Razer Blade Stealth 2019: un portátil renovado con procesador Intel de 10ª generación, NVIDIA GTX 1650 y SSD M.2

Tras la presentación de los nuevos procesadores de Intel bajo su décima generación dentro de la gama de portátiles, lo evidente era un aluvión de productos con dichas CPUs al mercado. El primero en llegar ha sido el Razer Blade Stealth, el cual se actualiza en este 2019 con una serie de características muy interesantes y que representa un paso hacia adelante de la marca.

Razer Blade Stealth 2019: Ice Lake y Turing  en un portátil Low Profile

Razer-Blade-Stealth-2019

Lo nuevo de Razer llega cargado de novedades y con ello la potencia ha aumentado frente a su versión anterior, lo cual será con seguridad bienvenido para los amantes de este tipo de dispositivos. Aunque las dimensiones totales son un poco menos compactas que las versiones anteriores, el salto prestacional justifica dichos cambios.

Dicho salto se basa sobre todo en el hecho de incluir una dGPU en sus características, por lo cual Razer ahora ofrecerá tres versiones de este nuevo Blade Stealth: un nuevo modelo llamado Mercury White, Black FHD y Black 4K.

Cada modelo tiene una serie de similitudes y diferencias, siendo estas últimas la tónica más habitual. El modelo más potente En cuanto a CPU sin duda será el nuevo Mercury White, el cual hace gala de un consumo mayor del procesador, lo cual permitirá con seguridad alcanzar mayores frecuencias.

Razer-Blade-Stealth-2019-7

A cambio, no tendrá dGPU y tendrá que conformarse con la nueva iGPU Iris Plus basada en la Gen 11 de Intel. Siendo más específicos, esta versión Mercury White portará una pantalla de 13,3 pulgadas con resolución FHD, la cual irá acompañada de un Intel Core i7-1065G7 (4 núcleos, 8 hilos a 3,9 GHz con 8 MB de L3) con un TDP desbloqueado de 25 vatios.

Portará la ya mencionada Iris Plus junto a un SSD M.2 de 256 GB. Otro de los saltos de rendimiento llega a través de la memoria RAM, la cual pasa a ser LPDDR4 a 3,733 MHz y en una configuración de 16 GB, lo cual es sin duda un paso adelante si tenemos en cuenta el modelo del año pasado.

Hasta 53 Wh y 100 vatios de consumo

Razer-Blade-Stealth-2019-3

Las características de este Mercury White se completan con una batería de 53,1 Wh, la inclusión de un puerto Thunderbolt 3, un USB-C 3.1 Gen 2, dos puertos USB 3.1 y un conector para auriculares, sin olvidar Wireless AX 201 y Bluetooth 5.0.

Las conexiones y puertos son de lo más completo teniendo en cuenta sus compactas dimensiones: solo 15,3 x 304,6 x 210 mm. Otro de los aspectos fuertes de esta versión será su menor peso frente a sus hermanas, ya que solo pesará 1,36 kilos. Por último, su adaptador de corriente será de 65 vatios mediante USB-C.

Razer-Blade-Stealth-2019-2

Siguiendo con la versión Black FHD, nos encontramos con la misma pantalla de 13,3 pulgadas y resolución FHD, misma CPU Intel Core i7-1065G7 (limitado a 15 vatios) y una NVIDIA GTX 1650 con 4 GB de GDDR5. Su SSD aumenta hasta los 512 GB también bajo M.2, compartiendo memoria RAM, puertos y dimensiones.

Lo que si sabemos es que su peso aumenta hasta los 1,42 Kg y su conector de corriente es capaz de suministrar hasta 100 vatios por USB-C.

Para finalizar, la versión Black 4K introduce una pantalla de 13,3 pulgadas, pero con resolución 4K, siendo además táctil y cubierta bajo Gorilla Glass. La CPU será el mismo Intel Core i7-1065G7 limitado a 15 vatios, donde también repite tarjeta gráfica NVIDIA GTX 1650 de 4 GB GDDR5.

Al igual que la versión Black FHD, integra un SSD de 512 GB M.2 sin conocer el resto de características salvo su mayor peso (1,48 Kg) y su cargador de 100 vatios por USB-C. Razer solo ha revelado el precio de su versión Mercury White, la cual se establece en 1,499 dólares, sin desvelar fecha de disponibilidad.