Marvell empieza a fabricar controladores para SSD NVMe PCIe Gen4: ¿se acerca una bajada de precio?

Marvell acaba de presentar sus tres primeros controladores de memoria NAND Flash, destinados a ser empleados en los SSD M.2 que podrán usar el nuevo bus PCIe 4.0 que traen las nueva placas base con el chipset AMD X570. Estos nuevos controladores se venderán en versiones con o sin soporte para memoria RAM integrada, y serán los primeros modelos que les harán algo de competencia a los controladores de la marca Phison, que hasta el momento eran los únicos que había disponibles en el mercado.

El controlador de un SSD, ya sea este para una unidad SATA como para una unidad NVMe, es el encargado de organizar y distribuir la carga de trabajo dentro de una de estas unidades de almacenamiento sólido. Por tanto, es probablemente la parte más importante del propio SSD. Más incluso que la propia memoria NAND Flash que se emplee en su interior. La llegada del chipset AMD X570, con la introducción del acceso al nuevo bus PCIe 4.0 y sus mayores capacidades de tasas de transferencia de archivos, ha forzado a los fabricantes de estos dispositivos a diseñar nuevos controladores que sean capaces de aprovechar todas las posibilidades que les brindará este nuevo bus de datos.

Los tres nuevos controladores de Marvell, el 88SS1321, 88SS1322 y el 88SS1323, son nuevos modelos desarrollados para funcionar aprovechando las capacidades de este nuevo bus de datos, al igual que las del actual y más antiguo, bus PCIe 3.0. Aunque también están preparados para usar el bus SATA de la placa base.

Los nuevos controladores de Marvell permitirán alcanzar hasta 3.900 MB/s de tasa de transferencia

De los tres modelos de controladores que ha presentado Marvell, dos de ellos no emplean memoria RAM asociada en su interior. Esto significa que su rendimiento va a ser siempre inferior al de los SSD que sí emplean la configuración con este tipo de memoria. Pero, a su vez, también representarán una opción más barata a los SSD que sí la empleen. El único modelo que emplea memoria RAM es el 88SS1321, que puede montar en su interior hasta 8 GB de memoria RAM LPDDR3, LPDDR4 o DDR4, que se emplean en un bus de datos con un ancho de banda de 32 bits.

Continuando con las diferencias entre los controladores para SSD de Marvell, los modelos 88SS1321 y 88SS1322 emplean la conexión PCIe 4.0 x4, mientras que el Marvell 88SS1323 usa una conexión PCIe 4.0 x2. En el caso de los dos primeros, la tasa máxima de transferencia de archivos es de 3.900 MB/s. Mientras que, en el caso del último, ésta se reduce a 3.500 MB/s. Que, sinceramente, 3.500 MB/s (que es lo que están dando hoy en día las unidades NVMe tope de gama en el bus PCIe 3.0 x4) no nos parece nada mal, teniendo en cuenta que estas serán las unidades más baratas de producir.

Por supuesto, las anteriores tasas de transferencia máxima, distan bastante del máximo teórico del bus PCIe 4.0. Y ya hemos visto como otras unidades eran capaces de llegar hasta los 5.000 MB/s, empelando los controladores de Phison. Pero, aun así, los controladores de Marvell aportarán diversidad de precios y opciones para los usuarios que no requieran tasas de transferencia tan elevadas.