Intel afirma que las escasez de chips durará por lo menos hasta después de verano

Escrito por Javier (Javisoft) López

La semana pasada avisamos de cierta caída en los precios de los procesadores Intel, lo cual es un claro síntoma de mejoría con el problema que les afectó desde el verano pasado. Sin embargo, hoy su director ejecutivo y CEO Bob Swan ha rebajado el entusiasmo afirmando que será todo un desafío el poder mantener la capacidad de suministro, donde es posible que la escasez continúe.

Los problemas de Intel no cesan, la mejora es paliativa

Robert Swan

Sorprende como un gigante como Intel, casi un año después de su problema con la escasez de procesadores no haya podido reaccionar ante el empuje y la demanda. Las ampliaciones de varias de sus Fab deberían de haber dado sus primeros frutos en forma de una bajada de precios y una mayor disponibilidad de productos para los usuarios y empresas/ensambladores.

Pero parece ser que esto está lejos de revertirse, al menos según lo que Bob Swan ha dejado ver en la de las conferencias sobre el informe de ganancias para este primer trimestre, donde ya vimos que los resultados no eran los esperados por los analistas e inversores.

La recuperación de cuota de AMD les pilló con el paso cambiado

La conferencia ha dejado grandes preguntas y respuestas, pero sobre todo una línea a seguir por parte de Intel. Swan fue preguntado de la siguiente manera: viendo que la demanda de chips para el Q1 ha sido menor ¿qué parte está asociada con la demanda real y cuánta de los clientes que han comprado por adelantado ante el temor de restricciones del suministro?

La respuesta de Bob fue que Intel cree que la demanda final existe sin importar el segmento y que está sigue siendo fuerte. Sin embargo, existe un declive interanual de ciertos sectores donde no tenían una guía realmente sólida para el primer trimestre, por lo que esperan paliar esto en el segundo trimestre.

Esto viene a decir que no estaban preparados para la caída de la demanda sufrida en post de la creciente de AMD, lo que debería volver a cauces normales en el segundo trimestre, fecha donde se presenta Zen 2.

Esto deja entrever también que las restricciones pueden seguir en el segundo trimestre, ya que aun con menor demanda no han podido satisfacer las necesidades del mercado.

La demanda y la oferta desequilibradas, Intel intentará corregirlas

Bob Swan Intel

Los problemas de suministros seguirán, ahora falta conocer qué líneas y productos se verán más afectados. Ante esto Swan indicó que la compañía tiene un objetivo claro: alinear la oferta disponible con la demanda del cliente. Esto suena un poco extraño, cuando debería ser al contrario, pero el CEO de Intel no fue más explícito en este aspecto, dando a entender que ellos marcarán la pauta a seguir, sobre todo en los procesadores más potentes y servidores, donde Microsoft es un gran aliado.

En ese momento George Davis, Vicepresidente Ejecutivo y director Financiero de Intel deslizó que el suministro de procesadores para PC y chipset sigue siendo limitado, especialmente para sus productos con núcleos pequeños, ya que actualmente Intel está priorizando los llamados “big core”.

Para finalizar y como era esperable, se les preguntó por los 10 nm, donde tanto David como Bob se refirieron a ellos con una gran confianza y donde la eficacia y capacidad se están aumentando y todo sigue su roadmap.

Fuente > Notebookcheck

Continúa leyendo