Las placas AMD X570 necesitarán un ventilador en el chipset porque se calientan demasiado

Las imágenes que llevan días filtrándose sobre las nuevas placas base de AMD, que montarían el nuevo chipset AMD X570, todas tienen en común que podemos ver que, sobre el Platform Controller Hub (que hace las veces de South Bridge en las placas base que montan los procesadores AMD Ryzen), estos nuevos modelos montan un ventilador. Esto significa que este controlador se debe de calentar bastante como para que los fabricantes se hayan decidido a ponerle este tipo de disipación activa, que puede llegar a ser problemática.

Poner disipación activa en una placa base nunca ha sido plato de buen gusto. Ni para los entusiastas ni para los usuarios. Este tipo de ventiladores suelen ser de pequeño tamaño, lo que significa que suelen girar a altas rpm para poder realizar su función. Y, esto, suele generar bastante ruido. A este respecto, varios fabricantes de placas base han comentado que el ventilador será controlado por la placa base con el chipset AMD X570, regulando su velocidad de giro en función de la carga de trabajo y la temperatura que tenga el Platform Controller Hub (PCH).

Sin embargo, otro motivo por el que este tipo de refrigeración no gusta a nadie, es porque es un punto más que se puede romper en la placa base. Los usuarios más antiguos recordarán que las antiguas placas base con el chipset NVIDIA nForce4 tenían este tipo de refrigeración, y los usuarios le solíamos cambiar el ventilador por unos disipadores especiales para chipset que fabricaba Noctua en su momento. Porque solían morir con cierta premura. Algo más recientemente, las placas base con el chipset Intel X79 también emplearon disipadores activos sobre sus respectivos PCH.

El causante del problema de temperaturas del AMD X570 podría ser el PCIe 4.0

Una de las grandes novedades que se presentarían con las nuevas placas base que montarán el chipset AMD X570 sería el empleo del nuevo bus de datos PCIe 4.0. Como ya sabréis, este nuevo bus de datos sería la primera vez que llegaría al mercado de ordenadores de escritorio. Y lo hace proporcionando el doble de ancho de banda de lo que el actual bus PCIe 3.0 es capaz de proporcionar. Los dos componentes que más se van a ver beneficiados por el uso de este nuevo bus de datos son las tarjetas gráficas y los SSD NVMe. En ambos casos, un mayor ancho de banda va a permitir un mayor rendimiento por parte de estos dispositivos.

Sin embargo, parece ser que la gestión de este bus y su ancho de banda aumentado podría ser la causante de la necesidad de emplear estos ventiladores encima del PCH de la placa base. Y es que el nuevo PCH se desveló que era capaz de consumir hasta 15 W. Que puede no parecer gran cosa, pero en un componente que está cerca de la tarjeta gráfica (que se suele calentar bastante cuando se la está empleando a fondo), es bastante potencia.

No hay datos sobre si todos los fabricantes de placas base van a emplear este tipo de solución de refrigeración. Pero, por el momento, todas las fotos que se han ido filtrando parecen confirmar que sí lo harán. Es el caso de BIOSTAR con su nueva placa base X570 RACING GT8, de la que hablamos hace unos días, por ejemplo.