Antec GX500

 

antec-logo-300x62

 

¿Qué podemos decir de Antec que no se sepa ya? Toda su oferta de cajas es de gran calidad y nunca decepciona, y estamos seguros de que éste caso no será diferente. Hoy analizamos la Antec GX500, lanzada hace apenas una semana. Se trata de un modelo de gama media que se puede encontrar a la venta en varias tiendas online entre 40 y 50 euros y cuenta con la garantía de 3 años de Antec.

Discreta y elegante, veremos que se trata de una gran opción si buscamos buenas prestaciones a un precio comedido.

Características técnicas

Destacar que debido a lo nueva que es, aún no se puede encontrar información en la página web de Antec, no aparece listada en su catálogo. Debemos recurrir a las propias tiendas o a notas de prensa para conocer sus características:

Factor de forma: Semitorre
Compatibilidad placa base: ATX
Fuente de alimentación: ATX Estándar
Refrigeración líquida: Compatible
Dimensiones: 205mm x 458mm x 476mm (Ancho x Alto x Largo)
Material de la estructura: Acero
Material del frontal: Plástico
Panel lateral: Rejilla de ventilación
Bahías externas: 2 x 5.25”
1 x 3.5”
Bahías internas: 4 x 3.5”
1 x 2.5”
Slots expansión: 7 x Full Size
Refrigeración delantera: 2 x 120 mm de entrada (opcionales)
Refrigeración superior: 2 x 120 mm de salida (incluídos)
Refrigeración trasera: 1 x 120 mm traseros (incluídos)
Refrigeración lateral: 1 x 120 mm (opcional)
Panel frontal: 2 x USB 3.0
1 x HD Audio (además de AC’97)
1 x Micrófono
Control velocidad
Color del frontal: Negro
Color principal: Negro
Fuente incluída: No
Peso neto: 5 Kg

Tiene rejillas de ventilación en el lateral derecho, parte trasera, delantera y superior (la parte frontal y superior se pueden desmontar muy fácilmente como ya veremos) y filtros delante y debajo. Cuenta en su interior con espacio para gráficas de hasta 380 mm, así como un pequeño compartimento al otro lado de la zona para la placa base para gestión de cables. Montaje de SSD, HDD y demás dispositivos sin herramientas.

En el frontal incorpora dos puertos USB 3.0, las típicas salidas de audio además de los botones de encendido y reset y control de 2 velocidades de ventiladores, que por cierto cuenta con dos de 120mm preinstalados en la parte superior y otro trasero del mismo tamaño. Un total de ocho bahías para dispositivos ópticos y de almacenamiento y espacio para siete tarjetas de expansión.

Sus dimensiones no son nada fuera de lo común, lo normal para una caja de estas características, sin embargo es de agradecer que incluya dos ventiladores superiores y otro trasero.

Análisis externo

La Antec GX500 viene en una caja de cartón duro en cuyos laterales se encuentra un diagrama de todas las piezas junto con las características además de un par de imágenes. Dentro, viene envuelta en plástico y adecuadamente protegida por dos piezas de porexpán que además de proteger la caja de posibles golpes hacen que no se mueva dentro del cartón durante el transporte.

Una vez la desenvolvemos tiene este aspecto. Una vez abrimos la tapa lateral de la caja metálica nos encontramos con una pequeña cajita de cartón blanco que contiene los manuales, la garantía, la tornillería y demás piezas.

Vamos a ver primero el contenido de la cajita:

  • Una bolsita con la tornillería y el speaker para la placa base: Alzadores para la placa base, tornillos varios, arandelas y tornillos de dedo de repuesto para las tapas.
  • Manuales y el panfleto de la garantía
  • Guías para los discos duros

Antec GX500

  • Alambres para fijar los cables en el compartimento de detrás de la placa base
  • Por último, una tira con pequeñas piezas adhesivas

Antec GX500

Una vez presentados todos lo “accesorios” incluidos vamos con la caja en sí, de fuera a dentro:

Se aprecia la sencillez de su diseño. No hay rasgos que llamen especialmente la atención de forma extravagante pero sin embargo presenta un aspecto muy elegante y agradable a la vista. Ambas rejillas, tanto la superior como la frontal le dan un toque de calidad, por otro lado, los laterales no tienen nada de especial.

Para gustos, colores, pero personalmente me agrada bastante el diseño exterior. Sobrio y elegante, no hay necesidad de detalles estrafalarios.

Los laterales no tienen nada de especial, aparte de presentar un relieve desde los bordes para facilitar el que se puedan montar disipadores de gran altura en su interior. Vamos a ver la caja empezando por el frontal, pasando a la parte inferior, trasera y superior.

Empezamos con la parte frontal, más de cerca:

Antec GX500

Lo que vemos en la primera imagen es la rejilla de ventilación de la parte frontal, se distingue por detrás una segunda rejilla de forma hexagonal con filtro de polvo. Ambas piezas se pueden desmontar con facilidad:

Para quitarlas, solo hay que desbloquear el botón que hay en la parte de abajo y deslizar:

De hecho, todo el frontal se puede quitar, tirando de él:

Vamos a ver por completo la parte inferior de la caja:

Antec GX500

Lo que vemos ahora es la parte de debajo, por eso arriba se ve el switch de la rejilla frontal. Vemos que las patas son prominentes, bastante anchas y en los extremos cuentan con una almohadilla o gomilla para no resbalar con el suelo . Abajo trae un filtro de polvo que se puede quitar y poner muy fácilmente, solo hay que levantar un poco la pestaña y deslizarlo hacia afuera (las propias patas hacen de guías).

Vamos a ver el filtro más de cerca, y aprovechamos para seguir el “tour” por la parte trasera. Ahí tenemos el filtro visto desde detrás, como vemos, solo hay que levantar un poco la pestañita y sacar hacia afuera:

Abriendo un poco la imagen, vemos mejor la perspectiva:

SAMSUNG

De abajo a arriba: ventana de la fuente de alimentación, las siete bahías de expansión a la izquierda y una rejilla de ventilación a la derecha, encima de ésta, el ventilador trasero incluido y a su lado el hueco para el backpanel. Encima del ventilador, dos agujeros para refrigeración líquida.

Arriba del todo, nuevamente un switch que sirve para desbloquear la rejilla superior:

Antec GX500

Pasamos a la parte de arriba, éstos son los otros dos ventiladores que incluye la caja:

Antec GX500

Que podemos ver más de cerca si quitamos la tapa:

Hay que comentar que tanto ésta rejilla como la de delante salen sin la menor dificultad, muy suave. Por otro lado, hay que tener un poco de cuidado ya que los switches a veces se abren solos, están un poco sueltos.

Vamos a ver por último la parte del panel I/O delantero:

Antec GX500

La franja transparente larga que vemos abajo es una luz azul que se queda encendida todo el rato una vez que arrancamos nuestro sistema. La otra que hay encima, mucho más pequeña, es el LED de actividad del disco duro. En los extremos, a la izquierda tenemos el botón de reset y a la derecha el de encendido.

Dos USBs, las salida de audio y el micrófono se encuentran en el centro.

Los dos selectores de velocidad de los ventiladores completan el panel I/O (el izquierdo controla los dos superiores, y el derecho el trasero, por defecto), cuentan con dos velocidades y una posición de apagado.

Una vez vistas todas las características y detalles del exterior de la caja pasamos al interior.

Análisis interno

En ésta primera imagen vemos la pinta que tiene el conjunto:

Antec GX500

El manojo de cables que se ve es el que viene del panel delantero e incluye los cables de los LEDs, el audio, los botones de reset y encendido y tanto el ventilador trasero como los dos superiores ya conectados a un molex. Aquí lo vemos desde los dos lados:

Veamos cada uno de los elementos:

En las dos primeras imágenes vemos los compartimentos para discos y dispositivos ópticos: el de 4×3.5″ + 1×2.5″ de abajo y el de bahías externas de arriba de 2×5.25″ + 1×3.5″.

Es de agradecer el espacio entre las dos “jaulas”, muy a mano en caso de que nuestra tarjeta gráfica sea larga. Gracias a esto, podemos instalar tarjetas de gran longitud sin problemas.

En las otras dos vemos el ventilador trasero y los dos superiores. Se ve también la “ventana” en la zona del procesador, que es útil a la hora de instalar un disipador si no queremos sacar la placa base.

Vamos a ver la caja por el otro lado:

En las dos últimas imágenes se ven esos pequeños salientes a los que enganchar los cables que queramos enrutar por detrás con los alambres. Un pasacables justo donde se encontraría la “salida” de cables de la fuente de alimentación y otros tres en la vertical, por donde atraviesan los cables del panel frontal.

Quizá no se vea demasiado bien en las fotos, pero a primera vista, éste espacio de detrás de la placa base no parece demasiado ancho para albergar todos los cables. Ya lo veremos en la instalación.

Instalación

Al instalar la placa base, no hay nada remarcable que decir, excepto que seis de los nueve alzadores ya vienen puestos, y si necesitamos los otros tres tendremos que ponerlos. No se incluye ninguna herramienta para fijarlos a la caja, por lo que o nos la buscamos nosotros o lo hacemos a mano.

En cuanto al disipador, no hemos tenido ningún problema, y hemos probado con dos distintos; un Gelid – The Black Edition, y un Raijintek Themis Evo, que aunque no son de los más grandes del mercado, tampoco son pequeños, por lo que con estos dos como “muestra” se cubre un amplio espectro de disipadores compatibles.

SAMSUNG

Como rezan las especificaciones, la instalación de dispositivos es sin herramientas, y para ello tenemos esos cuatro tornillos de mano blancos en el caso de las bahías externas. Solo hay que introducir el dispositivo hasta alinear uno de los agujeros para tornillos que tenga en el lateral y apretar y ajustar el tornillo.

Antec GX500

En el caso de la jaula de abajo, encajamos en nuestro disco duro las guías que traía la cajita que hemos visto al principio y lo introducimos en la jaula, tienen unas pestañitas que hacen que no se salga una vez dentro y se quede bien fijado. En el caso de que sea un SSD de 2.5″ (encima de los cuatro de 3.5″), es necesario usar dos tornillos en el lateral izquierdo para fijarlo.

Antec GX500

Después de acomodar la placa base y los discos, le toca el turno a la gráfica, que entra sin mayores problemas, ya hemos dicho que ese espacio extra vendría muy bien. Recalcar que hay que elegir bien qué slot de expansión vamos a usar, ya que las pestañas que protegen éstas en la parte trasera de la caja no se pueden volver a poner una vez quitadas.

Por último, la fuente de alimentación. Sin problemas. Aunque recomendamos, con esta caja especialmente, que se use una modular, ya que sino el lío de cables que tenemos es importante, que es lo que nos ha ocurrido a nosotros. El espacio para albergar cables es definitivamente escaso. Ha sido necesario dejar alguno de los cables de la fuente debajo del disco duro porque era imposible hacer que pasara por detrás.

Antec GX500

Por último, nos queda enchufar el molex del control de ventiladores a otro molex de nuestra fuente de alimentación.

Por otro lado, uno de los pasacables se hace un poco pequeño, y hay que doblar los cables SATA para que entren:

Una vez todo está en su sitio, procedemos a enrutar los cables por detrás, y el resultado final es el siguiente:

En definitiva, todo muy bien pero el espacio para cables es insuficiente, y si además lo juntas con una fuente modular y no quieres dejar ningún cable en la parte “principal” de la caja, te va a costar cerrar la tapa.

Nivel de ruido y temperatura

En cuanto a temperatura, los tres ventiladores incluidos ayudan en gran medida a bajar unos grados, lo cual es de agradecer. Y el hecho de que podamos ponerlos a tope cuando queramos gracias al control del frontal es un punto a favor sin duda.

En cuanto al ruido, nos ha sorprendido los silenciosos que son en el modo de baja velocidad, sin embargo cuando los ponemos a tope sí que se nota que están girando, como es normal, por eso no es lo suyo que estén siempre a la máxima velocidad.

En definitiva, se comporta muy bien en estos dos aspectos, y es de admirar que en una caja de gama media y precio acorde, se incluyan tres ventiladores de gran calidad que ofrezcan tanto. Combínala con un disipador silencioso y ni te enterarás de que el PC está encendido.

Conclusión

Una gran opción si buscas una caja con grandes prestaciones a un precio asequible. Sinceramente, se trata de un gran producto, como Antec nos tiene acostumbrados.

Si hubiese que elegir una caja de este rango de precios, la Antec GX500 debería ser la primera en venir a la cabeza.

Pros:

  • Diseño elegante
  • Gran relación calidad/precio
  • Tres ventiladores y controlador incluido
  • Filtros y rejillas fácilmente desmontables
  • Construcción robusta

Contras:

  • Gestión de cables deficiente

punt

HZ_Score_1Gold

HZ_Stamp_PriceAndQuality_Mod1