Los procesadores Intel Pentium y Celeron añaden soporte para la memoria Optane

Escrito por Juan Diego de Usera

Intel ha confirmado que, a partir de ahora, también sus procesadores de gama baja, los Intel de las series Pentium y Celeron, podrán beneficiarse del empleo de la memoria de alto rendimiento Intel Optane. Esta memoria había tenido restringido su empleo solo a las plataformas Core ix del fabricante. Esto significaba que la parte de la plataforma con menos potencia, no podían beneficiarse del empleo de este tipo de memoria, que, usado como caché de discos duros, es capaz de incrementar bastante el rendimiento de los equipos donde se instala.

El empleo de la memoria Intel Optane en los ordenadores de la plataforma Intel, no ha estado especialmente muy extendida. Al principio, porque sus precios eran realmente prohibitivos para el incremento de rendimiento que ofrecía este tipo de memoria. Aun así, Intel estuvo hasta hace bien poco vendiendo packs que incluían una placa base junto con un módulo de memoria Intel Optane. Pero no debieron de tener mucho éxito, dado que Intel dejó de comercializarlos hace bastante poco tiempo.

Review memoria Intel Optane

Aun así, no podemos evitar tener en cuenta que este tipo de memoria tiene grandes beneficios para los usuarios que emplean discos duros. Para ellos, esta memoria actuará como memoria caché del sistema, incrementando muchísimo el rendimiento de las unidades mecánicas. Algo similar es lo que ha hecho AMD con su tecnología AMD StoreMi. Sin embargo, si bien la tecnología de Intel solo puede emplearse en las placas base del fabricante, AMD StoreMi funciona con cualquier SSD que el usuario compre (con tal que su espacio interno sea de un máximo de 250 GB). Incluso funciona perfectamente con la memoria Intel Optane.

La compatibilidad con la memoria Intel Optane se extenderá hasta los procesadores de la 7ª Generación Core

El movimiento de Intel con su memoria Intel Optane no va a estar limitado a las placas de la gama alta con los chipsets Intel Z370 y 390. No, también se va a extender a chipsets de gama más modesta como los Intel H370 y los Intel B360. Pero no se detiene aquí, dado que Intel también extiende este soporte a las placas base de las generaciones Intel 100 e Intel 200. Es decir, que si poseemos una placa base con un procesador Kaby Lake y un chipset de la serie 100 (Z170, H170, etc) podremos instalar esta memoria, aunque montemos un procesador de gama baja como los Pentium y los Celeron.

Al menos, Intel ha sido inteligente y no ha limitado la nueva compatibilidad de su memoria Optane solo a sus placas base de gama más alta, cuando donde realmente estaría el negocio es en las unidades de gama media y baja, que son los usuarios que no se van a poder comprar un SSD de gran tamaño para almacenar sus juegos. Aparte que es muy poco probable que un usuario que posea un procesador Intel Pentium o Celeron, lo vaya a montar en una placa base con chipset Z370 o Z390. Sin embargo, en una placa base con chipset B360 sí que es más probable que lo acabe montando.

Fuente > Tom's Hardware

Continúa leyendo
  • Andres Lican

    Así como cuando intel se muerde la cola.