan la misma cabeza, lo que hace que sea muy sencillo equivocarnos al buscar el que necesitamos.

Por el lado positivo, Cooler Master ha incluido una llave de tubo para poder apretar de manera adecuada lso soportes de latón a la bandeja de la placa base. Este es un tipo de accesorio que hasta ahora solo había visto incluir en los modelos de Lian Li y es una adición de lo más agradecida a la hora de realizar el montaje del sistema.

-Cable USB 2.0.

Es todo un detalle que Cooler Master incluya un par de cables extra USB 2.0 para que aquellos que todavía poseemos placas base con este tipo de puertos no perdamos la posibilidad de usar los dos frontales.

-Cable de extensión EPS +12V.

-Ruedas.

-Soporte para tarjetas gráficas de doble cuerpo, como el que vimos en nuestra review de la CM690 II Advanced.

-Altavoz piezo eléctrico.

-Manual de instrucciones.

En general, muchos cambios en su enorme mayoría para mejor. La caja es la misma pero diferente a la vez, manteniendo cierta familiaridad estética con el modelo anterior pero sin ser tan agresiva. A mí, personalmente, me encanta. Veamos si lo bueno continúa en el interior.

ANÁLISIS INTERNO.

A primera vista y siendo el cambio más notorio, Cooler Master ha decidido de manera muy acertada, pintar de negro todo el interior de la caja.

En la parte trasera he de destacar que Cooler Master ha decidido pescindir del sistema de anclaje mediante presillas de plástico que a veces daba problemas con la cubierta del disipador de algunas tarjetas gráficas de doble ranura y lo ha sustituido por los siempre fiables thumbscrews.

En la parte inferior, vemos que se ha sustituido la bandeja elevada que soportaba la fuente de alimentación por unos simples soportes de goma.

También se ha incluido una tapa destinada a esconder los cables sobrantes de las fuentes de alimentación con cableado tradicional. Esta tapa se ancla a la plancha destinada a soportar la placa base y tiene un taladro para permitir el paso de cables desde el frontal de la caja a sus conectores correspondientes en la placa base.

Los cambios realizados en la bandeja de soporte para la placa base son buenos en su mayoría. Se ha aumentado el tamaño del taladro cuadrado que da acceso a la parte posterior de la zona de anclaje del disipador del procesador para que sea compatible con placas para socket LGA1366.

Las aberturas en el lateral derecho de la bandeja se han tapado con unas gomas. Esto es un cambio estético más que nada.

Se mantiene la abertura superior central y derecha pero la izquierda se ha eliminado. Aunque Cooler Master suministra el cable de extensión de 8 pines EPS +12V, me parece un fallo eliminar esta última abertura dado que quedaba perfectamente alineada con el conector correspondiente en la placa base.

La parte frontal de la caja también presenta cambios interesantes.

Se mantiene el excelente sistema de sujeción sin tornillos tanto de las unidades en bahías de 5¼” como en las de 3½”.

En el caso de las unidades de 3½” se ha incoporado una bandeja con un adaptador de 3½” a 2½” para preparar la caja para el uso de SSDs, tal y como vimos con la CM690 II Advanced. La lástima es que esta bandeja no sea tool less como el resto de las mismas.

En la parte interna vemos el PCB que da servicio a las dos bandejas para discos duros extraibles. Como véis, emplea un único conector molex para alimentar ambos discos duros.

Ahora llegamos a otra de las adiciones interesantes. Cooler Master incluye con la HAF X una guía de aire sobre la que se puede instalar ventiladores de 120 mm de diámetro y con anchuras de 25 a 38 mm. La función de esta guía consiste en mover el exceso de aire de la zona de discos duros y dirigirlo hacia el ventilador que suelen tener la mayoría de tarjetas gráficas en su parte trasera.

Lo malo es que la guía de aire está realizada en un plástico bastante endeble que desentona mucho con el nivel de acabado que tiene la caja.

La guía es reposicionable mediante unas inserciones presentes tanto en la zona de discos duros (en el fondo) como por un par de thumbscrews presentes en el frontal de la misma.

La parte posterior a la bandeja de la placa base no presenta novedades notables; sigue siendo tan amplia como en la 932 y tiene más que suficientes anclajes para cables.

Todo ésto está muy bien pero veamos en la práctica a qué se traduce.

MONTAJE Y TESTEO.

El montaje de un sistema en la Cooler Master HAF X sigue siendo tan agradable como lo era en la 932. Sin embargo, el interior queda más ordenado gracias a dos aspectos aparentemente sin importancia a primera vista: el uso de las gomas negras en las aberturas laterales  y el uso de la tapa inferior en la zona de la fuente de alimentación.

El uso de las gomas negras deja el paso de cables algo más despejado y ordenado, haciendo que parezca que éstos nacen de la propia bandeja de la placa base.

El uso de la tapa inferior consigue esconder de manera efectiva todo el conexionado de los cables a la fuente de alimentación,  parte de enrutar por un único punto los cables del conector frontal de la caja. Precisamente ése es un aspecto que deberéis tener en cuenta a la hora del montaje y no vayáis a conectar dichos cables antes de colocar la tapa o no podréis colocarla. A parte, una vez instalada es bastante complicado deslizarla en sentido horizontal, así que es preferible que sepáis previamente cuál va a ser su ubicación final.

Lo que por desgracia no está muy bien resuelto es el tema de la guía de aire. A pesar de ser regulable en desplazamiento vertical, no conseguí encontrar un sitio donde los cables de la alimentación de la gráfica no estorbaran con la parte superior de la guía, haciendo su montaje más complicado de lo esperado.

A parte, el extremo inferior de la guía hace contaco con los cables que provienen del frontal de la caja.

En funcionamiento la HAF X se demuestra incluso algo más eficaz que la 932. A pesar de mis dudas al respecto del ventilador superior, la realidad es que la Delta de temperaturas entre el interior y el exterior de la caja asombrosamente baja de 4 a 3 ºC.  Puede que una diferencia de tan solo 1 ºC no parezca mucho, pero en los límites en lo que nos estamos moviendo, realmente lo es. Vamos, que es casi como tener el ordenador al aire libre. Las temperaturas de los discos duros se mantienen en la misma línea que en la 932 pero la refigeración de la gráfica es otra historia. Si vuestro modelo es de los que emplean un ventilador central en lugar de uno trasero, es mejor que os olvidéis de la guía de aire dado que lo que hará será mover el aire caliente que suelta la gráfica hacia delante y hará que las temperaturas de ésta aumenten al ser de nuevo aspirado por ella. Esto hará que la gráfica funcione entre 4 y 5 ºC más caliente que si solo empleamos el ventilador lateral. Sin embargo, si empleamos una gráfica con la configuración de refrigeración tradicional, el uso de la guía puede suponer unos 6ºC menos en el funcionamiento de la gráfica, un descenso muy notable.

En cuanto a sonoridad de la caja, con la configuración de serie ésta se muestra muy poco sonora.

CONCLUSIÓN.

Después del excelente trabajo que se realizó con la CM690 II Advanced, Cooler Master nos demuestra con la HAF X cómo se puede mejorar algo aparentemente inmejorable y mítico como era la 932. Sin escatimar ningún esfuerzo para implementar nuevas características que realmente funcionan como se espera, la HAF X es la caja a tener si eres un gamer o un overclocker serio que se preocupa por dar una larga vida a sus componentes. Aunque tiene sus fallitos aquí y allá (porque no existe la caja perfecta), Cooler Master nos acerca un paso más a la perfección con la HAF X.

Pros:

-Excelente ventilación.

-Muy baja sonoridad.

-Excelente elección de materiales.

-Las puertas laterales no se deforman al manejarlas.

-Excelente acabado.

-Incluye conectores USB 3.0.

-Posibilidad de montar una RL de tres cuerpos en el techo.

-Ventiladores con filtro anti polvo.

-Dos bandejas extraibles para conectar discos duros portátiles sin tener que apagar el sistema.

-Posibilidad de apagar los LEDs del ventilador frontal.

-Bandeja específica para montar SSDs.

Contras:

-Seguimos sin filtro anti polvo en la zona de la fuente de alimentación.

-Uso de plástico en la guía de aire.

-Colocación más difícil de lo que debería de ser de la guía de aire.

-Tornillos con diferente rosca pero mismo tipo de cabeza.

-Algo cara.

-La tengo que devolver.

La Cooler Master HAF X es una caja que me encanta y que desde luego hará las delicias de sus futuros propietarios. Por todo esto, creo que se hace muy claramente acreedora de:

LA BENDICIÓN DEL GURÚ, CAREGORÍA DE ORO.

Queremos agradecer a Cooler Master la posibilidad que nos ha brindado de poder testear esta magnífica caja. CM, CM, ya te dije que me harías llorar si la tenía que devolver.