BIOSTAR presenta su nueva placa RACING X470GTA con soporte para AMD Ryzen 3000

Dado que las placas base con el chipset AMD X570 han llegado al mercado con unos precios tan elevados, algunos fabricantes están lanzando al mercado nuevos modelos equipados con los chipsets AMD B450 y X470. La diferencia es que los nuevos modelos llevan ya de serie integrada la compatibilidad con los nuevos procesadores AMD Ryzen 3000 dentro de sus BIOS.  Con ello, el usuario se asegura que no tendrá que actualizar la BIOS de su placa base cuando monte uno de estos procesadores en su nuevo sistema.

Actualmente, la placa base más barata que podemos comprar con chipset X570 es un modelo de ASRock, que nos saldrá por 190,74 euros. Para un usuario que vaya justo de recursos, que la placa base le cueste casi lo mismo que un procesador AMD Ryzen 5 3600, no es realmente aceptable. Por eso, este tipo de usuarios suele fijar su atención en otros modelos de placas base bastante más baratos. Y que no sacrifican demasiada funcionalidad en pos de obtener mayor compatibilidad.

Una placa así sería la nueva BIOSTAR RACING X470GTA. En ella se combina el anterior chipset tope de gama para los procesadores AMD Ryzen 2000, el AMD X470, junto con la compatibilidad con los nuevos procesadores AMD Ryzen 3000. Dado que esta compatibilidad viene ya integrada en la BIOS con la que la placa base sale al mercado, el usuario no ha de preocuparse de actualizar una BIOS antigua con el kit de arranque AMD Boot Kit. Todo esto redunda en tranquilidad para sus usuarios a la hora de plantearse la compra de uno de estos nuevos procesadores de AMD.

La placa base de BIOSTAR incorpora dos ranuras PCI

La nueva placa base BIOSTAR RACING X470GTA usa 4 ranuras para memoria RAM DDR4-3200, con cada ranura soportando módulos de hasta 16 GB de este tipo de memoria RAM. Para el almacenamiento soporta 6 puertos SATA 3 y una ranura M.2 que es compatible con el uso de dispositivos SSD SATA y NVMe. El puerto LAN es un Realtek RTL 8118AS que es capaz de alcanzar los 1000 Mbps y su tarjeta de sonido integrada es una Realtek ALC892, capaz de generar sonido surround 7.1.

La gran particularidad de este nuevo modelo de placa base de BIOSTAR estriba en que incorpora dos ranuras PCI, para aquellos usuarios que todavía dispongan de este tipo de dispositivos. Es algo que resulta de lo más inusual ver en una placa base de gama alta. Especialmente dado que tanto Intel como AMD hace años que dejaron de soportar de manera nativa este estándar de conexionado de tarjetas de expansión.

La placa base también incorpora dos puertos USB 3.1 Gen2 (uno tipo A y otro tipo C) en su parte trasera, junto con otros 8 puertos USB 3.1 Gen1 (4 en su parte trasera y otros 4 mediante conectores para la caja). También posee 4 puertos USB 2.0 para conectar los que usa la caja de ordenador.

El precio que tendrá esta placa base de BIOSTAR cuando se ponga a la venta será de 120 dólares. Este es un precio muy contenido para una placa base que emplea un chipset AMD X470. No en vano, este chipset era el tope de gama de AMD hasta hace menos de un mes. Y sigue siendo una alternativa perfectamente válida para los procesadores AMD Ryzen 3000, si no tenéis en mente usar un SSD NVMe PCIe 4.0.