Por qué no usamos los principios del aire acondicionado para refrigerar el PC

Escrito por Javier (Javisoft) López

El verano en según que PCs y según la localización geográfica donde nos encontremos, podemos encontrar unas temperaturas realmente preocupantes, donde el uso de mejores sistemas de refrigeración y flujo se hacen indispensables. Al mismo tiempo, un aire acondicionado ayuda muchísimo a bajar las temperaturas de los componentes pero ¿por qué no usamos los principios de esta tecnología para refrigerar nuestro PC?

Aire acondicionado en PC ¿sueño o pesadilla?

aire acondicionado PC

Suena genial sin duda, más de uno lo habrá pensado, pero la realidad dista mucho de la ficción, pero sobre todo de la optimización. Comencemos explicando conceptos básicos y suponemos que por todos sabidos. En informática y en concreto dentro del sector de la refrigeración la eficiencia es un factor primordial a la hora de desarrollar cualquier producto.

Aunque hay sistemas de refrigeración extrema a la venta y que cualquiera puede comprar, estos no son óptimos por norma general. El por qué es simple: se generan distintas temperaturas en los componentes a refrigerar y entre el sistema/ambiente. Estas diferencias de temperatura son realmente peligrosas por el factor de condensación. La condensación es un cambio de estado de un gas producido por presión o temperatura, donde al producirse tendríamos que aislar, sino todos, casi todos los componentes de nuestro PC.

Aislar físicamente mediante materiales (poliestireno, poliuretano, lana de roca etc.)

En nuestro caso la presión siempre será la misma fuera del sistema de refrigeración (componentes/chasis/habitación), mientras que éste (el propio sistema de refrigeración) tendrá la suya interiormente, y como ambos sistemas están aislados uno del otro descartamos de la ecuación la presión y sus diferencias. Ergo, nos queda la temperatura, la cual por mucho que queramos terminará por afectar a los componentes en distintas partes externas (POTs, sistemas peltier, o gas tipo vapochill) exponiéndose a la temperatura ambiente, convirtiendo la humedad del aire en agua líquida, dato poco deseable para nuestro PC.

Esto se puede calcular con una simple fórmula: Td = T + 35 Log (HR), donde Td es la temperatura del punto de rocío, T es la temperatura de bulbo seco y HR es la humedad relativa.

Ahora imaginemos un sistema de aire acondicionado interno en la torre, generando aire frío en circulación para los componentes y donde este se mezcla constantemente con aire del exterior, dando como resultado de toda esta ecuación una temperatura interior inferior a la ambiente del exterior.

¿Qué inconvenientes añadidos hay para crear un sistema así?

Aire-acondicionado-PC

En primer lugar, una caja o chasis de PC no es un entorno hermético, el volumen de aire que se expulsa de ella es el mismo que entra por cualquier mínima abertura (en teoría aire “fresco” del exterior. Así que el primer paso sería hacer el chasis estanco, donde el aire expulsado y más caliente sea, al menos, el mismo que genera el sistema de aire acondicionado.

Esto nos permitiría tener dos entornos independientes en cuanto a temperatura, donde como mucho la ventana de nuestro chasis tendría condensación por el lado exterior, y en casos extremos esto se reproduciría al resto del chasis.

Lo ideal sería siempre mantener un sistema de aire acondicionado que enfriara hasta igualar la temperatura ambiente, límite de todo sistema que se base en enfriar con aire ambiente. Ahora, esto generaría más problemas añadidos una vez conseguido: ruido, consumo y temperaturas resultantes.

Comenzando por esta última, un sistema de aire acondicionado extrae el calor del espacio que deseamos refrigerar y lo transfiere a otro cuerpo cuya temperatura sea inferior. Para ello se usa una serie de componentes, como un compresor, un gas a comprimir y un evaporador, donde para finalizar el proceso éste tiene que pasar por cuatro fases: expansión, evaporación, compresión y condensación.

El sistema de aire acondicionado tiene que expulsar la misma cantidad de aire caliente que expulsa de frío más la cantidad de aire que tenemos que sacar por radiadores o simple extracción de disipadores o GPUs, lo cual suma una importante cantidad de CFM y ruido.

Saltando al problema del ruido, aparte de lo ya comentado, hablamos de compresores de un tamaño diminuto a una velocidad bastante elevada, ergo, silencioso no va a ser, al menos para generar la compresión que necesitamos a un ritmo vertiginoso. Además, dicho compresor va a generar un consumo extra bastante importante, ya que estará ligado a la temperatura interna de la caja, el cual se nos puede ir perfectamente a más de 100 vatios fácilmente.

Continúa leyendo
  • German Bustos

    cuando se creía que no podía haber un artículo peor que: cuidado! si abres tu fuentes puede morir! llega esto… que pasó hardzone?? antes eras chebere!!

  • Cristian Soave

    Buena nota. Yo lo sabia pero entiendo que muchos no.

  • FranCañon

    sabia que era la condensación del aire. Pero tambien esta bien saber los porqués.

  • alxSoft

    Liikkeee!