AMD se deja de problemas: elimina el soporte de PCIe 4.0 en todos los chipsets anteriores a X570

AMD ha decidido cortar por lo sano y ayer lanzó una nueva actualización de su AGESA con varias correcciones de errores para sus nuevos procesadores AMD Ryzen 3000. Pero, sobre todo, eliminando el soporte para el bus PCIe 4.0 en todas las placas base que no tengan chipset X570. La nueva actualización ya está disponible como actualización de la BIOS de las placas base en varios fabricantes como GIGABYTE y ASRock, aunque hasta este momento, ASUS no ha lanzado ninguna actualización para sus placas base.

La verdad es que la saga de la compatibilidad de los chipsets de las placas base AMD con el nuevo bus de datos PCIe 4.0 es una que va de largo. Porque, al menos de manera inicial, la mayoría de fabricantes de placas base anunciaron que darían la compatibilidad completa con los antiguos chipsets para placas base AM4. Es decir, habría compatibilidad con los modelos A320, B350, B450, X370 y X470. Sin embargo, a AMD no le debió de gustar demasiado este movimiento por parte de los fabricantes, porque pronto salió a la palestra para confirmar que solo las placas base con el chipset X570 podrían tener compatibilidad con el nuevo PCIe 4.0.

AMD argumenta que las antiguas placas base con socket AM4 no tienen sus PCB preparados para soportar el PCIe 4.0, como sí lo tienen las placas base con chipsets X570. En estos casos, según el fabricante, se podría producir una pérdida de señal y de integridad en los datos que viajaran por este nuevo bus de datos. Sin embargo, los fabricantes de placas base siguieron en sus trece y mantuvieron activada la implementación del bus en sus BIOS más modernas que soportan los procesadores AMD Ryzen 3000.

Las nuevas BIOS se llaman «AGESA Combo-AM4 1.0.0.3 ABB»

Ante esta situación, y a pesar que AMD no había «prohibido», como tal, la implementación del bus PCIe 4.0 en las placas base antiguas, sino solo «desaconsejado su implementación«, ayer comenzaron a aparecer nuevas BIOS para las placas base con chipsets antiguos para la plataforma AM4, que expresamente deshabilitan cualquier implementación funcional de este bus de datos. En estas nuevas BIOS aparece la entrada «AGESA Combo-AM4 1.0.0.3 ABB» que es la que cambia los parámetros que anulan el uso del bus PCIe 4.0 en las placas base antiguas. Aunque también solucionan ciertos pequeños problemas con los procesadores AMD Ryzen 3000, así como mejora la compatibilidad de ciertos perfiles Intel XMP 2.0 de la memoria RAM con el controlador de memoria de AMD.

Aunque a muchos usuarios no les pueda gustar este movimiento por parte de AMD con respecto a sus placas base, la verdad es que el fabricante lo único que busca es que el usuario tenga un sistema de lo más estable. Dado que las antiguas placas base AM4 no se desarrollaron con vistas a emplear el bus PCIe 4.0, las vías de datos no tienen la consistencia necesaria para proporcionar una experiencia libre de problemas. Y esto es muy diferente a lo que hizo Intel hace años, cuando los fabricantes de placas base encontraron la manera de saltarse el bloqueo de overclock en los procesadores Intel Skylake.