Quién fabrica los condensadores de las fuentes de alimentación

En las fuentes de alimentación se emplean dos tipos de condensadores: los condensadores sólidos o los condensadores electrolíticos. Si están bien diseñados y producidos, ambos tipos de condensadores son perfectamente capaces de hacer funcionar correctamente un componente tan importante, dentro de un PC, como es la fuente de alimentación. Sin embargo, los fabricantes de condensadores no tienen todos el mismo nivel de exigencia y calidad a la hora de fabricar éstos. Vamos a ver cuáles son los mejores fabricantes de condensadores, para que podáis hacer una mejor elección de vuestra fuente de alimentación.

Condensadores electrolíticos: la opción barata

El condensador electrolítico (vulgarmente conocido como «de sopa de pollo«) es el que más está extendido en la fabricación de componentes electrónicos. Principalmente, por ser sensiblemente más baratos que los condensadores sólidos (o de polímero). En este tipo de condensador está formado por un polo positivo creado en una lámina de metal, a la que se le ha creado una capa de óxido aislante mediante un tratamiento de anodizado. Esta lámina metálica toma forma de espiral y, en los huecos que quedan entre las espiras, se añade un líquido o gel, que recubre la capa del metal, que de esta forma crea el cátodo (polo positivo) del condensador.

Por su tipo construcción, están especialmente indicados porque pueden almacenar bastante mayor carga, lo cual hace que sean muy empleados en circuitos con una alta tensión relativa y una frecuencia baja. Como es el caso de las fuentes de alimentación de nuestros PC, donde ayudan a moderar la tensión de salida de la corriente eléctrica, una vez ha sido rectificada.

Sin embargo, este tipo de condensadores tienen una serie de problemas que pueden afectar bastante a su uso:

  • Son extremadamente sensibles a las temperaturas.
  • También son sensibles al ruido eléctrico que produce el transformador interno de la fuente de alimentación.
  • Este tipo de condensadores se han de almacenar de una manera muy específica y por solo un tiempo muy determinado.
  • Su rendimiento se degrada con mayor velocidad.

Condensadores sólidos: la mejor opción

Los condensadores sólidos (o de polímero) los reconoceréis porque tienen un tamaño bastante inferior al de los condensadores electrolíticos. Este tipo de condensadores tienen en su interior un electrolito sólido de un polímero conductor de la corriente eléctrica.

Este tipo de condensador lo podemos encontrar en nuestros componentes, ya sea con forma rectangular, o con forma cilíndrica. Su empleo en las fuentes de alimentación para ordenadores es algo relativamente reciente, dado que hasta hace unos 6 u 8 años, no se empleaban en su fabricación. Y eso que no tienen tantos problemas como los condensadores electrolíticos que hemos visto anteriormente. Por ejemplo, son bastante menos sensibles al efecto de las temperaturas de funcionamiento.

La fabricación de los condensadores: los japoneses son mejores

Como norma, los condensadores fabricados por empresas japonesas, no es ya solo que tengan mejor reputación, es que son netamente superiores a los fabricados por empresas chinas o por empresas de Taiwán. Sin embargo, el hecho de que la gran mayoría de fabricantes de fuentes de alimentación tengan sus cadenas de montajes instaladas en China, hace el uso de este tipo de condensadores acabe incrementando considerablemente el precio de estas fuentes dado que, al ya de por si elevado precio de venta de estos condensadores (independientemente que sean de polímero o electrolíticos), se ha de sumar el coste que tiene el importarlos desde Japón hasta China.

Aun así, no podemos pasar por alto que este estatus de «gama alta» ha llevado a que la Unión Europea haya impuesto una sanción bastante importante a 12 de los principales fabricantes de condensadores japoneses por pactar precios.

Fabricantes de condensadores para fuentes de alimentación

Aunque cuando compramos una fuente de alimentación, no se suele especificar el fabricante de sus condensadores. Y siempre se ha recomendado no abrir una fuente de alimentación, no solo porque se pierde la garantía, sino por ser peligroso. siempre es posible encontréis algún análisis de la fuente que queréis comprar. En dicho análisis, si está bien hecho, se indicará la marca de estos componentes de la fuente de alimentación, con lo que luego podréis buscar dicho nombre en la lista que os vamos a proporcionar.

Hemos pensado que, para agrupar a los fabricantes, es mejor hacerlo en cuatro categorías, en función de la calidad de los componentes que fabrican.

Categoría 1

Como norma, este es el tipo de condensadores que se suelen emplear en las fuentes de alimentación de gama más alta. La totalidad de estos fabricantes son todos japoneses. Y, con toda probabilidad, la mayoría serán conocidos por vosotros.

  • Rubycon
  • United ChemiCon (o Nippon Chemi-Con)
  • Nichicon
  • Sanyo/Suncon
  • Panasonic
  • Hitachi
  • Functional Polymer Capacitor (FPCAP)
  • ELNA

Categoría 2

En esta segunda categoría están los condensadores fabricados por empresas taiwanesas. Suelen emplearse en fuentes de alimentación de gama media y media-alta, por lo que funcionarán bien en cualquier fuente que los empleen.

  • Taicon (pertenece a Nichicon)
  • Teapo
  • SamXon (excepto su serie GF que son de calidad bastante inferior)
  • OST
  • Toshin Kogyo
  • Elite

Categoría 3

La tercera categoría está formada por condensadores que emplean algunos fabricantes para rebajar los costes de producción de sus fuentes de alimentación. No son unidades especialmente buenas, siendo empleadas en las fuentes de alimentación de gama media-baja.

  • Jamicon
  • CapXcon

Categoría 4

Este tipo de condensadores se emplean, principalmente, en las fuentes de alimentación de gama más baja. Y tienen bastante reputación de fallar más que una escopeta de feria. Por lo general, si veis que la fuente que queréis comprar emplea condensadores de estas marcas, deberíais de evitarla por completo.

  • G-Luxon
  • Su’scon
  • Lelon
  • Ltec
  • Jun Fu
  • Fujyyu
  • Evercon