Así de impresionante se ve un procesador dual core de Intel ampliado 170.000 veces

Escrito por Juan Diego de Usera

¿Cuántas veces nos hemos preguntado cómo es el interior de la die de un procesador? Con sus miles de millones de transistores, este componente tan importante para nuestros ordenadores, sigue siendo un perfecto desconocido. No tanto por su manera de funcionar, sino por cómo está realizado en su interior. Y esto se debe a que el tamaño de sus componentes internos es tan minúsculo que no se pueden ver ni fotografiar de manera sencilla. Aquí vais a ver una animación de cómo se ve el interior de un procesador dual core de Intel, pero ampliado 57 veces.

Todos sabemos ya que los procesadores se fabrican empleando técnicas de litografía, en las que una imagen de cómo será el interior del procesador se proyecta sobre una oblea de silicio. De esta manera es como se crean los transistores que van en el interior de los procesadores. De hecho, es la única manera de hacerlo, dado el minúsculo tamaño que tienen éstos dentro de la die del procesador.

A medida que ha pasado el tiempo, se ha ido incrementando la complejidad de los procesadores, al incrementarse el número de núcleos en su interior. Sin embargo, hasta ahora, la gran mayoría de imágenes que teníamos es de la composición por bloques dentro de la die del procesador, donde se podía adivinar, hasta cierto punto, qué hacía cada uno de los diferentes sectores en los que se dividía el procesador. Sin embargo, ahora un usuario ha creado una animación donde se ve el interior de un procesador dual core de Intel, aumentado hasta en 57 veces su tamaño. Esto permite ver hasta los transistores que hay en su interior.

La animación nos sumerge en los rincones más recónditos de los procesadores

La animación comienza con una imagen de lo que es el interior de la die de un procesador dual core de Intel. Poco a poco la imagen se centra en una sección de la die, que es la que se va ampliando cada vez más. Esto pone al descubierto las vías de datos que tienen los procesadores en su interior. Sí, esas vías de datos que se desgastan tanto cuando le hacemos overclock a los procesadores. En realidad, para poder ver estas vías de datos ya es necesario el empleo de una herramienta mucho más potente que el ojo humano: el microscopio electrónico.

Pero, a medida que se sigue ampliando la imagen, se pueden ver las conexiones de los transistores entre sí. Es decir, cuando la imagen se ha ampliado 57 veces, es cuando podemos llegar a ver realmente el componente fundamental del procesador: el transistor. De hecho, este transistor es más pequeño que el de una de las células de la levadura que se emplea para fermentar el pan. Esto os puede dar una idea del minúsculo tamaño que tienen los transistores de los procesadores.

Y es por reducir este tamaño por lo que luchan constantemente todas las grandes empresas que se dedican a fabricar procesadores. Es decir, es en lo que se basan las técnicas de litografía, y las constantes reducciones de los nodos de fabricación que tienen.

Fuente > MADERAS en Twitter

Continúa leyendo
  • Nikolo666

    Lo ampliaron con la misma maquinaria que tienen para fijar los precios?.
    Pregunto.

  • Jose Ramon

    Más vale estar atentos, está en el aumento de 170.000 como medio segundo, creo 🙂

  • Luis

    Lo que se amplía ese vídeo, es lo que amplía intel los precios. La suerte que los amd ryzen le hacen sombra

  • fulanodetal

    El ser humano por si solo no podría diseñar algo asi, es cosa del anticristo.