Análisis: Wooting One

Analisis Wooting One

Si has jugado a videojuegos, te habrás encontrado muchas veces el dilema de qué es mejor para determinados juegos: si el combo de teclado y ratón, o utilizar en su lugar un mando. Pero, ¿y si hubiera una opción intermedia? Aquí entra Wooting One, el primer teclado analógico que combina lo mejor de ambos mundos para no tener que volver a dudar nunca más.

Wooting One: Un teclado hecho por y para gamers

Teclas analógicas: esta fue la idea que tuvieron tres amigos que se conocieron jugando al Guild Wars: Calder (CEO), Jeroen (Ingeniero) y Erik (diseñador). Después de un tiempo donde perdieron el contacto, decidieron volver a juntarse con el objetivo de cambiar la industria del videojuego.

Lo que empezó como una idea pronto se materializó en un prototipo, que más adelante dio lugar a un Kickstarter en 2016, donde consiguieron alcanzar la meta original en sólo 24 horas. Durante todo el proceso de financiación compartieron actualizaciones en su blog, además de tener una comunidad y soporte con más de 1.000 usuarios en Discord.

La compañía empezó a comercializar ya su teclado el año pasado, pero su objetivo no se queda ahí, sino que quieren que los teclados analógicos sean el estándar de la industria. De momento, la compañía cuenta con el único a la venta, y Cooler Master anunció en el CES de las Vegas 2018 el MasterKeys MK851, un teclado peculiar que, a diferencia del Wooting One, sólo tiene el WASD como teclas analógicas.

Antes de explicar concretamente cómo funcionan los mecanismos de este teclado, es mejor que veáis el siguiente GIF que os dejará claro cómo funcionan estas teclas:

Características técnicas

El Wooting One, como vemos por su aspecto, es un teclado Tenkeyless (TKL), es decir, sin Numpad. Esto es muy cómodo para jugar, ya que no tenemos que abrir tanto los brazos y podemos tener tanto el teclado como el ratón en una posición más natural. La base del teclado está hecha de aluminio 6000, lo que le aporta rigidez en un peso de tan sólo 760 gramos. Aunque parezca demasiado poco para un teclado, os puedo asegurar que no se mueve ni un ápice ni jugando ni escribiendo gracias a unas gomas muy adherentes.

El teclado es totalmente personalizable a nivel de teclas y de incluso los interruptores. La compañía ofrece dos packs: el de 159,99 euros incluye un pack de interruptores, pudiendo elegir entre rojos (lineales) y azules (con feedback táctil). El pack de 199,99 euros incluye ambos tipos de mecanismos para poder cambiar entre ellos como queramos.

Por si queremos cambiar unas pocas teclas, la compañía incluye en el pack de 159,99 euros cuatro interruptores rojos y otros cuatro azules, que vienen muy bien para tenerlos de repuesto por si alguno se estropea. Incluso podemos cambiar la placa externa del teclado (top plate) por otra de un color que nos guste más. El intercambio de los propios interruptores lo podemos realizar gracias a que estos mecanismos no tienen que ir soldados, por lo que son fácilmente reemplazables.

El cable que tiene el teclado es microUSB de 1,8 metros con recubrimiento de oro. El cable está mallado, es extraíble y es bastante fino y permite sacarlo por el centro o por uno de los laterales del a parte superior, lo cual es muy cómodo para evitar que nos choque con el monitor o con un altavoz.

Para poder disponer de teclas multimedia contamos con una tecla de función (FN) donde antiguamente encontrábamos la segunda tecla de Windows o la de propiedades (las cuales casi nadie utiliza). Gracias a esta tecla de función, podemos hacer uso de las teclas multimedia que se encuentran encima de las flechas, además de poder cambiar entre perfiles analógicos y poder ajustar el nivel de brillo.

Wooting One 01

El polling rate es de 1000 Hz, lo que se espera de un teclado gaming de gama alta que esté actualizando cada 1 ms lo que introducimos. El teclado cuenta con funcionalidad anti-ghosting NKRO (Full N-Key Rollover), y es capaz de registrar la pulsación de todas las teclas a la vez, ideal para no tener ningún problema cuando estemos jugando. El resto de características son:

  • Dimensiones: 369 x 161 x 41 mm
  • Peso: 760 gramos.
  • Retroiluminación: RGB individual y programable
  • Cable: MicroUSB 2.0 a USB 2.0.
  • Memoria interna programable.
  • Garantía: 2 años.
  • Compatibilidad: Windows 7/8/8.1/10. En Linux y macOS funciona como teclado normal sin función analógica.

Interruptores ópticos Flaretech: más precisos y duraderos

En cuanto a los interruptores, sus características son:

Todas las teclas son analógicas. En lugar de utilizar mecanismos físicos, el teclado utiliza luz para detectar la posición de la tecla. Para ello, utiliza interruptores de Flaretech que reflejan la luz en un prisma, y ese a su vez en un sensor de luz. Gracias a eso, puede conocer cuál es la posición de la tecla y determinar la presión que estamos ejerciendo. Cada tecla cuenta con iluminación RGB individual, pudiendo ajustar el color y el nivel de brillo.

Flaretech switch method

Y que un interruptor se estropeé será complicado, porque cada tecla tiene garantizada una durabilidad de 100 millones de pulsaciones; el doble que la mayoría de teclados del mercado. Esto se consigue gracias a unos mecanismos más sencillos y que prescinden de otras partes que se estropean con mayor frecuencia, como es el caso del contacto metálico entre el interruptor y el teclado. Por ello, se evita la presencia de corrosión o desgaste con el paso del tiempo que provoque problemas en la pulsación de las teclas.

También encontramos que no existe apenas tiempo de rebote (debounce). En los teclados mecánicos convencionales se generan vibraciones que pueden causar dobles pulsaciones (llamado keychatter). Para evitar esto, se introduce un pequeño retraso hasta que la señal vuelve a ser plenamente estable. Con los interruptores ópticos esto no ocurre, por lo que el tiempo de debounce es apenas inexistente (en concreto 0,03 ms).

Análisis externo

En la caja encontramos:

  • Teclado
  • Cable USB de 1,8 metros mallado
  • 4 interruptores Flaretech Red y otros 4 Flaretech Blue de repuesto
  • Manual de instrucciones
  • Postal de agradecimiento
  • Herramienta para sacar las teclas y los interruptores (la punta más ancha es para las teclas, y la más fina para los interruptores)
  • 5 tornillos de repuesto para el top plate.
  • Guía de iniciación.

En la guía del usuario se nos explica cómo extraer las teclas y los interruptores, así como cómo insertarlos. También explica cómo cambiar la placa, los comandos Fn, y los perfiles que vienen configurados por defecto.

La unidad que hemos analizado es la versión ISO de Reino Unido. Como sabréis, el estándar ANSI es el que se usa en Estados Unidos y en Canadá, mientras que en Europa tenemos el ISO. Cada país europeo tiene adaptado el teclado a sus caracteres especiales, pero la distribución de teclas es idéntica. Por ejemplo, el teclado de Reino Unido funciona exactamente igual que el español, por lo que si no miramos las teclas no vamos tener ningún problema con esta versión.

Por suerte, es posible cambiar las teclas (keycaps) por cualesquiera que queramos gracias a que usan el diseño estándar en cruz. Por ejemplo, probé a poner las del G710+ que utilizo normalmente, y encajan sin problemas. En la siguiente foto podéis ver la Ñ del G710+ en el Wooting One. Las keycaps que incluye el teclado están fabricadas en ABS y cuentan con letras transparentes para dejar pasar la luz.

La compañía nos comentó que están interesados en añadir más idiomas en el futuro, por lo que estaríamos encantados de poder ver una versión del Wooting One en español más adelante. Actualmente se puede comprar la versión de ISO Reino Unido, Alemania, Francia y Países Bajos, además de la ANSI de Estados Unidos. Si hay suficientes solicitudes, la compañía afirma que soportará más países en el futuro.

 

Testeo

He probado bastantes teclados en mi vida: membrana, mecánicos con interruptores Cherry MX Brown, Red, Speed, etc. Pero ninguno ha sido un placer de pulsar como el Wooting One, tanto para escribir como para jugar. Las teclas no oponen ningún tipo de resistencia cuando son pulsadas. Esto podría hacer que tendamos más a equivocarnos, pero en la propia aplicación podemos elegir cuál es el punto de actuación de las teclas entre 1,5 y 4 mm (siendo 1,5 el más inmediato y 4 mm el que más recorrido requiere), con lo que reducimos las equivocaciones. Los teclados mecánicos tienen este punto de detección normalmente alrededor de los 2 mm, y no se puede modificar.

A nivel de ruido el teclado tiene una sonoridad similar a la que encontramos en un teclado Cherry MX Red al tocar el fondo, con la ventaja de que el mecanismo no se oye. El mecanismo como tal es casi 100% silencioso, y sólo se escucha cuando golpea la tecla al final de la pulsación.

En cuanto a las Flaretech Blue, el ruido si es superior, tal y como ocurre en las Cherry MX Blue. En estas teclas tenemos una respuesta para saber cuándo empieza a accionarse el interruptor, añadiendo quizá un grado más de precisión. En el siguiente vídeo podéis ver como suenan ambas: en el WASD están puestos los Blue, y en el resto los Red. A nivel personal no sabría con cual quedarme, pero probablemente me decantaría por las Red, ya que son más rápidas de pulsar.

El sistema analógico también permite utilizar un sistema denominado como Double Keystroke (DKS). Aunque todavía está en pruebas, con este sistema podemos hacer algo muy cómodo: entre 1,5 y 3 mm, podemos asignar a la W la acción andar de normal. Si presionamos entre 3 o 4 mm, podemos activar también la pulsación conjunta de Shift + W para que el personaje corra sin tener que estar pulsando el shift.

El teclado cuenta con dos modos: uno digital y otro analógico. En el modo digital, el ordenador detecta lo que escribamos sin importar la posición de la tecla: si llegamos al punto de activación, la pulsación se detecta y listo. Sin embargo, en cuanto cambiamos a modo analógico, el teclado pasa a contar con hasta 256 niveles de detección de posición.

Cuando cambiamos a modo analógico, el teclado es detectado bajo la API Xinput en un juego, de la misma manera que el mando de Xbox 360 y One. Gracias a esto, encontramos que el teclado en modo analógico es compatible con todos los juegos que soporten mando de Xbox. El teclado también se detecta bajo la API Directinput, es decir, como un mando genérico. Gracias a esto podemos tener más controles analógicos en juegos donde son necesarios, como simuladores o en Battlefield.

Por ejemplo, si queremos jugar a The Witcher 3 con el teclado, tenemos que poner en el software del teclado que WASD sean las cuatro posiciones del joystick izquierdo del mando en el software del teclado, a la vez que en el juego tenemos que asociar las teclas como si fueran botones o joysticks del mando. En otros juegos, donde por ejemplo tenemos que seguir a un NPC que camina más lento que nosotros, podemos ajustar la velocidad a la que andamos.

En este vídeo podemos ver cómo funciona el teclado en el juego, entre otros.

Si queremos tener activados ambos modos, cuando estamos en modo analógico podemos activar el modo digital, aunque hay juegos que pueden generar conflictos con este sistema. Para juegos donde haya que manejar un coche es muy importante que en los ajustes de cada juego desactivéis la zona muerta para que no afecte a vuestra precisión.

Juegos que hemos probado, y donde Wooting One es una delicia

DiRT 4

Nada más recibir el teclado me lancé a probar la última entrega de la popular saga de rallies. Hasta ahora he jugado a él con volante y con mando, y con el Wooting One la experiencia ha sido todo lo que esperaba. No llega a ser exactamente lo mismo que usar un mando, pero sí que mejora muchísimo la experiencia de un teclado normal.

Rocket League

Rocket League es otro juego donde el Wooting One saca músculo. Mientras que no hay mucha diferencia cuando aceleramos o frenamos, ya que eso se tiende a hacer casi siempre al máximo, sí que hay diferencia a la hora de girar (muy importante para apuntar al tirar a puerta) así como también como para girar en el aire.

Counter-Strike: Global Offensive

Las mecánicas analógicas le dan una jugabilidad completamente distinta al CS: GO. Podemos movernos de manera mucho más sigilosa a velocidades más lentas de las que dejar pulsado el Shift nos permite. Estoy es muy útil si estamos apuntando con armas como la AWP, pudiendo controlar al milímetro la parte del cuerpo que estamos asomando.

GTA V

GTA V cierra los cuatro juegos con los que hemos probado el teclado. Ojalá hubiera tenido este teclado cuando compré el juego, porque es impresionante la comodidad de poder moverte lentamente al apuntar, y poder girar el coche con mucha mayor precisión, pero sin sacrificar el uso del ratón para poder disparar. El Wooting One es lo mejor que podemos usar en GTA V, dominando conducción y disparos.

En general, gran mejora, pero no llega a un mando

La ganancia de precisión es muy sustancial frente a un teclado tradicional en muchos juegos, aunque en otros sigue sin estar al nivel de un mando. Si tuviera que puntuar la comodidad de uso de todos los periféricos que podemos usara en un juego de coches, los pondría de la siguiente manera:

  • Volante: 10/10
  • Mando: 8/10
  • Wooting One: 6/10
  • Teclado normal: 2/10

Para que el Wooting pudiera tener una puntuación más alta en este sentido sería necesario que el punto de actuación apareciera justo cuando estamos pulsando una tecla. Sin embargo, tenemos que presionar y llegar hasta 1,5 mm para que empiece a registrarse la pulsación, lo que hace que en un juego de coches se haga muy difícil controlara el coche con la misma precisión que un mando, y no digo ya con un volante.

Los que jugamos en PC también estamos acostumbrados a llevar siempre la tecla hasta el final de su recorrido, así como dar pequeños y cortos toques si queremos hacer girar un coche en lugar de una pulsación continua y regulable. Por ello, el Wooting One requiere una fase de adaptación en la que cambies el chip y pulses las teclas con mayor precisión.

Software

En el interior del teclado encontramos un chip que guarda la configuración que introduzcamos a través del software Wootility (no se guardan en el ordenador). Con este software podemos configurar al detalle todas las funcionalidades del teclado, además de actualizar el firmware para añadir funcionalidades o corregir errores.

Nada más abrir el programa nos encontramos con que podemos elegir un perfil digital y tres analógicos. Estaría bien poder establecer más perfiles, pero es posible que no necesites muchos más. Uno lo puedes tener para juegos como Rocket League, otros para juegos de coches como DiRT 4 o GTA V, y otros para shooters o aventuras en tercera persona.

Si no quieres tener que configurar los perfiles manualmente, puedes buscarlos por la red. En la  web de Wootopia los usuarios comparten los suyos para ahorrarnos bastante tiempo, y si indagáis por la red encontraréis más perfiles, los cuales se cargan simplemente usando un código. También podemos crear nuestros propios perfiles y guardarlos. En la propia web oficial de la compañía también hay guías de cómo podemos configurarlos.

Por defecto el Analog 1 está pensado para shooters y tiene activadas las teclas digitales, y el Analog 2 para juegos de coches y tiene desactivadas las teclas digitales. Si queremos usar el Analog 1, primero tenemos que quitar las teclas WASD para evitar que haya conflictos de pulsación. Podemos personalizarlo como queramos en todo momento.

En el perfil digital podemos editar los colores del teclado al color que queramos. Por defecto el teclado digital viene en RGB. Podemos seleccionar un color y cambiarlo a una tecla (pudiendo elegir incluso el código hex), o dejar pulsado el ratón pasando por encima de todas las teclas para cambiar el color de todas. Podemos guardar los colores favoritos en los ocho cuadrados que aparecen encima del deslizador de brillo. Más abajo, podemos elegir a qué botón queremos cambiar entre perfiles, así como el punto de actuación de las teclas.

En la sección analógica es donde encontramos más opciones de personalización. Podemos mapear una tecla del teclado a cualquier botón del mando que estamos emulando. Debajo podemos Debajo encontramos la opción de personalizar la curva de presión conforme queramos. En mi caso he encontrado que la lineal es la que mejor se ajusta a mi forma de jugar, poniendo el punto de presión inicial en los 1,5 mm sin zona muerta para jugar, y 2 mm para escribir. Para ver cuál te es más cómodo de usar, puedes ir a Panel de Control – Dispositivos e impresoras, y hacer click derecho en WootingOne, y le damos a Configuración de dispositivo de juego. En Propiedades podemos comprobar cómo se mueven los ejes al presionar las teclas.

En el caso de que toques una opción que no querías y “la líes”, en la rueda de ajustes encontrarás una opción para resetearlo todo a como venía de fábrica. Cuando estemos haciendo modificaciones a la configuración es muy importante que presionemos en “Save to keyboard”, porque de lo contrario la configuración no se guardará en el teclado.

Como posibles mejoras, el software debería permitir crear más perfiles, así como poder cambiarles el nombre para identificarlos más fácilmente (pudiendo poner el nombre del juego o el genéro).

He tenido conectado el Wooting One y mi Logitech G710+ a la vez, y no he tenido ningún problema de incompatibilidad, por lo que incluso podéis compraros el Wooting One como segundo teclado exclusivamente para escribir y sin tener que desconectarlo.

Conclusión

Los teclados analógicos son el futuro de los teclados en PC, de eso no hay ninguna duda. El tema es que este cambio no es realmente disruptivo, sino que es más bien una evolución a la que irán tendiendo cada vez más marcas porque se ofrece una sustancial mejora en la experiencia de uso. Cuando lo usas por primera vez no lo notas, pero en cuanto te empiezas a acostumbrar y vuelves a usar un teclado digital, la diferencia se nota y mucho. Volver a utilizar un teclado digital clásico se me antoja muy extraño ahora.

El MK851 (que sale al mercado en la segunda mitad de 2018) podría ser una buena alternativa a este teclado si buscas algo más equilibrado, ya que cuenta con teclas multimedia, cinco teclas macro a la izquierda, y reposamuñecas: probablemente los únicos fallos que se le pueden achacar al Wooting One. Si lo vas a usar exclusivamente para jugar, no dudes en hacerte con él, porque es el teclado más avanzado del mercado. Esperemos que en el futuro la compañía decida sacar un modelo más completo con numpad y teclas programables para tener una mayor personalización, y un reposamuñecas.

También nos gustaría que se añadiera la opción de que la tecla Fn pudiera pulsarse y quedarse en modo multimedia, en lugar de tener que estar usando siempre el combo cuando se quiera cambiar algún ajuste de sonido en el teclado.

Pros

  • Teclas analógicas (único teclado del mercado que actualmente las tiene)
  • Materiales y calidad de construcción premium
  • Teclas RGB individuales (hasta 16,7 millones de colores)
  • Keycaps personalizables
  • Interruptores y placa reemplazables
  • Software moderno y ligero
  • Perfiles preprogramados fáciles de incorporar, con una comunidad muy activa.

Contras

  • No disponible con la distribución ISO en español, pero con la ISO británica tenemos las teclas exactamente en el mismo sitio. Si escribes sin mirar y te sabes el teclado de memoria, no notarás la diferencia.
  • Falta de macros
  • Teclas multimedia requieren pulsar el combo Fn + tecla cada vez que queramos pulsarla (aunque cada vez más teclados lo tienen así)
  • Sin reposamuñecas
  • El mapeo de algunas teclas en juegos puede ser un poco pesado

wooting one nota finall

Por todo esto, el Wooting One se lleva una merecidísima medalla de platino

El teclado puede adquirirse actualmente en la web de la compañía por 159,99 euros. Sus creadores están mejorando constantemente las funcionalidades del mismo, por lo que en el futuro irán soportando cosas como poder crear efectos de colores con el teclado, aunque todavía están trabajando en otras funciones más prioritarias.

Revisado por Alberto García el 06 febrero 2018

Los comentarios están cerrados.