Análisis: SSD Samsung 970 PRO

Análisis SAMSUNG 970 PRO

Los SSD están sustituyendo a los discos duros ya que, aunque aún son un poco más caros que estos en cuanto al precio por gigabyte, la mejora de rendimiento que aportan al equipo es inmensa, acabando así con los molestos cuellos de botella de los discos duros clásicos. Sin embargo, dentro de la gama de SSD están los más conocidos, que se conectan al puerto SATA como un disco duro, y los NVMe, que se aprovechan del ancho de banda del PCIe para ofrecernos velocidades hasta 5 veces superiores a los SSD convencionales para los usuarios más exigentes.

En esta ocasión vamos a analizar uno de los SSD NVMe M.2 más alto de gama, el Samsung 970 PRO de 512 GB.

EUR 210,37 EUR

Índice

Características del SSD Samsung 970 PRO

El Samsung 970 PRO es la evolución del modelo anterior 960, por lo que nos ofrece mejor rendimiento y mayores velocidades respecto a la generación anterior. Además, la gama PRO ofrece mayores velocidades, fiabilidad y esperanza de vida respecto a la gama EVO, perfecta para los usuarios más exigentes o que buscan un ordenador de la gama más alta posible.

Este SSD NMVe cuenta con la última tecnología Samsung V-NAND 2-bit MLC controlada por el nuevo controlador Samsung Phoenix del fabricante, lo cual, unido al uso del puerto PCIe 4x nos va a permitir conseguir velocidades de lectura y escritura de hasta 3500 MB/s y pudiendo conseguir así velocidades de lectura y 2700 MB/s de lectura. En cuanto a la caché, este SSD tiene una memoria de 512 MB DDR4 en el modelo de 512 GB y 1 GB en el modelo de 1 TB.

En cuanto al tamaño, el Samsung 970 PRO utiliza el formato M.2 2280, por lo que tendrá 80 mm de largo, 22 mm de ancho y 2.38 mm de grosor. Además, el peso máximo (en la unidad de 1 TB) es de 8 gramos.

En cuanto a las especificaciones de funcionamiento, este SSD cuenta con soporte para TRIM, SMART, Garbage Collection y modo Sleep, así como funciones de cifrado nativas. Lo que no tiene es soporte WWN.

Especificaciones SSD Samsung 970 PRO

Análisis externo del SSD NVMe Samsung 970 PRO

Este SSD viene en una sencilla caja de cartón en la que predomina el color negro. En ella vamos a poder ver una imagen del propio SSD, además del modelo del que se trata y la capacidad del mismo. En la parte trasera no vamos a poder ver mucho más, ni especificaciones ni más características, y en los laterales vamos a ver el modelo en cuestión, que en este caso es Samsung 970 PRO.

Tras quitar el precinto podremos acceder, desde uno de los laterales, al interior de la caja. Este SSD viene en un blíster de plástico que le sujeta y protege de posibles golpes que puedan romperlo. Debajo del blíster vamos a encontrarnos con una sencilla guía de instalación, aunque os recomendamos mejor leer el manual de la placa base para estar seguros de colocarlo correctamente y poder estar atentos a posibles limitaciones al utilizar este tipo de SSD NVMe.

Como podemos ver, el Samsung 970 Pro tiene un formato M.2 2280 y no tiene ningún tipo de disipador, algo que probablemente echemos en falta cuando comencemos las pruebas dado el uso del puerto PCIe 4X y las altas velocidades de lectura y escritura que tienen. En la parte delantera vamos a poder ver una pegatina de Samsung con el modelo y las especificaciones, mientras que en la parte trasera, aunque no tenemos chips, también vamos a ver otra pegatina.

No hay mucho más que ver de este SSD NVMe de Samsung, por lo que vamos a empezar con las pruebas para ver realmente cómo se comporta.

Pruebas de rendimiento del SSD NVMe Samsung 970 Pro

Para realizar las pruebas de rendimiento de este SSD vamos a utilizar el siguiente ordenador:

Una vez conectado el SSD a nuestro ordenador lo que haremos será darle formato para poder empezar a trabajar con él, ya que si no no podremos utilizarlo. La unidad que hemos utilizado para hacer las pruebas es la de 512 GB, que, al darle formato, nos quedan 476 GB para utilizar.

Como no tenemos dos unidades de este SSD NVMe Samsung 970 Pro no podemos probar con nuestro HardFile.rar las velocidades máximas de lectura y escritura, pero copiando de un NVMe a otro hemos podido ver que la escritura sí supera 1 GB/s, mientras que las velocidades de lectura superan fácilmente el 1.5GB/s. Aunque, repetimos, que esas velocidades se deben a que el otro NVMe no daba más de sí.

Ahora, para ver el rendimiento real de este SSD, vamos a empezar a utilizar las típicas herramientas de benchmark, empezando por CrystalDiskInfo.

CrystalDiskInfo

Esta primera herramienta la vamos a utilizar para poder ver toda la información relacionada con este SSD, como su modelo y otros datos técnicos, así como la información del SMART. Además, esta herramienta nos permite conocer las temperaturas del NVMe, siendo estas relativamente bajas (49 grados) cuando está en reposo, y algo elevadas, aunque por debajo de la media (71 grados) cuando está a pleno rendimiento, durante los tests.

Incluir un disipador junto al NVMe hubiera sido un punto muy a favor para reducir la temperatura de este SSD, aunque la verdad es que tampoco se trata de una temperatura crítica que vaya a afectar al rendimiento como tal del NVMe.

CrystalDiskMark

Entrando ya en las pruebas de rendimiento real con CrystalDiskMark podemos ver las velocidades reales de lectura y escritura, tanto secuenciales como al trabajar con diferentes bloques de archivos. Como podemos ver en la siguiente captura, las velocidades son más que excelentes, se nota que estamos ante un SSD tope de gama, superando en la velocidad de lectura secuencial los 3500 MB/s marcados por el fabricante, y casi alcanzando el tope del fabricante en la escritura secuencial, estando cerca de los 2300 MB/s en velocidad de escritura.

SSD Samsung 970 PRO - DiskMark64

Este SSD se comporta, además, de manera excelente al trabajar con archivos pequeños, donde la mayoría de los SSD suelen fallar.

AS SSD Benchmark

La herramienta AS SSD Benchmark es muy similar a la anterior, ya que nos permite comprobar las velocidades secuenciales y 4K, pero también nos permite medir los IOPS (operaciones de entrada y salida por segundo) del SSD NVMe, útil para poder hacernos a la idea de la vida media que podría tener con un uso intensivo.

Con la información obtenida en los tests nos permite también calcular una nota, muy útil para comprar fácilmente SSD en función de esta nota.

Como podemos ver, el Samsung 970 PRO saca unos resultados excelentes también en esta herramienta. Además, utilizando AS SSD Benchmark también vamos a poder realizar otros tests muy útiles, como el tests “Compression” que nos permite ver si las velocidades son estables en el SSD.

SSD Samsung 970 PRO - AS SSD Benchmark Compress

Así como el test “Copy-Benchmark” que nos va a permitir conocer cómo se comporta este SSD al copiar determinados tipos de datos de uso cotidiano.

SSD Samsung 970 PRO - AS SSD Benchmark Copy

ATTO Disk Benchmark

Uno de los tests más interesantes es ATTO Disk Benchmark. Este test nos permite analizar el comportamiento del SSD cuando trabaja con archivos muy pequeños, ya que suele ser donde peor resultados suelen dar este tipo de almacenamiento. Tal como era de esperar de la gama más alta de NVMe, este SSD enseguida consigue ya sus máximas velocidades, y es que a partir de archivos de 64 KB va a rendir al máximo sin problemas.

SSD Samsung 970 PRO - ATTODiskBenchmark

Anvil´s Storage Utilities

Por último, esta aplicación es similar a las anteriores, y es que nos permite calcular el rendimiento del SSD NVMe en función de una serie de pruebas, generando al final una nota muy útil para comparar el rendimiento con otros dispositivos similares. Los resultados son muy similares a los de las otras herramientas, unos resultados más que excelentes.

SSD Samsung 970 PRO - AnvilPro

Opinión personal y conclusión del SSD NVMe Samsung 970 PRO

Está claro que, igual que Samsung hizo en la generación anterior con la serie 960, con esta serie 970 se ha vuelto a superar. No podemos negar que estamos ante uno de los mejores SSD NVMe, el Samsung 970 PRO, una unidad apta para todo tipo de tareas que nos ofrecerá un excelente rendimiento incluso bajo una carga de trabajo intensiva.

Al utilizar PCIe 4x, este SSD es capaz de acabar con el cuello de botella del puerto SATA para ofrecernos velocidades de lectura superiores a los 3500 MB/S y velocidades de escritura superiores a los 2000 MB/s, datos que ningún SSD SATA podría alcanzar, y que incluso otras unidades PCIe tienen complicado rozar. Son en torno a 5 veces más de velocidad que cualquier SSD SATA.

Este SSD se ha comportado perfectamente en todas las pruebas, tanto durante los benchmark como en las demás pruebas de uso que hemos realizado. Además, mientras la unidad está en reposo o con una baja carga de trabajo la temperatura se mantiene relativamente baja, aumentando hasta los 70 grados cuando le damos un uso intensivo, aunque esa temperatura tampoco debería preocuparnos.

Como era de esperar, no todo va a ser perfecto en este SSD NVMe, y es que su principal punto en contra es, sin duda, el precio, costando 228 euros la unidad de 512 GB, y duplicando ese precio la unidad de 1 TB. Este SSD va a responder perfectamente a todas nuestras necesidades, aunque si no necesitamos tanta respuesta, y nuestro presupuesto es un poco ajustado, entonces igual es mejor optar por la gama EVO, gama más económica y perfecta igualmente para un uso doméstico.

Pros:

  • Rendimiento excelente, tanto en lectura como en escritura.
  • Samsung V-NAND 2-bit MLC.
  • Formato M.2 2280

Contras:

  • Precio.
  • No incluye disipador.

Por todo ello, hemos decidido dar a este SSD NVMe Samsung 970 PRO nuestro galardón de platino.

Puntuación Samsung 970 PRO

Revisado por Rubén Velasco el 23 julio 2018

Los comentarios están cerrados.