La solución de MSI para usar un AMD Ryzen 3000 en placas X470 y B450 es que te compres una nueva

A estas alturas, todos somos bien conscientes de los problemas de compatibilidad que se han identificado entre los procesadores AMD Ryzen 3000 y algunas placas base. Estos problemas derivan de la implementación de chips de 16 MB para las BIOS de sus placas base. El problema es que la implementación de la BIOS que requieren los procesadores AMD Ryzen 3000 requiere una BIOS de mayor tamaño. Así que MSI ha decidido volver a lanzar muchas de sus placas base con BIOS de mayor tamaño, ya compatibles con los nuevos procesadores de AMD.

Los procesadores AMD Ryzen siempre han jugado la baza de la retro compatibilidad que poseen sus nuevos modelos con las antiguas placas base. Hasta el momento, solo había que actualizar la BIOS de la placa base para que los nuevos procesadores fueran reconocidos correctamente.

Sin embargo, como hemos dicho, las nuevas versiones de las BIOS que se requieren para hacer funcionar a los AMD Ryzen 3000 en las antiguas placas base, necesitan de mayor espacio de almacenamiento dentro del chip EEPROM donde se guarda. Y, dado que muchos de los fabricantes han optado por usar chips de tan solo 16 MB de capacidad (para ahorrar algo de dinero), ahora se ven obligados a tomar una de estas dos decisiones:

  • No dar soporte a los procesadores AMD Ryzen 3000 en sus antiguas placas base.
  • Dar soporte a estos procesadores, pero eliminando algunas funciones de la placa base.

Algunos fabricantes han optado por la segunda opción y han eliminado el soporte para las APU Bristol Ridge de sus placas base. Otros, como es el caso de MSI, también han eliminado el soporte para las configuraciones RAID. Incluso han llegado al extremo de modificar la BIOS original y cambiarla por otra nueva.

La nueva serie MAX de placas base de MSI son idénticas a las antiguas, solo que con chips para BIOS más grandes

Para intentar solventar este problema, MSI acaba de presentar su nueva gama de placas base MAX para la plataforma AM4. Por el momento, el fabricante ha presentado los siguientes modelos:

  • A320M-A Pro Max
  • B450M-A Pro Max
  • B450M Pro-M2 Max
  • B450M Pro-VDH Max
  • B450-A Pro Max
  • B450M Mortar Max
  • B450 Tomahawk Max
  • B450 Gaming Plus Max
  • X470 Gaming Plus Max
  • X470 Gaming Pro Max

Como podemos ver, excepto la A320M-A Pro Max, el resto de modelos pertenecen a la segunda hornada de placas base para el socket AM4. Algo que es, por otra parte, lógico, dado que los modelos con chipsets B450 y X470 son modelos más modernos y con mayor funcionalidad.

De todas formas, las nuevas placas base de la serie Max de MSI solo incorporan una BIOS de tamaño mayor y los disipadores encima de los VRM de la placa base se han pintado en color negro. Es decir, son en esencia la placa base como debería haber salido de fábrica de manera inicial. Al menos, si MSI no hubiera querido ahorrar unos céntimos al poner unas BIOS de menor tamaño. Porque no es de recibo que tengas que elegir entre comprarte una nueva placa base o tener que utilizar la antigua con funcionalidad reducida.

Bueno, al menos las nuevas placas base de la serie Max de MSI ya llevan la BIOS actualizada para que soporten, tanto las antiguas APU y Athlon de arquitectura Bristol Ridge, como los nuevos procesadores AMD Ryzen 3000.