Los mejores SSD para no tener cuellos de botella al jugar en nuestro PC

De por sí, ya el propio hecho de sustituir nuestro disco duro por un SSD nos va a proporcionar un incremento de rendimiento bastante tangible en nuestro sistema. Si lo que sustituimos es la unidad en la que habitualmente instalamos nuestros juegos, el incremento prestacional de estos también será notable. Especialmente en el tema de la instalación inicial de éstos, su tiempo para ejecutarlos y la carga de los niveles. En este artículo veremos cuáles son los mejores para jugar.

Los SSD se dedicaron buena parte del año 2018 a bajar de precio hasta unos niveles bastante más que aceptables. Hasta el punto que hoy en día las unidades de 1 TB ya no parecen estar a un precio especialmente abusivo. No como lo que sucedía hace tiempo, que esas unidades solo estaban al alcance de los usuarios con los bolsillos más profundos.

Pero, en otro orden de cosas, los SSD que cada vez se están popularizando más son los NVMe. Este tipo de SSD sustituyen el empleo del bus SATA de la placa base, por el uso del bus PCIe de esta, consiguiendo velocidades de transferencias de archivos cercanas al 600% sobre los SSD que emplean el bus SATA. Por tanto, son este tipo de SSD los que mejor se adaptarían a nuestras necesidades, si lo que estamos buscando es conseguir tiempos de carga de juegos mínimos.

Algunos consejos a la hora de comprar un SSD para juegos

El problema que todavía persiste con los SSD NVMe es la elevada temperatura que pueden llegar a alcanzar cuando se usan. Esto algunos fabricantes de placas base lo solucionan con el empleo de escudos térmicos. Pero si nuestra placa base no tiene uno de estos, deberemos de comprar nosotros un disipador para el SSD. La instalación de estos es muy sencilla, y ayudan bastante a reducir las temperaturas de funcionamiento.

Otro aspecto a tener en cuenta es que los SSD NVMe son más caros que los SSD que funcionan a través del bus SATA de la placa base. Algo que notaréis a medida que vayáis subiendo el tamaño de la cantidad de almacenamiento. Esto es especialmente verdad para los SSD NVMe que emplean todavía la memoria de tipo TLC. Sin embargo, los que emplean la memoria QLC tienen un precio mucho mejor, incluso en cantidades grandes de memoria NAND Flash.

Los mejores SSD para jugar con nuestro PC

Crucial MX500 CT1000MX500SSD1 (1 TB)

Este SSD emplea el bus SATA de la placa base, lo que implica que sus velocidades de lectura y escritura serán más bajas, quedando estas en los 560 MB/s para lectura y los 510 MB/s en escritura. Aun así, lo incluimos en el artículo porque es la opción de compra más barata de todos los modelos que veremos en este artículo. Y tener una unidad sólida de 1 TB de capacidad por el precio que tiene ahora este modelo hace que sea muy buena opción para aquellos que tenemos unas posibilidades más limitadas en nuestra economía.

Crucial P1 CT1000P1SSD8 (1TB)

Este NVMe es uno de los nuevos modelos que emplean la memoria de tipo QLC, que permite almacenar cuatro bits en cada célula de memoria NAND Flash. Y tener 1 TB de capacidad de almacenamiento nos asegura que podremos instalar en él todos nuestros juegos sin problemas de espacio. Usa dos vías del bus PCIe de la placa base, lo que le permite alcanzar los 2000 MB/s en lectura, y los 1700 MB/s en escritura.

Samsung 970 EVO (1 TB)

Cuando hablamos de esta unidad NVMe de Samsung de 1 TB hablamos de una de las unidades más rápidas que hay ahora mismo en el mercado. Hablamos de un SSD con una velocidad de tasa de transferencia de archivos de 3400 MB/s en lectura y de 2500 MB/s en escritura, dado que emplea 4 vías de datos del bus PCIe. Eso sí, el precio que hay que pagar por estas unidades es bastante elevado, aunque siempre os podéis mirar el mismo modelo pero con solo 500 GB que tiene un precio mucho más razonable para nuestro bolsillo.

Western Digital Black (1 TB)

Al igual que el anterior modelo de Samsung, este modelo de NVMe de Western Digital también emplea 4 vías del bus PCIe de la placa, lo que le permite alcanzar tasas de transferencia de datos de 3400 MB/s de lectura y 2800 MB/s de escritura. Y, como el modelo de Samsung, es un modelo bastante caro, por lo que también podéis mirar el modelo de 500 GB, que tiene mejor precio, si no os importa tanto el espacio de almacenamiento.

SanDisk Extreme Pro (1 TB)

Este modelo de SSD NVMe tiene unas características similares al anterior modelo de Western Digital en cuanto a sus velocidades de transferencia de archivos. Y, de la misma manera, su precio es bastante elevado, por lo que os volvemos a sugerir el considerar el modelo de 500 GB, cuyo precio es más contenido.