Ratones inalámbricos USB RF vs Bluetooth: cuáles son mejores y por qué

Los ratones inalámbricos son el periférico favorito de aquellos usuarios que quieren tener un escritorio con el menor número de cables por en medio. Sin embargo, cuando tenemos que comprar uno de éstos, se nos presentan dos tipos de opciones, basadas en la tecnología de transmisión de datos que usan: RF o Bluetooth. Cada uno de estos sistemas tienen sus ventajas e inconvenientes frente al otro. En este artículo analizaremos cada uno de ellos, con el objetivo de encontrar cuál de los dos es mejor para el usuario.

Latencia en los ratones inalámbricos

Aunque para muchos usuarios la latencia no es algo determinante a la hora de escoger los ratones inalámbricos, sí es verdad que para un grupo de ellos sí es un concepto importante. Hablamos, obviamente, de los usuarios gamers. Y, más específicamente, de aquellos que son usuarios de juegos de acción que requieren de movimientos muy rápidos.

Para este tipo de juegos, los ratones inalámbricos más recomendables son los que emplean RF (radio frecuencia). Esto es así porque este tipo de tecnología permite una latencia de tan solo 1 ms en estos periféricos, mientras que la latencia del Bluetooth se eleva hasta 1,3 ms. En la práctica, una diferencia de 0,3 ms en la latencia de este tipo de periféricos no es algo que un usuario vaya a notar demasiado.

¿Cuál de los dos tipos es más sencillo de configurar?

Los ratones inalámbricos RF son mucho más sencillos de configurar que los ratones gaming por Bluetooth.

En el caso de los primeros, lo único que deberemos de hacer es conectar el dongle al conector USB, que ya se encarga Windows de descargar los correspondientes drivers e instalarlos. Básicamente, en menos de un minuto estaremos funcionando con él.

Pero los ratones Bluetooth requieren más pasos para hacerlos funcionar. Primero deberemos de encender el ratón en modo de «emparejar», y esperar a que se emparejen ambos. Que tampoco es que sea especialmente complicado de llevar a cabo. Pero sí es algo más lento de hacer.

¿Qué ratón inalámbrico es más compatible?

Como norma, en este campo suelen ganar los dispositivos Bluetooth. Y esto es debido a que los ratones inalámbricos por RF necesitan un conector USB extra para poder generar la señal inalámbrica. Los ratones que usan Bluetooth no siempre necesitan este tipo de dongle, dado que ya hay muchas placas base (especialmente de Intel) que incorporan esta tecnología. Por tanto, nos evita tener que estar pendiente de este componente, no vaya a ser que nos lo dejemos olvidado conectado al ordenador.

Por otro lado, tarjetas de red Bluetooth se pueden comprar en cualquier tienda de informática, si no queremos depender del conector que nos viene con el ratón. Con lo que, en caso de extravío, es muy sencillo reemplazar el conector original por otro nuevo.

Lo mismo se puede decir de los portátiles. Excepto que, en el caso de los portátiles, la cantidad de puertos USB A cada vez va más en descenso, siendo sustituidos por conectores USB C.

Y, por el momento, no hay dongles para RF que usen este estándar de conexionado. Lo cual supone tener que comprarse un hub USB para conectar dicho dongle a nuestro ordenador. Lo cual es algo incómodo a la hora de transportar nuestro portátil entre lugares.

Conclusión: usad ratones inalámbricos que tengan ambas opciones

Aunque sean algo más caros que el resto de modelos de ratones inalámbricos, si sois de los que los vais a usar en muchos y diferentes sitios, vuestra mejor opción es comprar un ratón que posea ambas capacidades. De esta manera, podéis dejar el conector inalámbrico RF conectado a vuestro ordenador de casa, y usar la conectividad Bluetooth cuando salgáis de ella.