Colorful GeForce GTX 1050 Ti Vulcan X

Ver noticia 'Colorful GeForce GTX 1050 Ti Vulcan X'

Hace un tiempo os contábamos que el ensamblador de tarjetas gráficas Colorful había comenzado a vender en tiendas chinas, y de una de éstas nos ha llegado una Colorful GeForce iGame GTX 1050 Ti Vulcan X que vamos a analizar en el día de hoy, como siempre mostrándoos la tarjeta gráfica en sí misma y, por supuesto, su rendimiento y demás a la hora de la verdad.

Aunque no se ven en España muchas gráficas de ésta marca, desde hace tiempo es uno de los fabricantes más importantes, especialmente para NVIDIA, y que de hecho llegó a estar en segunda posición como el que más unidades vendía. Y es que sus tarjetas gráficas están fabricadas con una gran calidad de construcción y no tienen nada que envidiar en cuanto a rendimiento, temperatura y consumo a otros ensambladores más afamados como MSI, Asus o Gigabyte. Además, como desde hace un tiempo ya venden en tiendas chinas es mucho más sencillo poder adquirir sus productos en España, con garantía y todo.

En el día de hoy analizamos el modelo iGame Vulcan X de la GeForce GTX 1050 Ti, una gráfica modesta orientada a jugar al máximo a títulos de tipo eSports y con calidad moderada a juegos triple A, pero que destaca por su bajo consumo -especialmente en comparación con su contrapartida de AMD que consume casi el doble- y por un precio realmente competitivo, pues el modelo que hoy analizamos tiene un precio de apenas 160 euros (las RX 470 / RX 570 con las que se compara en rendimiento cuestan 220 / 240 euros).

Esta tarjeta gráfica monta una GPU GP107 con cierto Overclock de fábrica, y cuenta con un botón en la parte trasera que permite elevar un poco más el nivel de OC sin que el usuario tenga que hacer nada (mas que pulsar el botón). Además, incorpora un disipador de doble ventilador que asegura un funcionamiento a óptimas temperaturas con un bajo nivel de ruido.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Como podemos ver, ésta GTX 1050 Ti de Colorful funciona a una velocidad de 1379 Mhz de base (frente a los 1290 Mhz de la versión de referencia) y 1493 Mhz en modo GPU Boost (frente a los 1392 Mhz del modelo de referencia), con 4 GB de memoria GDDR4 dedicados que, a través de su bus de 128 bits funcionan a una velocidad de 7 Ghz efectivos. Una de las ventajas, por otro lado, es que solo requiere un conector PCI-Express de 6 pines de la fuente de alimentación (por lo que su consumo teórico es de 150 vatios como máximo), lo que la hace compatible con prácticamente cualquier equipo, incluso los de gama baja.

Además, Colorful ha optado por una solución de doble ventilador de 90 mm para esta gráfica de la familia Vulcan X, frente a las soluciones de un solo ventilador que hay en el mercado. Esto hace que la gráfica sea un poco más larga y, aun así, es lo suficientemente pequeña para entrar en la mayoría de cajas de PC, incluso las mini ITX. Éste tipo de solución de refrigeración garantiza una óptima temperatura de funcionamiento con un bajo nivel de ruido, aunque eso es algo que lógicamente vamos a poner a prueba en nuestro análisis.

ANÁLISIS EXTERNO

La gráfica viene embalada en una caja de cartón rígido de color negro en cuya cara frontal tan solo podemos ver marca y modelo, además de unas pocas de sus características genéricas en la zona inferior. Esto va acompañado de un simple dibujo decorativo.

En la parte posterior se describe lo que han llamado Gamer Customization, y destacan con un icono que pertence a la serie iGame y Vulcan Series. Seguimos sin imágenes de cómo es la gráfica que se alberga en el interior.

En uno de los laterales tenemos las características técnicas resumidas, requisitos de sistema y contenido de la caja.

Abrimos la caja, y lo primero que vamos a ver es, como siempre, los accesorios. En este caso el fabricante incluye un CD con drivers y manuales, un pequeño folleto de instrucciones, y un cable conversor que convierte dos conectores MOLEX de 4 pines en un PCI-Express de 6 pines.

Aquí tenemos la gráfica, ya fuera de su embalaje. Podemos ver el disipador de doble ventilador de 90 mm de diámetro de color negro con adornos en color rojo metalizado.

Por detrás encontramos un backplate que cubre todo el PCB, y también podemos ver que, como en algunas gráficas, en ésta el ventilador trasero sobresale un poco del PCB.

Aquí se puede ver mejor

En esta zona también tenemos la habitual etiqueta identificativa.

En la parte trasera encontramos una salida de vídeo HDMI, un DisplayPort y un DVI-DL, además de la habitual rejilla de salida de aire. A la izquierda de esta, el switch del que os hablábamos antes para poder activar y desactivar el modo “Turbo”.

Aquí lo podéis ver más de cerca. Es simplemente de apretar para cambiar de una posición a otra.

En la siguiente imagen tenéis la vista lateral de rigor, que nos permite atisbar que el disipador consta de dos heatpipes de cobre niquelado y un bloque de láminas de aluminio.

Y el conector PCI-Express de 6 pines correspondiente.

TESTEO

Vamos a comenzar enumerando los componentes de hardware que hemos utilizado para las pruebas. Son básicamente los mismos que empleamos al analizar todas las demás desde que cambiamos de banco de pruebas.

Ya en el momento de su lanzamiento analizamos una MSI GeForce GTX 1050 Ti, pero no tendría mucho sentido compararla ahora con ésta pues ha pasado bastante tiempo y los drivers han mejorado notablemente el rendimiento. Además, lo que interesa es ver las facultades de esta nueva gráfica de Colorful que ahora podemos comprar en España y a buen precio, ¿no? En este caso los drivers empleados han sido los GeForce 387.92 WHQL, justo los anteriores a los que han salido hace poco y que añaden soporte para Destiny 2 (en el momento de hacer las pruebas aún no estaban disponibles).

Comenzamos como siempre con la captura de GPU-Z de rigor.

Consumo y temperatura

Vamos a empezar a hablar de la temperatura. Según NVIDIA el nuevo proceso de fabricación a 14 nanómetros de la GPU hace de ésta gráfica mucho más fresca que ediciones anteriores a 16 nanómetros, y al contar con un disipador personalizado de Colorful deberíamos tener un buen rendimiento térmico con bajo nivel sonoro.

La gráfica que podéis ver a continuación es el Delta de temperatura, es decir, la temperatura medida menos la temperatura ambiente, de manera que si ésta última varía durante las pruebas no afecte a la comparativa con otras gráficas.

Efectivamente, la gráfica es basante fresca y tal y como nos prometían, con el añadido de que el disipador en ningún momento se hace ruidoso, ni siquiera rumoroso. Es idóneo para un Silent PC.

En cuanto al consumo, como siempre, hemos utilizado un medidor de enchufe Efergy eSocket para medir el consumo global del equipo. Solo hemos medido el consumo del sistema completo, sin monitor, y éste ha sido el resultado tanto en reposo (idle) como en Full Load (Prime95 + Furmark + HD Tune).

Esos menos de 220 vatios a máxima carga son una nimiedad, y prácticamente cualquier fuente del mercado podrá con el sistema. Desde luego se ha mejorado notablemente el consumo con esta gráfica.

Pruebas sintéticas

Vamos ahora con 3DMark, pues nada mejor que éste benchmark para ver la capacidad de una tarjeta gráfica en un escenario orientado a los juegos.

Desde luego el rendimiento es excelente para tratarse de la gráfica que se trata, bastante superior a la 1050 Ti anterior que, como dijimos antes, tenía unos drivers menos pulidos y además funcionaba a una velocidad inferior. Y consumía más, por que el punto fuerte de ésta gráfica es que proporciona mayor rendimiento con menor consumo, o en otras palabras, mayor eficiencia.

Por supuesto también hemos querido probar la gráfica en Heaven Benchmark, una prueba que nos da una idea bastante concreta de cómo se va a desenvolver en juegos.

Nada que no fuera de esperar. En ésta misma prueba la RX 460 obtuvo 23 FPS y la RX 470 47.8 FPS (y la anterior 1050 Ti 36.7 FPS).

Para terminar con las pruebas sintéticas y antes de entrar en materia de juegos (pues lógicamente quien se compre ésta gráfica la quiere para jugar), y dado que hoy en día la realidad virtual es un tema que está en boca de todos, hemos pensado que no hay benchmark mejor que el Steam VR. Éste ha sido el resultado.

A duras penas es apta. No es que sea una gráfica diseñada para la realidad virtual, pero si queremos simplemente “probar a ver qué tal” nos podría servir.

Pruebas en juegos

La GTX 1050 Ti es una gráfica sencilla, barata y de bajo consumo que si bien está pensada para juegos, como comentamos al principio es más bien para juegos tipo eSports al máximo y para triples A con ajustes medios o bajos. Por éste motivo hemos hecho dos pruebas, siempre en resolución Full HD. La primera es de juegos eSports con todo a tope y comparándola con la RX 460 de AMD, con la que compite en precio, y aquí tenéis el resultado.

Evidentemente va más que sobrada para esto.

Ahora veamos qué tal se desenvuelve con títulos un tanto más exigentes, todos ellos DirectX 12, también en Full HD y con todo al máximo y ahora comparado con otras gráficas “parecidas”, pues incluimos la RX 470 y la GTX 1060, que es la siguiente en rendimiento.

Y la conclusión a éste respecto es: “nada mal”, la verdad.

CONCLUSIÓN

El rendimiento de la GTX 1050 Ti es excelente para los juegos para los que ha sido concebida, pero eso ya lo sabíamos. La conclusión que sacamos y lo interesante de éste análisis es que hemos visto que el modelo de Colorful no solo es más rápido, se calienta menos, es más silencioso y consume menos que la competencia, sino que además es uno de los más asequibles de éste modelo de gráfica y que como ya sabéis, ahora podemos comprar en España.

Personalmente me parece un ensamblador de primera línea que poco o nada tiene que envidiar a Asus, Gigabyte o MSI por poner algunos ejemplos, y que no solo les tutea en calidad sino que supera en rendimiento.

PROS:

  • Rendimiento muy decente.
  • Excelente calidad de construcción y materiales.
  • Muy silenciosa y fresca.
  • Consumo ridículo.
  • Pequeña y fácil de instalar.
  • HDMI, DisplayPort y DVI-DL.
  • Precio (160 euros en tienda china).

CONTRAS:

  • Realmente nada destacable.

Por todo ello, ésta gráfica de Colorful se lleva un galardón de Platino como una casa y, por supuesto, nuestra recomendación tanto por su buen rendimiento como por su relación prestaciones / precio, poniendo especial énfasis en el bajo consumo que tiene.

Revisado por Rodrigo Alonso el 26 octubre 2017