Análisis: Secretlab OMEGA 2018

Secretlab Omega 2018 logo

Hacer una silla que sea cómoda para el mayor número de personas es difícil. Por ello, escuchar a los compradores sobre posibles sugerencias para futuros modelos es imprescindible, siendo este el motivo por el que cada año o cada dos años se suelen presentar nuevos modelos dentro de la misma gama. Ahora, ha sido Secretlab quien ha lanzado un nuevo modelo: la Secretlab OMEGA 2018.

Secretlab: sillas creadas por gamers

Cuando compramos una silla, normalmente buscamos que se adapte lo mejor posible a nuestro cuerpo y que nos permita estar cómodos durante las horas que estemos sentados en el ordenador. Actualmente la gama alta de sillas la pueblan marcas como DXRacer, AKRacing, Secretlab, o recientemente Corsair con la T2 Road Warrior que analizamos hace unas semanas.

Secretlab es una compañía relativamente nueva. Comenzó su andadura en 2014, después de que dos jugadores profesionales de StarCraft II, Ian y Alaric, estuvieran hartos de que les doliera la espalda o las muñecas después de pasar tantas horas jugando delante del ordenador.

Con el objetivo de ofrecer sillas de alta calidad a precios asequibles, en mayo de 2015 lanzaron su primera silla. La compañía escucha las opiniones de los usuarios para poder mejorar los modelos de sus sillas, y venden directamente desde su web para evitar que haya distribuidores o tiendas que suban los precios, haciendo que las sillas sean más asequibles.

Nosotros vamos a analizar hoy la Secretlab OMEGA 2018. Esta silla es la más reciente que la compañía ha lanzado al mercado junto con la THRONE 2018. En la web encontramos actualmente a la venta cinco modelos. Tres de ellos son digamos la gama mainstream con piel sintética, mientras que dos de ellas de gama alta cuentan con cuero de Napa de la mejora calidad. El precio de los modelos es:

  • Secretlab OMEGA 2018: 329 euros
  • Secretlab THRONE 2018: 369 euros
  • Secretlab TITAN: 379 euros
  • Secretlab OMEGA NAPA: 749 euros
  • Secretlab TITAN NAPA: 799 euros.

Aunque el precio pueda parecer elevado a priori, es importante tener en cuenta que pasamos muchas horas al día sentados. Cuanta más calidad tenga la silla que vamos a utilizar, más cómodos estaremos usándola. Y os aseguro que es difícil estar más cómodo en una silla.

La Secretlab OMEGA 2018 está disponible en cinco colores distintos. Cuatro de esos colores tienen una base negra y con partes en rojo (Stealth), naranja (Amber), blanco (Classic) y azul (Royal). El quinto color es nuevo y cuenta con una base gris ceniza y el resto de tonos en un gris más oscuro casi negro. Nuestra unidad es azul; y la elección no fue fácil, porque todos los colores encajan de lujo con el diseño de la silla.

secretlab omega 2018 todos los colores

Características técnicas de la Secretlab OMEGA 2018

La Secretlab OMEGA 2018 cuenta con espuma en el asiento que se va adaptando con el tiempo a nuestro cuerpo, estando el asiento tapizado con cuero sintético de poliuretano (PU Leather) de alta calidad. Si bien la transpirabilidad de este material no es la mejor, sí que nos garantiza una mayor durabilidad a largo plazo y una mayor facilidad de limpieza. El diseño está inspirado en los de un coche, de manera que el peso del cuerpo se reparta equitativamente por la silla y el cuerpo quede bien situado gracias a los soportes laterales.

La base está fabricada en una aleación especial de aluminio resistente al óxido y a la corrosión, y su diámetro es de 70 centímetros. Las ruedas son de 6 centímetros con recubrimiento de PU para un movimiento suave y silencioso y sin que raye el suelo. Además, se evita que se enganchen pelos y pelusas.

El peso recomendado de uso de la silla es de entre 50 y 80 kg, con una carga máxima de 110 kg. La altura recomendada es para gente entre 1,60 y 1,80 metros. El modelo de 2018 cuenta con un pistón hidráulico de clase 4 mejorado para tener un mayor rango de altura. Si buscáis una silla más alta y que aguante más peso, podéis optar por la Titan, que está pensada para ello con una altura recomendada de entre 1,75 y 2 metros, y con un peso recomendado de entre 70 y 130 kg.

Se incluye también un cojín para la cabeza, forrado con velur (similar al terciopelo) y que tiene algodón por dentro. El otro cojín, para la espalda y también forrado del mismo material, ha sido mejorado en la versión de 2018. El material del cojín para la espalda tiene efecto memoria y un diseño ligeramente curvado para adaptarse a nuestra espalda.

El reposabrazos se puede ajustar en todos los ejes posibles: lateralmente (2 centímetros), frontal y traseramente (7 cm) y altura (9 cm). Como novedad para el modelo de 2018, ahora más ancho y con un material más agradable al tacto, además de poder ajustar hasta la inclinación hacia delante y hacia los lados. Cuenta con un recubrimiento de PU (poliuretano) que es sólido, pero a la vez es blando si se aprieta, lo cual hace que dejar los brazos en ellos sea muy cómodo. El diseño de los reposabrazos es convexo para que el brazo no se resbale.

Por último, la base del asiento permite configurar incluso su inclinación, pudiendo escorarla hacia delante si queremos que la silla nos empuje a estar más erguidos, o escorarla hacia atrás si queremos que la silla nos “lance” el cuerpo hacia atrás si vamos a estar en una posición más relajada. La silla puede tumbar el respaldo hasta unos 130º con el asiento recto, y si lo inclinamos el ángulo suma hasta unos 150 grados. La altura del asiento es entre 46 y 55 cm.

Montaje de la Secretlab OMEGA 2018

La compañía cuenta con una guía tanto en vídeo como en PDF sobre el montaje de la silla, además de la propia guía de montaje incluida en el paquete. También nos muestra una alerta en la web, en la caja y en la propia palanca que no tenemos que accionar la palanca que echa hacia atrás el respaldo hasta que no hayamos montado la silla. Si le damos, en principio lo que ocurre es que salta el muelle y podemos tener un grave problema. Por tanto, no lo hagáis.

La silla viene bastante bien embalada, con plásticos y protecciones más que de sobra. El cuerpo de la silla viene junto con el respaldo, el asiento y la base de aluminio, mientras que a la derecha viene una caja con las ruedas y los tornillos. Encima encontramos la base sobre la que se atornilla.

En cuanto sacamos el respaldo y el asiento de la caja nos invade un olor igual que el de un coche nuevo, probablemente por el cuero PU utilizado, y que demuestra realmente que la compañía se ha basado en el diseño de los asientos de coches deportivos de alta gama para crear esta silla.

Si bien todo viene bien embalado, las roscas para los tornillos del respaldo sobresalen un poco, y quedó una marca permanente en los reposabrazos. A pesar de estar muy bien acolchado todo por dentro, la compañía debería pensar en recubrir de plástico los metales que salen a los lados del respaldo para evitar que dejen marca.

Todo el proceso de montaje es recomendable hacerlo sobre los múltiples plásticos que incluye el embalaje para no rayar ninguna pieza. El montaje es bastante sencillo, y la guía de explicación, que viene en impresa en plástico grueso, viene completamente en inglés. Si no se os da bien, podéis coger el PDF de la web oficial y traducirlo con el Traductor de Google, o podéis directamente ver el vídeo del montaje en la web oficial. El PDF es bastante escueto y algunos principiantes puede que tengan problemas en algunos pasos, para lo cual será imprescindible el vídeo.

En total tardamos unos 30 minutos en montarla, ya que tampoco hay que montar demasiado. El proceso es bastante sencillo: primero metemos las seis ruedas en la base de aluminio, seguido del pistón con el embellecedor de plástico. Sacamos los cuatro tornillos que vienen en el respaldo, alineamos el respaldo con el asiento, y vamos introduciendo poco a poco los tornillos, presentándolos sin apretarlos de golpe e ir enroscándolos poco a poco hasta apretarlos del todo.

El asiento tiene un enganche de metal fijo y otro que se mueve hacia delante y atrás, teniendo que poner el asiento inicialmente algo tumbado para engancharle el respaldo. Le enganchamos los embellecedores con un tornillo cada uno, y ya podremos usar la palanca para mover el respaldo.

Después ponemos la base introduciendo 4 tornillos, y colocamos la silla sobre el pistón que hemos colocado en la base de aluminio, y ponemos las dos palancas para la inclinación y altura de la silla. Ya tendremos montada la silla. Secretlab incluye dos tornillos de repuesto: uno para los embellecedores, y otro tornillo M8 de los que usan la base y los que enganchan el respaldo con la silla.

Testeo

Sentarte en la Secretlab OMEGA 2018 es una experiencia muy agradable. La silla te recoge todo el cuerpo perfectamente, con una solidez, estabilidad y curvatura ideales. Después de haberla estado usando durante varios días para escribir, para ver películas y para jugar, debo decir que es muy polivalente y se adapta perfectamente a todas las necesidades. Es rígida y sólida, pero sin dejar de ser cómoda y agradable.

Podemos ajustar tanto el respaldo como la inclinación del asiento, lo cual, unido a poder poner los reposabrazos en la posición que queramos en todos los ejes, permite que cualquier persona pueda adaptar la silla a su preferencia. La inclinación la elegimos con la palanca que queda a mano izquierda, pudiendo bloquearla en el punto en el que queramos. La palanca de la derecha nos permite ajustar la altura, mientras que entre el respaldo y el asiento queda la palanca para ajustar el respaldo.

Como decíamos, la parte de los laterales en la espalda está inspirada en los coches de competición para evitar que el cuerpo se desplace hacia los lados. Esto hace que sea ideal para estar sentado totalmente erguido. La altura máxima aconsejable por el fabricante es de 1,80 metros, y yo midiendo 1,78 confirmo que estoy en el límite justo para que la silla deje de adaptarse a nuestro cuerpo. En el siguiente vídeo podéis ver todas las posturas y movimientos de la silla.

Hay algunos contras en esta silla. El primero es el material usado, que genera algo de calor tras un rato de uso, y que veremos si en verano no supone más de un quebradero de cabeza, aunque se puede resolver con cojines que transpiren mejor. A nivel de diseño también hay un fallo, y es que en el asiento hay dos rendijas a cada lado que con el paso del tiempo se irán llenando de pelos, restos de comida, etc, y no son nada fáciles de limpiar. Esperemos que para futuros diseños mejoren esta parte.

El cojín lumbar es cómodo, pero yo personalmente estoy más cómodo sin él y pegando la espalda completamente al respaldo. Estaría bien que el cojín fuera regulable en altura mediante una correa al igual que el de la cabeza. Las ruedas son muy silenciosas y no recogen suciedad del suelo que las pueda atorar. El movimiento de la silla es suave y agradable, y cuando estamos parados hacen bien su trabajo de mantener la silla quieta aunque hagamos pequeños movimientos con el cuerpo. En cuanto empezamos a moverla, el movimiento es muy fácil de mantener.

Por último, la postura que hemos de mantener en la silla es con el cuerpo mirando de frente y correctamente sentado. Si eres de los que le gusta moverse y ponerse de lado esto es más complicado, porque los laterales que le dan el toque “racing” se clavan en la espalda, mientras que los reposabrazos se te pueden clavar en los muslos dependiendo de la postura (en especial el botón que los permite desplazar lateralmente.

Conclusión

La Secretlab OMEGA 2018 se sitúa en la gama más alta de las sillas gaming del mercado. Es una silla ideal para estar sentado trabajando, jugando o viendo películas, ya que recoge el cuerpo a la perfección. No es nada fácil hacer una silla tan polivalente que sea cómoda en todas esas situaciones, pero la compañía lo ha conseguido. Además, a pesar de llevar sólo cuatro años fabricándolas, la compañía demuestra una gran madurez en sus acabados y todo lo referente al producto.

La Secretlab OMEGA 2018 se puede comprar en la web oficial por 329 euros, y en el momento de escribir estas líneas hay una promoción donde no cobran gastos de envío. Un detalle para un paquete que pesa 30 kilos, y cuyo envío seguro que no es barato. Si estáis dispuestos a gastaros ese dinero en una silla, no os vais a equivocar con ella. Si buscáis una silla más ancha y más alta, podéis optar por la Titan, que vale 379 euros.

Pros

  • Calidad de la más alta gama en todos los materiales
  • Cómoda
  • Postura 100% personalizable
  • Fácil de montar
  • El cojín lumbar se adapta a tu espalda perfectamente
  • Agradable visualmente

Contras

  • El cuero en verano transpirará poco
  • Huecos a los lados del asiento que se llenarán de restos de suciedad.
  • El cojín lumbar no tiene correa que permita regularlo en altura.
  • Precio

nota secretlab omega 2018

Todo esto hace que la Secretlab OMEGA 2018 reciba la medalla de platino, además de recomendarla por su diseño y comodidad.

Revisado por Alberto García el 05 marzo 2018

Los comentarios están cerrados.