Comparativa: NVIDIA GTX 1080 Ti vs GTX 1660 Ti y RTX 2080 con DirectX Ray Tracing

Escrito por Juan Diego de Usera

Recientemente NVIDIA ha añadido la posibilidad de emplear DXR con sus efectos de Ray Tracing en tiempo real, con los nuevos drivers NVIDIA GeForce 425.31, en las recientemente lanzadas tarjetas gráficas Turing de la serie GTX 1600, así como las antiguas tarjetas gráficas de núcleo Pascal. Sin embargo, habida cuenta de lo negativamente que afecta el empleo del Ray Tracing en las gráficas de la serie RTX, que poseen hardware dedicado para renderizar este tipo de efectos ¿qué sentido tiene habilitarlo en las gráficas de gama inferior?

Aunque ya hace bastantes meses que llegó al mercado la tarjeta gráfica NVIDIA GeForce RTX 2080, es un buen indicativo de lo que pueden hacer las tarjetas gráficas de núcleo Turing cuando poseen hardware dedicado para efectuar operaciones de Ray Tracing. Sin embargo, ya hemos podido comprobar que el empleo de esta tecnología suele mermar considerablemente el rendimiento de las tarjetas gráficas que lo emplean. Hasta el punto que su rendimiento queda muchas veces a la altura de las gráficas GTX de la anterior generación con núcleos Pascal.

Análisis NVIDIA GeForce RTX 2080

Si Ray Tracing tiene este efecto tan negativo en el rendimiento de las gráficas de NVIDIA RTX, es difícil de explicar que ahora la marca habilite esta tecnología para las tarjetas gráficas de sus series GTX, tanto modernas como Pascal (a partir de las GeForce GTX 1060). Porque, como vais a poder ver, su uso acaba traduciéndose en una reducción del rendimiento que hace, en muchas ocasiones, injugables los juegos.

Efecto del Ray TR

Recientemente NVIDIA ha añadido la posibilidad de emplear DXR con sus efectos de Ray Tracing en tiempo real, con los nuevos drivers NVIDIA GeForce 425.31, en las recientemente lanzadas tarjetas gráficas Turing de la serie GTX 1600, así como las antiguas tarjetas gráficas de núcleo Pascal. Sin embargo, habida cuenta de lo negativamente que afecta el empleo del Ray Tracing en las gráficas de la serie RTX, que poseen hardware dedicado para renderizar este tipo de efectos ¿qué sentido tiene habilitarlo en las gráficas de gama inferior?

Aunque ya hace bastantes meses que llegó al mercado la tarjeta gráfica NVIDIA GeForce RTX 2080, es un buen indicativo de lo que pueden hacer las tarjetas gráficas de núcleo Turing cuando poseen hardware dedicado para efectuar operaciones de Ray Tracing. Sin embargo, ya hemos podido comprobar que el empleo de esta tecnología suele mermar considerablemente el rendimiento de las tarjetas gráficas que lo emplean. Hasta el punto que su rendimiento queda muchas veces a la altura de las gráficas GTX de la anterior generación con núcleos Pascal.

Análisis NVIDIA GeForce RTX 2080

Si Ray Tracing tiene este efecto tan negativo en el rendimiento de las gráficas de NVIDIA RTX, es difícil de explicar que ahora la marca habilite esta tecnología para las tarjetas gráficas de sus series GTX, tanto modernas como Pascal (a partir de las GeForce GTX 1060). Porque, como vais a poder ver, su uso acaba traduciéndose en una reducción del rendimiento que hace, en muchas ocasiones, injugables los juegos.

Efecto del Ray Tracing en las gráficas NVIDIA GeForce GTX

Para los tests se han empleado tres juegos (Battelfied V, Metro Exodus y Shadow of the Tomb Raider), más el benchmark Port Royale de Futuremark.

Battlefield V

Battlefield V es un buen ejemplo de lo que estamos comentando. Con DXR activado, el rendimiento de las tarjetas gráficas de NVIDIA de la serie GTX se ve seriamente mermado. Tanto, que quedan por detrás de las “menos potentes” (en teoría) RTX 2060.

Metro Exodus

El caso de Metro Exodus es, quizás, más sangrante, dado que con DirectX Ray Tracing, la NVIDIA GeForce GTX 1660 Ti solo puede arrastrarse por el juego. Sin embargo, si se juega un poco con los ajustes del juego, se puede llegar a conseguir los 30 FPS más o menos estables. Vamos, estaríamos jugando con los ajustes y el rendimiento de una consola. Y todos sabemos bien que jugar en PC es superior a jugar en consola.

Shadow of the Tomb Raider

Shadow of the Tomb Raider es un título curioso con el empleo del Ray Tracing. Por un lado, las zonas donde no hay demasiados de estos efectos, las tarjetas gráficas NVIDIA GTX presentan un rendimiento bastante aceptable. Sin embargo, cuando en la escena hay muchos elementos de Ray Tracing, el juego se arrastra en esas tarjetas gráficas. Y, al final, el usuario no puede estar cambiando constantemente de nivel de DXR en el juego según la escena que esté jugando en ese momento. Lo cual puede llegar a ser bastante engorroso y poco práctico.

Port Royal

Port Royal es un benchmark y, como tal, está pensado para estresar las tarjetas gráficas. Y estresar lo hace muy bien, dado que las gráficas NVIDIA GeForce GTX no son capaces de alcanzar ni siquiera los 20 FPS en este benchmark.

Al final, está bien que NVIDIA permita ahora que los propietarios de tarjetas gráficas GeForce GTX serie 1000 (a partir de las 1060) y GTX 1600 puedan disfrutar de los beneficios de la tecnología DXR. Pero el costo en rendimiento es tan elevado que, en realidad, no creemos que vayan a ser muchos los usuarios que empleen esta tecnología de manera habitual en los pocos juegos que la soportan. La actual generación de gráficas Turing RTX es un atisbo para lo que puede deparar el futuro en términos de realismo en los juegos. Pero hasta que haya muchos más juegos que implementen Ray Tracing, hasta que no bajen los precios de las gráficas que implementan esta tecnología y, sobre todo, hasta que AMD no siga el mismo camino con sus tarjetas gráficas, esta tecnología va a ser solo algo bastante marginal en su uso en el entorno de escritorio.

acing en las gráficas NVIDIA GeForce GTX

Para los tests se han empleado tres juegos (Battlefied V, Metro Exodus y Shadows of the Tomb Raider), más el benchmark Port Royale de Futuremark.

Battlefield V

Battlefield V es un buen ejemplo de lo que estamos comentando. Con DXR activado, el rendimiento de las tarjetas gráficas de NVIDIA de la serie GTX se ve seriamente mermado. Tanto, que quedan por detrás de las “menos potentes” (en teoría) RTX 2060.

Metro Exodus

El caso de Metro Exodus es, quizás, más sangrante, dado que con DirectX Ray Tracing, la NVIDIA GeForce GTX 1660 Ti solo puede arrastrarse por el juego. Sin embargo, si se juega un poco con los ajustes del juego, se puede llegar a conseguir los 30 FPS más o menos estables. Vamos, estaríamos jugando con los ajustes y el rendimiento de una consola. Y todos sabemos bien que jugar en PC es superior a jugar en consola.

Shadow of the Tomb Raider

Shadow of the Tomb Raider es un título curioso con el empleo del Ray Tracing. Por un lado, las zonas donde no hay demasiados de estos efectos, las tarjetas gráficas NVIDIA GTX presentan un rendimiento bastante aceptable. Sin embargo, cuando en la escena hay muchos elementos de Ray Tracing, el juego se arrastra en esas tarjetas gráficas. Y, al final, el usuario no puede estar cambiando constantemente de nivel de DXR en el juego según la escena que esté jugando en ese momento. Lo cual puede llegar a ser bastante engorroso y poco práctico.

Port Royal

Port Royal es un benchmark y, como tal, está pensado para estresar las tarjetas gráficas. Y estresar lo hace muy bien, dado que las gráficas NVIDIA GeForce GTX no son capaces de alcanzar ni siquiera los 20 FPS en este benchmark.

Al final, está bien que NVIDIA permita ahora que los propietarios de tarjetas gráficas GeForce GTX serie 1000 (a partir de las 1060) y GTX 1600 puedan disfrutar de los beneficios de la tecnología DXR. Pero el costo en rendimiento es tan elevado que, en realidad, no creemos que vayan a ser muchos los usuarios que empleen esta tecnología de manera habitual en los pocos juegos que la soportan. La actual generación de gráficas Turing RTX es un atisbo para lo que puede deparar el futuro en términos de realismo en los juegos. Pero hasta que haya muchos más juegos que implementen Ray Tracing, hasta que no bajen los precios de las gráficas que implementan esta tecnología y, sobre todo, hasta que AMD no siga el mismo camino con sus tarjetas gráficas, esta tecnología va a ser solo algo bastante marginal en su uso en el entorno de escritorio.

Fuente > Digital Foundry

Continúa leyendo