¿Tu PC abre la BIOS cada vez que lo enciendes? Así puedes solucionarlo

A algunos usuarios les ha sucedido alguna vez que, cada vez que arrancan su sistema, el PC va directamente a la pantalla principal de la BIOS de la placa base. Y hace esto de manera continuada, sin llegara cargar nunca el sistema operativo. Como es lógico, esto suele ser un evento bastante molesto y, cuanto menos, desconcertante. Así que, en este artículo vamos a intentar ver los motivos por los que nuestro PC puede tener este comportamiento, así como las posibles soluciones para él.

Todos sabemos que, cuando encendemos un ordenador, la placa base realiza una serie de comprobaciones previas en el hardware que tenemos conectado a ella. No solo en los componentes internos, sino también en los periféricos del sistema. Estas comprobaciones tienen como fin, averiguar si nuestro sistema puede arrancar porque tiene todos los componentes necesarios para hacerlo conectados: procesador, memoria RAM y tarjeta gráfica (si nuestro procesador carece de gráfica integrada).

Es posible que a más de uno le haya sucedido que, según arranca su ordenador, no es que se quede detenido en la pantalla de arranque. Es que, directamente, entra en la BIOS de la placa base. Sin que nosotros le hayamos dado la orden de hacerlo. Es por ello que vamos a ver los posibles motivos y soluciones a este suceso.

Comprueba los periféricos que tienes conectados

Lo primero que vamos a intentar comprobar es que no haya ningún periférico impidiendo el arranque de nuestro PC. Para ello, desconectaremos todos los periféricos que tengamos a él conectados, y probaremos si el PC sigue manteniendo el mismo comportamiento. Si al hacer esto, el equipo vuelve a arrancar normalmente, ahora tocará descubrir cuál de los periféricos era el que causaba el problema, volviendo a conectarlos uno por uno de manera individual.

Aunque también puede suceder que el puerto al que estemos conectando el periférico que dé el problema, sea defectuoso. Si se trata de un puerto USB conectado directamente a la placa base el que da el problema, podéis optar por no volver a usar ese puerto. Aunque también podéis optar por cambiar de placa base.

Comprueba que tienes conectado tu disco de arranque

Algunas placas base, cuando no detectan ningún dispositivo, ya sea una unidad de almacenamiento con su correspondiente sistema operativo, o un pen drive USB o un disco de arranque, abrirán su BIOS para que podamos seleccionar el dispositivo de arranque adecuado. Ahora bien, si ya teníamos el sistema operativo instalado en una unidad, es el momento de comprobar que la placa base la detecta. Porque es posible que la placa base no la esté detectando, ya sea por un problema con el cable de alimentación, de datos, con el puerto de datos de la placa o de la unidad. Incluso puede suceder que la unidad haya muerto.

Resetea la BIOS de la placa base

Si las anteriores comprobaciones no han conseguido solucionar el problema, es el momento de resetar la BIOS de la placa base. De esta manera, la obligarás a cambiar todos los parámetros que hayas puesto en ella y cargar los parámetros por defecto, Este paso lo hacemos por si acaso se ha cambiado algún parámetro de manera accidental, que está impidiendo el arranque del equipo.

Comprobad que no hay ninguna tecla presionada de manera accidental

Por muy extraño que nos pueda parecer, podría ocurrir que haya alguna tecla del teclado que esté siendo presionada de manera continua. Cuando decimos que la tecla»está presionada» no tiene que ser solo porque haya algo enciam de ella, haciendo presión sobre la misma. Puede ser que la tecla esté atascada en su posición bajada y esté haciendo contacto de manera continua. Esto haría que, si es la tecla que da acceso a la BIOS, la placa base abriera la BIOS, como se le está mandando que haga.

En este caso, quitar el teclado debería de solucionar el problema.