Análisis: Tronsmart Element T6

Tronsmart Element T6 - Análisis

Aunque hoy en día los móviles cuentan con unos altavoces que, la verdad, se escuchan bastante bien, estos no suelen tener demasiada potencia, sobre todo para escuchar música en condiciones fuera de casa. Por ello, los altavoces externos se han ido abriendo paso poco a poco entre los usuarios, altavoces que, conectando el móvil por Bluetooth, nos ofrecen un sonido mucho más alto, claro y de mejor calidad, perfecto para escuchar música en espacios abiertos o simplemente en nuestra casa para mejorar la calidad que nos ofrece de base nuestro móvil. Si queremos un altavoz externo potente, con buena calidad y que, además, cuente con una buena batería para no dejarnos tirados, entonces sin duda debemos probar el Tronsmart Element T6.

Altavoz Bluetooth, Tronsmart T6 Estéreo Premium 25W con Radiador Pasivo, Subwoofer Inalámbrico Portátil con 15 Horas de Emisión Continua Manos Libres- Negro EUR 39,99 EUR

Indice

Especificaciones técnicas del altavoz externo Tronsmart Element T6

El altavoz Tronsmart Element T6 cuenta con un sistema de sonido 2.0 con una potencia total 25W (12.5W por cada altavoz) y de rango completo, siendo capaz de reproducir sonidos que van desde los 60 Hz hasta los 20KHz.

Este altavoz cuenta con Bluetooth 4.1 para poder conectar cualquier smartphone o dispositivo de sonido a él a una distancia de hasta 10 metros, además de permitirnos conectarlo a cualquier otro dispositivo mediante un cable mini-jack de 3.5 pulgadas, muy útil, por ejemplo, si tenemos un Chromecast Audio o un reproductor que no cuente con Bluetooth (una minicadena, por ejemplo).

El Tronsmart Element T6 cuenta con dos baterías internas de 2600 mAh que nos ofrecen entre 10 y 15 horas de música (dependiendo del volumen), usando el Bluetooth, sin interrupciones. Estas baterías se cargan fácilmente utilizando un cable micro-sd, incluido junto al altavoz.

El diseño de este altavoz le hace omnidireccional, pudiendo reproducir sonido en 360 grados, eliminando puntos muertos y mejorando la experiencia de graves. También nos permite controlar la reproducción de música desde los controles situados en uno de los laterales del altavoz.

Análisis externo del altavoz Bluetooth Tronsmart Element T6

Lo primero que nos encontramos nada más tener una toma de contacto con este altavoz externo es con su caja. En ella vamos a poder ver una fotografía del altavoz en cuestión con sus principales características, como que reproduce música en 360 grados, su potencia de 25W y que su batería tiene una duración de 15 horas. En la parte trasera podremos ver también una imagen más detallada del altavoz y sus principales características.

La caja viene imantada por un lateral. La abrimos y ya podremos acceder al interior de la misma. Lo primero que nos llama la atención es que el altavoz viene muy bien protegido para evitar que algún golpe durante el transporte lo dañe. También nos encontramos un pequeño cartón donde tendremos un sencillo manual de instrucciones junto con el cable Micro-USB y el mini-jack.

La caja no esconde mucho más secreto. Sacamos el altavoz y ya podremos empezar a probarlo. Como podemos ver, este altavoz no es demasiado grande para la potencia que nos ofrece y, tal como se indica, tiene membrana en sus 360 grados para que el sonido salga sin problemas del interior.

En el lateral vamos a poder encontrar una pequeña goma que oculta tanto la conexión micro-USB para cargarlo como la conexión para mini-jack. En la parte superior del altavoz vamos a encontrarnos con una serie de botones que nos van a permitir, además de encender el altavoz, controlar la reproducción multimedia. También cabe destacar la original rueda que encontramos debajo de estos botones para subir y bajar el volumen del altavoz.

En la parte inferior, por otro lado, vamos a encontrarnos con una membrana que nos permitirá transmitir los graves hacia el inferior, amplificándolos cuando coloquemos el altavoz sobre una superficie plana.

Pruebas y conclusión del altavoz externo Tronsmart Element T6

Una vez hemos sacado el altavoz de la caja ya podemos utilizarlo. Cuando pulsemos sobre el botón de encendido podremos ver una luz de color azul en el borde superior que parpadea, indicando que está buscando un dispositivo Bluetooth al que conectarse. Una vez conectado nuestro smartpohone a él la luz quedará fija, ya podemos empezar a utilizarlo.

Cuando empecemos a reproducir música en este altavoz desde el primer momento vamos a notar su principal punto fuerte: los graves. A pesar de tener un sistema 2.0, la membrana de la parte inferior ayuda mucho a que los graves salgan al exterior, ofreciendo un sonido muy bueno. Su potencia de 25W está muy bien ajustada, y es que ni al máximo de volumen se pierde calidad ni distorsiona el sonido.

Conclusión

Si estamos buscando algo potente y vibrante, sin duda esta es una opción de mucho peso a tener en cuenta. Sus 25W son bastante superiores a los de otros altavoces similares del mercado y, además, los graves de este altavoz externo por Bluetooth son también más que aceptables.

Aunque el altavoz no tiene ninguna certificación IP, en su página web principal podemos ver que nos indican, en el FAQ, que podría resistir algunas salpicaduras de agua, aunque no se recomienda usarlo bajo la lluvia (y menos sumergirlo), ya que los daños por líquido no los cubre la garantía.

No podemos esperar un sonido de alta definición, puesto que estamos ante un tipo de producto enfocado a otra finalidad. Sin embargo, el resultado que nos ha dado sí que ha sido más que excelente. Eso sí, no podemos finalizar sin indicar que, aunque el tamaño no está mal, se hubiera agradecido, por ejemplo, incluir una funda para transportarlo (se vende, pero por separado), así como la posibilidad, por ejemplo de engancharlo a un mosquetón para llevarlo fácilmente. Son pequeños detalles, pero que hubieran mejorado la calidad del producto.

Por todo ello, hemos decidido dar a este Tronsmart Element T6 nuestro galardón de oro.

Puntuación Tronsmart Element T6

Revisado por Rubén Velasco el 26 septiembre 2018

Los comentarios están cerrados.