ANTEC GX330

Ver noticia 'ANTEC GX330'

 

Una nueva caja, en este caso se pude considerar de la gama media baja a tenor de su precio de mercado aunque, no sería la primera vez, el precio confunde la calidad de los productos que vendemos o  para bien o para mal, dependiendo de las circunstancias. En este caso el fabricante no es un novato en esto de la fabricación de cajas.

ESPECIFICACIONES

Estamos ante una caja con formato de forma ATX, por lo que todas las E-ATX y XL-ATX las descartamos. Igualmente posee una peculiaridad y es que, nos ofrece la posibilidad de instalar una unidad óptica o rehobus, un deposito de bahía, o incluso un lector de tarjetas gracias a su bandeja para dispositivos de 5,25″. Cierto es que está en desuso y ya los fabricantes han renunciado a este tipo de bahías pero sigue existiendo gente que las utiliza por lo que no podemos pensar en descartarla. La ventaja es que la propia bandeja es totalmente extraible como veremos más adelante. Otra de las ventajas, es la posibilidad de instalar tarjetas gráficas de hasta 40 cm por lo que cualquier tarjeta del mercado cabría dentro de la caja sin problema.

ASPECTO EXTERNO

El embalaje es lo primero que analizamos, como es habitual. Igual de habitual es la apuesta por todos los fabricantes de utilizar el mismo tipo de embalaje de cartón, de colores neutros y con dibujos, renunciando ya a los embalajes con detalles estéticos que encarecían el producto.

En la parte frontal encontramos una vista de tres cuartos de la caja en la que ya podemos suponer que lleva una ventana en el lateral principal además tenemos el logo de Antec en la parte inferior izquierda.

Desde el otro lateral podemos apreciar un dibujo de la parte frontal de la caja que ya nos invita a conocer los puertos frontales que nos ofrece. El logo, en esta ocasión, lo pasan a la parte inferior derecha.

En los otros laterales podemos encontrar, en uno, las especificaciones de la caja de forma resumida y en el otro alguna vista de la caja con sus principales características.

Pero lo más importante es la protección para evitar daños durante el transporte y en esto Antec es especialista. A las dos planchas de poliespan que utiliza para que la caja no se mueva durante el transporte, le suma una bolsa de plástico que envuelve a la propia caja para evitar arañazos.

ACCESORIOS

No se puede decir que la Antec GX330 sea muy prolífica en accesorios pero también es verdad que por el precio al que está en el mercado no se pueden permitir muchas exquisiteces. Los accesorios se limitan a una pequeña guía-folleto de montaje, a unas cuantas bridas de plástico y a la tornillería necesaria. Uno de los detalles que más me han gustado es que cada tipo de tornillo va en una bolsita individual que a su vez va etiquetada con el tipo de tornillo y el número de tornillos. Sin duda un detalle que puede parecer tonto pero ojalá todos los fabricantes hicieran lo mismo.

EL ASPECTO EXTERNO

Por fin sacamos la caja de su envoltorio y una de las cosas que más nos llama la atención es el peso. Estamos ante una caja bastante liviana si tenemos en cuenta que sus materiales no son precisamente aluminio. La caja se vende bien en color negor o en color blanco y a nosotros nos ha tocado la de color blanco como podéis apreciar en la primera de las fotografías.

El principal lateral está cubierto por una gran ventana de metacrilato que permitirá ver el interior cuando el PC esté montado. Las formas, sin ser especialmente agresivas, sí se salen un poco de lo habitual y le dan un cierto aire moderno a la caja aunque sin salirse de los canones. Ya podemos apreciar que la caja está totalmente fabricada en acero SECC, que es el típico utilizado para la construcción del chasis de las cajas por su robustez y limpieza al no dejar las marcas de las huellas cuando la cogemos. Además es un material económico y dependiendo del grosor, puede ser una buena apuesta para la fabricación de la propia caja.

El otro lateral no tiene nada que destacar más allá de la prominencia cuadrada que sobresale de la tapa de la caja y que puede ser una buena idea para la gestión de los cables teniendo en cuenta que esta caja apenas nos permite pasar los cables a la parte trasera al no haber prácticamente hueco entre la bandeja de la placa y el final de la caja.

Pasamos a la parte frontal de la caja. Con el propio frontal puesto podemos apreciar dos zonas diferenciadas pero es puramente estético. Como siempre, en el centro el logo de ANTEC. Lo que sí se puede apreciar es que todo el frontal está protegido por un gran filtro antipolvo.

Vamos a quitar el propio protector de plástico y podremos conocer lo que esconde el frontal realmente. Si os fijáis, está preparado para albergar hasta 3 ventiladores de 120 mm (de los cuales incluye uno de serie) y en la parte superior se aprecia el hueco para poder introducir una unidad óptica de 5,25″.

Justo por encima de la bahía de 5,25″ encontramos los puertos frontales que nos ofrece Antec. Se trata, de izquierda a derecha, de un puerto USB 3.0, un puerto USB 2.0, las conexiones para micrófono y auriculares y el botón de reset. Si os fijáis en la foto de más abajo podréis apreciar, justo encima del puerto USB 2.0,  el gran led que Antec pone de actividad del disco duro.

Si seguimos hacia arriba encontramos el gran botón circular de encendido con una especie de A mayúscula en relieve, y justo encima del botón de encendido el interruptor para regular la velocidad de los ventiladores.

La parte posterior de la caja apuesta por incorporar la fuente de alimentación en la parte inferior, como ya es habitual, y presenta hasta 7 slots de expansión. En la parte superior podemos encontrar el segundo ventilador que Antec incluye en esta caja.

Vamos a echar un vistazo a la parte superior de la caja que incluye una rejilla metálica a modo de filtro a lo largo de todo el recorrido.

Dicha rejilla se puede quitar tirando de la pieza completa de plástico y tenemos acceso a los huecos para los 3 ventiladores de 120 mm que acepta la parte superior de la caja.

Y cerramos el aspecto externo con una vista inferior de la caja que, como principal característica tiene las cuatro grandes patas que levantan a la caja no por pura estética, sino con el fin de facilitar la entrada de aire frio desde abajo hacía arriba y conseguir ese flujo de aire. Además, las patas presentan piezas de goma que utiliza el fabricante con el fin de evitar las vibraciones de la caja y, por supuesto, conseguir que no se deslice con facilidad.

A la derecha, si os fijáis, encontramos perforada la zona donde se asienta la fuente de alimentación con el fin de permitir la entrada de aire, como os decíamos anteriormente. Por cierto, dicha zona incluye un filtro que es fácilmente extraible.

Y a la izquierda podemos ver el gran hueco que deja Antec deliberadamente para que entre el aire frio desde abajo hacia arriba y entre por la parte frontal de la caja. Está claro que todas las decisiones en cuanto a diseño que toma el fabricante no son puramente estéticas.

INTERIOR DE LA CAJA

El interior de la caja está pintado en negro aunque el modelo que nos ha tocado analizar es el blanco.

Comenzamos con la parte inferior de la caja que está dividida en dos zonas bien diferenciadas. La zona de la izquierda está abierta y en ella se asienta la fuente de alimentación. Cuatro piezas de goma sirven para apoyar la fuente y conseguir que no se transmitan las vibraciones de la misma a la caja. Además, la parte inferior está perforada para recibir el aire frío del exterior.

La parte derecha está carenada y presenta un hueco en la zona del ventilador para poder instalar sin problemas un radiador de 360 mm en la parte frontal de la caja.

Otra de las características de la caja es el gran número de huecos que posee para poder pasar el cableado hacia la parte posterior de la misma aunque hubiera sido de agradecer que vinieran con el típico recubrimiento de goma para no dañar el cableado a su paso. ¿Porque no lo han hecho? claramente por el precio de la caja.

Por supuesto y como ya hacen todos los fabricantes de cajas, la bandeja de la placa base tiene un gran agujero para permitir el cambio del disipador (si usa backplate) sin necesidad de tener que quitar la placa.

Ahora podemos ver una vista del ventilador trasero de 120 mm (que también viene de serie) y podemos apreciar las siete tapas de los siete slots de expansión con sus correspondientes tapas removibles.

Vamos a dar un repaso a la parte superior, en la que encontramos la bandeja de 5,25″ que, como os hemos dicho anteriormente, es totalmente extraible.

Si quitamos la bandeja de 5.25″, podríamos optar por poner un radiador de 360 mm en la parte superior. Sin duda una gran opción para los amantes de la refrigeración líquida. Por cierto, si os fijáis, resalta sobre el resto del interior de la caja pues esta zona sí está pintada en blanco, como el exterior.

Vamos a la parte posterior de la caja. Aquí encontramos uno de los principales inconvenientes. La falta de espacio entre la bandeja y el final de la caja para poder esconder el cableado. El famoso cable management.

Desde dicha parte posterior es desde donde podemos instalar los dos discos de 2,5″ y los dos discos de 3,5″ que admite la caja. Las dos bandejas para discos de 2,5″ quedan incorporadas en el lado de la izquierda.

La instalación es muy sencilla, debiendo liberar simplemente el tornillo manual, extraer la propia bandeja, atornillar el disco a la misma y volver a engancharla ajustándolo nuevamente.

La jaula para discos de 3,5″ quedan escondidos dentro del carenado de la parte inferior de la caja, accediendo a la jaula desde la propia parte posterior de la caja.

Dentro de dicha jaula o rack podemos encontrar dos bandejas para discos de 3,5″. La instalación del disco en las bandajes es la habitual en cualquier caja. Tiene cuatro pequeñas piezas de goma que sirven para evitar vibraciones.

En cuanto a las conexiones, a parte de las habituales de power, reset, HDD LED y Power LED tenemos un conector para USB 2.0, otro para USB 3.0 y un adaptador molex unido directamente al regulador de las revoluciones de los ventiladores del cual salen a su vez tres conectores de cuatro pines para tres ventiladores.

CONCLUSIONES

Aquí surge la polémica habitual. ¿Debemos analizar el producto desde el punto de vista del precio o eliminar el precio de la ecuación y analizar el producto “tal cual”?. Esta duda me surge porque se me ocurre que hay muchas cajas mucho mejores que esta, eso es obvio, pero dentro del segmento de precios del que estamos hablando (aproximadamente 65 €) es una caja que cumple, con creces, todo lo que hay que solicitarle a una caja.

Los materiales, la estética, el espacio interior satisfarían a muchos usuarios que no quieres gastarse más de 100 € en una caja. Detalles no podremos encontrar pero sí efectividad en la fabricación propia de un fabricante que sabe lo que es necesario en este tipo de producto y lo que simplemente es superfluo.

VENTAJAS 

  • Calidad media-alta de materiales
  • Espacio para GPU de 40 cm de longitud
  • Facilidad de montaje gracias al amplio espacio interior
  • Muy bien diseñada para incorporar radiadores de hasta 360 mm

INCONVENIENTES

  • Pobre gestión del cableado
  • Pocos puertos USB frontales
  • Corta en cuanto a la posibilidad de instalar discos

Revisado por Miguel Ángel Rodríguez el 05 octubre 2017