Threadripper vs Ryzen: ¿merece la pena pagar más por estos procesadores de AMD?

La llegada al mercado de los nuevos procesadores AMD Ryzen 3000, con sus nuevas versiones AMD Ryzen 9, ha desdibujado bastante la línea que separa estos procesadores de la gama HEDT de AMD, los Threadripper. Sin embargo, al igual que en el caso de los procesadores HEDT de Intel, este tipo de procesadores siguen teniendo un público muy específico, que está dispuesto a pagar el extra de dinero que cuestan estos procesadores de gama alta de AMD. Pero, ¿realmente merece la pena pagar el extra?

Es innegable que la llegada, por completa sorpresa, de los procesadores AMD Threadripper, pilló desprevenidos a usuarios y a Intel. No creemos que el gigante azul pensara que AMD sacaría un procesador para plantar cara a su gama de modelos HEDT, en un nicho del mercado que, desde los antiguos procesadores Nehalem, había sido un cortijo exclusivo de la marca.

¿Por qué son los procesadores AMD Threadripper diferentes a los AMD Ryzen?

Aunque ambos tipos de procesadores siguen estando basados en la arquitectura Zen (Zen, Zen+ y, muy posiblemente, Zen 2 para la siguiente generación), los modelos de la gama Threadripper son, en esencia, dos procesadores AMD Ryzen bajo un mismo IHS.

Para la primera generación de AMD Threadripper, el procesador con menor cantidad de núcleos era el Threadripper 1900X, con 8 núcleos (igual que los modelos Ryzen 7). Mientras que el modelo con mayor cantidad de núcleos, el Threadripper 1950X, poseía 16 núcleos. O lo que es lo mismo, dos CCX Zeppelin en su interior.

Sin embargo, hay que recordar que la separación entre los núcleos Zeppelin siempre ha creado latencias en el interior de los procesadores AMD Zen. Y estas latencias se hicieron especialmente importantes con los procesadores AMD Threadripper 2000, cuyos procesadores más importantes, los AMD Threadripper 2990WX tenían un total de 32  núcleos en su interior (4 CCX Zeppelin con 8 núcleos cada uno).

Otro problema que tenían los antiguos procesadores AMD Threadripper 2000 es que había dos CCX que compartían canal de memoria RAM con otros dos de ellos. Esto significaba que, para consultar información de la memoria, la petición debía de dar más saltos que en una configuración monolítica. Y eso crea más latencias en el procesador.

Pero no todo han sido malas noticias con estos procesadores. Cuando se trataba de tareas que requerían un alto grado de paralelización para realizarse, el alto número de hilos de estos procesadores les hacía brillar con luz propia. Más ahora que Microsoft ha solucionado los problemas que tenía el Windows 10 a la hora de asignar tareas a los núcleos de una manera efectiva con la actualización Windows 10 May 2019 Update 1903. Y, por otro lado, este tipo de procesadores aporta una mayor cantidad de vías de datos PCIe, para comunicación de alta velocidad con las posibles tarjetas de expansión que queramos montar en sus placas base.

¿Son mejores los AMD Threadripper que los AMD Ryzen o no?

Como de costumbre, eso depende. Depende del tipo de actividad al que se vaya a dedicar el equipo. Para actividades de cómputo, estos procesadores con tantos hilos, funcionan excepcionalmente bien. Cierto es que para jugar no van tampoco nada mal, pero no son el tipo de procesador más indicado. Para ello, rinden bastante mejor los procesadores AMD Ryzen.

Aunque, con la llegada al mercado de la nueva generación AMD Ryzen 3000 y sus procesadores de la gama AMD Ryzen 9, con 12 y 16 hilos, las líneas que distinguen ambos modelos se han desdibujado bastante. Teniendo en cuenta que los modelos Ryzen 9 3900X y 3950X tienen, respectivamente, 12 y 16 núcleos en su interior, AMD ha canibalizado parte del mercado de sus procesadores Threadripper. Especialmente el de los modelos Threadripper 2920x (12 núcleos) y 2950X (16 núcleos). Salvo situaciones muy determinadas, los clientes que estuvieran pensando en comprar uno de estos procesadores para trabajar con él, no lo van a hacer.

La realidad es que, ahora mismo, no les merece la pena, ahora que con los Ryzen 3000 pueden montar hasta 128 GB de memoria RAM en las placas base con chipset AMD X570. Placas base que son considerablemente más baratas que las placas base para los procesadores AMD Threadripper.

Por tanto, en el momento de escribir este artículo, y a no ser que se necesiten ciertas características muy específicas de la arquitectura Threadripper (como la memoria quad channel o el extra de vías de datos PCIe), la realidad es que estos procesadores, ahora mismo, no merecen mucho la pena.