Google Coral: todo sobre este micro-ordenador rival del Raspberry Pi

Recientemente, Google ha presentado su nuevo micro-ordenador Google Coral. Este ordenador, con una forma externa similar a la famosa Raspberry Pi, podría presentarse como un rival para este micro PC. Sin embargo, por las características del hardware que monta, es un nuevo sistema que va orientado en una dirección muy diferente a la que tiene el modelo de la Raspberry Foundation. En este artículo veremos cuáles son sus diferencias y hacia qué campo va dirigido el nuevo Google Coral.

Desde que salió al mercado el primer modelo de Single-Board Computer (Ordenador con una única placa, SBC) con el lanzamiento de la primera Raspberry Pi (el modelo Pi 1 B en el año 2012), han ido llegando al mercado otros modelos que pretendían competir con las Raspberry Pi, muchas veces utilizando procesadores más potentes o un mayor/mejor I/O. Todas esta dev boards (developer board, placa para desarrollo) se diseñaron para ser tener una máxima compatibilidad dentro de sus posibilidades. Especialmente en lo que respecta a las funciones que se pueden llevar a cabo con ellas.

Pero aquí es donde se encuentra la mayor diferencia de la Google Coral con la Raspberry Pi y sus homólogos: la Google Coral se ha desarrollado únicamente con el objetivo de realizar tareas de machine learning que se puedan integrar en tareas de producción de manera rápida. para ello, esta nueva SBC hace uso de la red neuronal TensorFlow Lite y del Módulo Edge TPU. Es en este módulo, que es de tipo SOM (System on Module) donde van ensamblados el procesador, la GPU, la RAM, el chip del WiFi y la memoria Flash. Pero, a diferencia de lo que sucede con las Raspberry Pi, este módulo puede ser reemplazado por otro diferente en cuanto a capacidades.

Especificaciones técnicas de Google Coral

Las especificaciones técnicas del Módulo Edge TPU son:

  • CPU: NXP i.MXM 8M SOC (Cortex-A53 quad core)
  • GPU: integrada, GC7000 Lite Graphics
  • Coprocesador: Google Edge TPU
  • RAM: 1 GB LPDDR4
  • Almacenamiento: Flash eMMC de 8 GB
  • Conectividad: WiFi 2×2 MIMO de doble banda y Bluetooth 4.1
  • Dimensiones: 48 x 40 x 5 mm

Las especificaciones de la placa base son:

  • Almacenamiento: microSD
  • USB: Un USB C para funcionalidad OTG, un USB C para la alimentación, un USB de tip0o micro USB para consola y un puerto USB A
  • LAN: puerto Gigabit Ethernet
  • Audio: un conector mini jack de 3,5 mm y un terminal de 4 pines para altavoces estéreo
  • Vídeo: Un conector HDMI 2.0a de tamaño completo y un conector de 24 pines para una cámara MIPI-CSI2
  • GPIO: un conector de 40 pines
  • Alimentación: 5 V Corriente continua
  • Dimensiones: 88 x 60 x 24 mm

El Módulo Edge TPU es una pequeña ASIC que se ha diseñado para proporcionar un gran rendimiento en aplicaciones destinadas al aprendizaje automático (Machine Learning). Su pequeño tamaño y reducido consumo de potencia lo hacen perfecto para ser integrado en sistemas dedicados al IoT, que realizan funciones de reconocimiento de imagen y de texto. La incorporación de este chip a la Google Coral hace que se reduzca de manera exponencial el tiempo que requiere la red neuronal para procesar los datos que le son suministrados.

Si os estáis preguntando qué es TensorFlow, os comentaremos que se trata de una librería realizada en código abierto, la cual se ha desarrollado con un ecosistema de herramientas y una comunidad detrás de ella, cuyo único objetivo es potenciar el desarrollo de aplicaciones de Inteligencia Artificial y aprendizaje automático. La Raspberry Pi ya incorpora esta tecnología. Pero la novedad que presenta Google Coral, es que este pequeño micro PC es capaz de utilizarlo en tiempo real, cosa que la Pi no es capaz de hacer, dado que no tiene hardware dedicado a tal efecto.

Sustituirá Google Coral a la Raspberry Pi

No es tanto cuestión de sustituir. Son micro PC con funciones completamente diferentes. El Coral va más específicamente dedicado a un tipo de actividad, mientras que el rango de aplicaciones de la Raspberry Pi es considerablemente más amplio. Incluso se le puede añadir un módulo extra con soporte para TensorFlow con un Módulo Edge TPU a través de uno de los puertos USB que tiene el micro ordenador. Por otro lado, la Coral no está diseñada para ser empelada como un micro ordenador de uso general, y su desarrollador sugiere que no se conecte a ella ni un teclado ni un ratón, dado que podría afectar negativamente a su rendimiento.

Sin embargo, donde tiene ganada la partida la Raspberry Pi frente al Coral es en el aspecto del precio. Si bien la Pi se puede comprar por tan solo 37,50 euros, el precio de la Coral es bastante superior: 149,99 dólares. Y, por el momento solo se puede comprar en la página web de Coral.