Esta es la etiqueta de Intel que tienes que buscar si quieres un portátil con más de 9 horas de batería

Intel acaba de desvelar el identificador visual que certificará que un ordenador portátil cumple los requisitos que se exigen para poder ser incluido dentro del Proyecto Athena de la compañía. Gracias a este identificador, que podrá ser usado por fabricantes y por tiendas de informática, el usuario que vaya buscando un ordenador portátil de ciertas características, sabrá que estos modelos las cumplirán sin ningún problema, al haber pasado por la mano de los ingenieros de Intel para comprobarlos.

Ya hablamos del Proyecto Athena a comienzos del pasado mes de mayo de 2019. Este proyecto pretende cambiar la manera en la que se diseñan los ordenadores portátiles, con un fuerte enfoque hacia la innovación tecnológica. En definitiva, el Proyecto Athena busca desarrollar portátiles que se adapten sin interrupciones a las necesidades de la vida del usuario actual, sin tiempos de espera: para trabajar, para relajarse o para distraerse.

¿Qué características deben de cumplir los portátiles del Proyecto Athena?

El Proyecto Athena es una experiencia que está desarrollando Intel en conjunción con otros 100 socios colaboradores, con la esperanza de desarrollar un nuevo ecosistema a largo plazo. En dicho ecosistema, las especificaciones que deberán de cumplir los primeros portátiles certificados por este proyecto de Intel son las siguientes:

  • Acción Instantánea: eliminará o reducirá al mínimo el tiempo que tardará el portátil en activarse.
  • Rendimiento y capacidad de respuesta: las especificaciones mínimas que deberán de cumplir estos portátiles serán de un procesador Intel Core i5, 8 GB de memoria RAM y 256 GB de SSD.
  • Inteligencia: los portátiles deberán dar soporte a la Inteligencia Artificial, como ocurre en los procesadores Intel de 10ª Generación.
  • Duración de la batería: los portátiles tendrán un rendimiento energético optimizado y permitirán la carga a través de USB-PD o de USB-C. Y su batería deberá de durar, como mínimo, 9 horas realizando tareas normales.
  • Conectividad: los nuevos portátiles tendrán soporte para tarjetas de red inalámbricas WiFi 6 y/o Gigabit LTE, junto con Thunderbolt 3.
  • Formato: la pantalla de estos portátiles ha de ser de tipo táctil, con marcos estrechos y con trackpads de precisión.

El lema del Proyecto Athena es «Diseñado para el rendimiento portátil»

El identificador que ha desarrollado Intel como reconocimiento que un portátil cumple con todas las certificaciones que le exige el Proyecto Athena es el siguiente:

A pesar de que lo pueda parecer, este identificador visual de certificación no va a ser una pegatina que se vaya a poner en el chasis del ordenador portátil. Por contra, será algo que se mostrará en las imágenes de los portátiles que hayan superado el riguroso sistema de pruebas de Intel, demostrando que cumple con los seis requisitos que hemos enumerado previamente en el anterior apartado.

Por el momento, solo hay un modelo de portátil que cumple con los requisitos del Proyecto Athena: el Dell XPS 13. Sin embargo, en los próximos meses comenzaremos a ver otros modelos de la mano de diversos fabricantes del mercado, como los HP Elitebook 1040 y el HP Elitebok 830, que deberían de aparecer en el mercado en las próximas semanas. Pero también se espera que ASUS, Lenovo y Samsung publiquen sus nuevos modelos que han sido certificados por el Proyecto Athena antes de que comience la próxima campaña navideña.