Análisis: Corsair VOID Pro RGB 7.1 Wireless

Ver noticia 'Análisis: Corsair VOID Pro RGB 7.1 Wireless'

Hace un tiempo, el especialista en periféricos Gaming y hadware de alto rendimiento Corsair lanzó al mercado la segunda generación de auriculares Gaming VOID Pro, de los que ya analizamos los VOID Pro Surround en su día. En el día de hoy os presentamos nuestro análisis del modelo tope de gama de esta familia, los Corsair VOID Pro RGB Wireless, el único modelo con conectividad inalámbrica y que proporciona sonido envolvente 7.1 virtual.

Ya en su día, hace dos años, os mostramos nuestro análisis del primer modelo Corsair VOID Wireless 7.1 (que, por cierto, seguimos usando y funcionan como el primer día), así que el poder contaros qué tal funciona ahora su segunda generación es ideal para ver qué es lo que Corsair ha mejorado en sus auriculares tope de gama.

Corsair VOID Pro, mejorando lo difícil de mejorar

Según el fabricante, han mejorado la comodidad de los auriculares, si bien es cierto que lo veo complicado dado que la versión anterior ya era extremadamente cómoda y complicado de mejorar. Prometen que podremos utilizarlos durante largas sesiones de juego continuadas sin sentir cansancio, gracias a que son bastante ligeros, con almohadillas cubiertas de tela que permiten la transpiración, y -esta es una de las novedades al respecto de la comodidad- las almohadillas tienen efecto memoria para acomodarse a cualquier tipo y tamaño de cabeza.

El sonido envolvente virtual se logra a través de unos altavoces de imanes de neodimio de 50 mm de diámetro de la mejor calidad en combinación, claro, con la tarjeta de sonido y el software que incorporan. Según Corsair, han pulido ciertos aspectos para mejorar la calidad de sonido de la generación anterior y se ha mejorado el rendimiento inalámbrico -que ya era  muy bueno de por si-, mejorando la cobertura (de 10 sube a 12 metros), reduciendo la latencia y haciendo que la batería dure más (en este caso, pasa de 12 a 16 horas de autonomía).

Igual que el resto de la familia, cuentan con el diseño que Corsair realizó en colaboración con el estudio DesignWorks de BMW, con materiales de la mejor calidad escogidos cuidadosamente no solo para proporcionar un aspecto estético impactante, sino también para que sean muy duraderos (y, la verdad, esto es cierto dado que como decía al principio llevo dos años utilizando todos los días los de primera generación y siguen como el primer día).

Para terminar, cabe mencionar que también han modificado el micrófono, que aunque sigue siendo unidirecconal y con cancelación activa de ruido con indicador LED, ahora se ha mejorado la calidad de captación de nuestra voz. En este caso además, el micrófono ha sido certificado por Discord.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

No es que Corsair sea demasiado explícito en este caso en cuanto a las especificaciones técnicas del producto que tiene publicadas en su página web, pero realmente lo importante ya os lo contamos en la introducción del análisis, así que vamos a pasar directamente a ver el producto y a contaros qué tal funciona a la hora de la verdad.

ANÁLISIS EXTERNO

Como es habitual, el producto viene embalado en una caja de cartón blando de color negro con una imagen del dispositivo en la cara frontal y sus características principales resumidas.

En la cara posterior tenemos el habitual croquis detallando las facultades por partes, mientras que en la zona inferior Corsair ha dispuesto las características técnicas. En los laterales, encontramos un resumen de lo que podremos hacer con el software CUE y el contenido del paquete.

En el interior, encontramos una estructura de cartón duro de color amarillo que se abre en forma de cofre, conteniendo los auriculares en una especie de soporte de cartón. Bajo este, tenemos los accesorios.

Vamos a ver éstos lo primero. Corsair incluye el habitual manual de instrucciones, panfleto de garantía, panfleto de información reguladora seguridad, cable USB de carga, un cortavientos para el micrófono (algo que hace en toda la familia VOID Pro pero que en la primera generación no incluía) y, por supuesto, el receptor inalámbrico USB. Me resulta curioso ver que en esta versión de los auriculares, de color negro, tanto los conectores USB como el receptor inalámbrico tienen adornos de color amarillo, algo que esperaría más en los auriculares de dicho color y no en los negros (por ejemplo en la versión en blanco, los adornos son grises).

En la siguiente galería podéis ver todos estos accesorios más de cerca.

Vistos los accesorios, es hora de pasar a ver los Corsair VOID Pro RGB 7.1 Wireless.

El diseño, realizado en colaboración con el equipo DesignWorks de BMW, es prácticamente el mismo que en la primera generación de auriculares de la familia VOID, y solo encuentro algunas diferencias estéticas en la varilla del micrófono.

Las orejeras siguen siendo de diseño asimétrico para que entre en su interior, con diseño circumaural, toda la oreja del usuario independientemente de su forma o tamaño (algo acrecentado por el hecho de que las orejeras son bastante móviles para ajustarse bien). Están cubiertas por tela, de manera que transpirarán bien pero no aislarán tanto del ruido exterior como las que son de polipiel, y en su interior encontramos un cambio con respecto a la primera versión: en lugar de ser de poliuretano, ahora las almohadillas son con efecto memoria para que resulten todavía más cómodas.

En la zona interior de la diadema tenemos otra almohadilla con efecto memoria también cubierta por tela.

Las orejeras se sujetan a la diadema mediante estos enganches metálicos, de gran resistencia pero que permiten girar las orejeras para poder colocarlas en la posición natural más apta para nuestra forma y tamaño de cabeza y orejas.

Además de permitir el giro, por supuesto la diadema es adaptable y podremos hacer los auriculares más grandes o más pequeños dependiendo de nuestras preferencias.

En el auricular izquierdo tenemos el mismo control analógico de volumen que, a su vez, es un botón. Con éste podremos controlar el volumen moviéndolo hacia los lados y, si lo apretamos, podremos cambiar de perfil de ecualizador, o si lo mantenemos apretado activaremos y desactivaremos el sonido surround 7.1.

También en este auricular tenemos el conector micro USB de carga y, otra de las novedades, se ha incorporado un pequeño LED para indicarnos el estado (rojo es batería baja, naranja es cargando, verde es cargado).

Aquí podéis verlo encendido.

Vamos con el micrófono. La terminación es muy parecida al de la primera generación, pero lo que cambia bastante es la varilla, que ahora es de una sola pieza de plástico endeble que nos permitirá doblarla para colocarla en la posición que nos resulte más cómoda. Ahora el LED indicador de estado, que antes estaba en el micro y ahora se ha colocado en la orejera al lado del puerto USB de carga, ha sido sustituido por un anillo que simplemente se iluminará para informarnos si tenemos activado el silencio del micro o no.

Otra de las diferencias con respecto a la generación anterior es que ahora al levantar la varilla activaremos automáticamente el silencio del micrófono, recuperando así una facultad que tenían los auriculares de la serie Vengeance H2000 y que Corsair decidió prescindir de ella en la primera generación de auriculares VOID. Se echaba de menos.

Así mismo, en la orejera izquierda se mantienen los dos botones que nos servirán para encender y apagar el dispositivo y para activar el silencio de manera manual. Ahora, otra facultad nueva, manteniendo presionado el botón de silencio también activaremos y desactivaremos la autopercepción del micrófono (escucharnos a nosotros mismos).

Por supuesto, y al igual que los VOID RGB Wireless 7.1 de generación anterior, en ambas orejeras tenemos el logo de Corsair que se ilumina, siendo configurable desde el software CUE.

Tal y como os indicaba al principio, a día de hoy yo todavía utilizaba los Corsair VOID Wireless 7.1 RGB de primera generación (y funcionan como el primer día, si bien es cierto que con una utilización diaria durante casi dos años tienen evidentes signos de desgaste), así que aprovecho la coyuntura y os muestro una pequeña galería para que podáis ver las dos generaciones, una al lado de la otra.

TESTEO

El software

Vamos como siempre a ver, de manera concreta para el dispositivo, qué nos ofrece el software unificado de Corsair: CUE.

Como siempre, tenemos en la pantalla principal un resumen de todos los productos de la marca que tenemos conectados al equipo en el momento, permitiéndonos acceder a sus configuraciones individuales.

Pero también desde ahí podemos acceder a las opciones avanzadas, desde donde podremos -entre otras cosas- actualizar el firmware del dispositivo y, en el caso de los VOID Pro RGB 7.1 Wireless, comprobar el estado de carga de la batería, habilitar o deshabilitar los comandos de voz, configurar el nivel de brillo y el apagado automático.

Lo de los comandos de voz es también otra de las novedades que esta nueva versión Pro trae bajo el brazo: no es que sirva para dar nosotros comandos de voz, sino que una voz (en este caso de mujer robótica) nos indicará si tenemos el micro silenciado o no (Mic On, Mic Off), cuando encendemos o apagamos los auriculares (Powering On, Powering Off), cuando activamos el surround, autopercepción, cambiamos de perfil, etc. Lo considero bastante útil.

Vamos a la configuración del dispositivo. En la primera pestaña lo que tenemos es la posibilidad de configurar el volumen del micrófono y de la autopercepción, así como activar o desactivar el sonido envolvente (algo que podremos hacer también manteniendo pulsado el botón de la rueda analógica tal y como os indicamos antes).

De igual manera, podremos configurar los colores y efectos de la iluminación RGB.

Y, por supuesto, los ajustes de ecualización. Hay algunos ya pre configurados, pero por supuesto podremos modificarlos, crear nuevos, etc. Para el cambio de perfil automático con el botón del auricular podremos seleccionar hasta cinco perfiles.

Los Corsair VOID Pro RGB 7.1 Wireless en uso

Igual que la generación anterior de la familia VOID, los auriculares son sumamente cómodos desde el primer momento, y tras un par de minutos ya nos olvidamos de que los llevamos puestos puesto que, aunque tienen batería y por ello pesan más, la gomaespuma de la diadema hace su función a la perfección, al igual que la de las orejeras.

Además hay un tema curioso, al menos para mí que estaba acostumbrado a utilizar los VOID Wireless de primera generación: a pesar de que las almohadillas tienen cubierta de tela, aíslan bastante bien del ruido exterior. Y no me di cuenta hasta que me encontré a mí mismo casi gritando al hablar -porque me escuchaba muy bajo a mí mismo-, momento en el que activé la auto percepción del micro y dejé de hacerlo. En resumen: extremadamente cómodos, y son los auriculares con orejeras de tela que mejor aíslan del ruido exterior que he utilizado hasta la fecha (y no son pocos los modelos que han pasado por mis manos).

En cuanto al rendimiento de audio, igual que la generación anterior el sonido es exquisito, con unos grandes niveles de bajos y unos matices realmente buenos. Al principio me notaba extraño con respecto a la generación anterior, pero esto es nuevamente por el aislamiento acústico exterior al que no estaba acostumbrado. De nuevo, hay que alabar el trabajo de Corsair al respecto.

Finalmente queda hablar del micrófono. Mis compañeros en los juegos online me dijeron que, literalmente, me escuchaban exactamente igual que siempre. Esto significa que es un sonido excelente y sin ruido, dado que, recordemos, el micrófono es unidireccional y con cancelación activa de ruido. Literalmente, con mi perro ladrando a unos tres metros a mi derecha, mis compañeros no lo escucharon en ningún momento.

CONCLUSIÓN

Sinceramente era bastante escéptico cuando recibí estos auriculares y me dispuse a probarlos. Escéptico porque llevaba casi dos años con la generación anterior y ya me parecían unos auriculares de primera. Y al final, Corsair me ha demostrado que siempre hay margen de mejora, pues han realizado el “más difícil todavía” y han mejorado un producto que me parecía casi imposible de mejorar.

Los Corsair VOID Pro RGB 7.1 Wireless son unos auriculares extremadamente cómodos, con un rendimiento de audio excelente, una altísima capacidad de configuración, y además con la comodidad que tienen los productos inalámbricos con, en mi caso, más de 12 horas de autonomía sin ningún tipo de problema. Además, dado que Corsair ha rebajado un poco el precio (cuestan 100 euros en su tienda online, aunque en Amazon los tienen a 120 por ejemplo), me parecen prácticamente un “must have” para aquellos Gamers que adoran la libertad sin cables que proporcionan los productos inalámbricos (como yo, que soy un fanático de lo wireless).

EUR 119,00 EUR

PROS:

  • Son comodísimos.
  • Excelente calidad de audio.
  • Muy buena calidad de materiales y construcción.
  • Micrófono unidireccional con cancelación activa de ruido.
  • Buen aislamiento del ruido exterior a pesar de sus almohadillas de tela.
  • Altamente configurables.
  • Precio (100 euros por estos auriculares es un chollo).

CONTRAS:

  • Nada destacable. Sin meternos en el audio profesional me parecen casi perfectos.

Por todo ello, estos Corsair VOID Pro RGB 7.1 Wireless se llevan nuestro galardón de Platino, así como nuestras recomendaciones por rendimiento, diseño y calidad / precio.

Revisado por Rodrigo Alonso el 07 febrero 2018

Los comentarios están cerrados.