Microsoft rompe con Intel: la Surface Laptop 3 incluiría dos nuevas APU AMD Ryzen 3000

Rumores y más rumores, van cogiendo fuerza eso sí, pero no estaba nada confirmado hasta hoy mismo, donde un nuevo rumor por parte de APISAK ha hecho saltar las alarmas. Microsoft rompería con Intel para la inclusión de sus procesadores en la nueva Surface Laptop 3. A cambio, este nuevo dispositivo llegaría con dos nuevas APU AMD Ryzen 3000 inéditas hasta ahora ¿quizás personalizadas para Microsoft?

Intel no termina de convencer a Microsoft en gama baja

Microsoft-Surface-Laptop-3

Aunque la 10ª Generación de procesadores Intel está fuera, Microsoft parece que no tiene nada claro que supondría incluir uno de los procesadores Comet Lake-U o Ice Lake-U en cuanto a rendimiento y precio en sus dispositivos.

Si bien la versión Pro de la Surface está abocada a incluir CPUs de Intel por rendimiento y falta de opciones en este sector, esto se complica en la gama baja para los azules.

En este mercado AMD puede competir actualmente con productos muy completos y sobre todo baratos de fabricar por el simple hecho de usar los 12 nm de GlobalFoundries y por ser una arquitectura ya trabajada por los de Lisa Su.

Los rumores acerca de la ruptura de Microsoft e Intel en estos términos se han disparado en el último mes y medio, donde la fecha de presentación de la Surface Laptop 3 se acerca y la decisión está tomada desde hace meses.

El secretismo choca frontalmente contra los rumores, pero estos han cogido hoy velocidad de crucero cuando el divulgador conocido como APISAK ha hecho mención en una dirección muy clara y además con posible sorpresa.

Microsoft Surface Laptop 3 utilizaría APUs de AMD y dejarían de lado los procesadores Intel con iGPU UHD.

Además, el mensaje deja la sorpresa de que llegaría en dos versiones distintas con dos APU hasta ahora inéditas y de las que no se conocía prácticamente nada: Ryzen 5 3550U y Ryzen 7 3750U.

AMD se mete en el bolsillo a Microsoft y juntos pelearán contra Apple e Intel

microsoft-surface-laptop-2

La batalla por el dispositivo de mayor potencia en el formato más compacto como PC portátil está servida: Microsoft y AMD frente a Apple e Intel.

El giro de Microsoft hacia los de Lisa Su puede deberse a dos factores muy claros: menor precio y personalización. Está claro que AMD puede ofrecer unas APU a menor costo que Intel por sus renovados acuerdos con GF, pero además Microsoft contaría con el añadido de poder personalizar los procesadores, al menos hasta cierto punto.

Esto es algo que AMD está haciendo últimamente fuera de lo realizado para la propia Microsoft con su Xbox Scarlett o Sony con su PS5.

O quizás simplemente estamos ante los primeros dispositivos en incorporarlas, no siendo exclusivas y personalizadas, quien sabe, pero es muy extraño que se filtren y sean incluidas por primera vez en un dispositivo tan importante de cara a la visibilidad de AMD frente al mundo.

Algunos dispositivos con APUs AMD logran un mayor rendimiento gracias a mayores frecuencias si enfrentamos a algunas marcas con productos similares, por lo que podríamos estar ante un caso similar o incluso mayor.

En cualquier caso, si se confirma el salto de Microsoft a AMD, Intel ha perdido una partida que veía ganada con Ice Lake, lo que supone un duro golpe a las pretensiones de la compañía con dicha arquitectura.