La AMD Radeon VII rinde peor que la RTX 2080 incluso con overclock

Llegó el día de la verdad, donde las cartas se ponen encima de la mesa y los jugadores desvelan su jugada, viendo quien llevaba la mano ganadora y quien se había «marcado un farol«. El símil es aplicable a lo que ha ocurrido hoy, y es que AMD con su Radeon VII y tras la finalización del NDA ha visto cómo los analistas daban buena cuenta de su nueva tarjeta gráfica en 7 nm.

Los peores pronósticos se confirman: la Radeon VII no está a la altura

Radeon-VII-package

Lisa Su en el CES de este año afirmó, muy convencida, que podrían competir contra NVIDIA, siendo, propiamente dicho, competitivos contra los de Huang.

Para cargarse de argumentos y dejar el hype en lo más alto, en la presentación de la Radeon VII lanzaron una serie de datos que hacía prever un rendimiento acorde a lo que ofrece a día de hoy la RTX 2080 de NVIDIA.

AMD-Radeon-Vega-VII-02

La comparativa, aunque tremendamente breve al unirse con las palabras de Su, pronosticaban una batalla con la tarjeta de gama alta de NVIDIA, y aunque la 2080 Ti quedaba lejos, podría competir con su homóloga.

Sus características técnicas motivaban el entusiasmo contenido de los que esperaban que fuera una tarjeta competente, debido en parte a los 7 nm, sus mayores frecuencias y sobre todo a los 3840 Shaders que posee, sin olvidar su TB/s gracias a HBM2.

Radeon-VII-4

Su disposición MCM con su die unido a sus memorias a través de un interposer es sin duda marca de la casa, donde el acceso a las HBM2 se ve reducido a la mínima expresión, lo que unido a sus novedosos Primitive Shaders y Pixel Engine debían marcar la diferencia de rendimiento suficiente para situarse al nivel de su competidora o incluso superarla.

Estas mejoras parten de los chips profesionales para centros de datos y GPUs Instinct, donde esta Vega 20 adquiere el mismo die que porta su MI50, con todas sus virtudes y sus defectos.

El rendimiento está por debajo de lo anunciado

AMD-Radeon-VII-(1)

Lo cierto es que el potencial de la arquitectura y de la GPU como cómputo general se demuestran en el escenario para donde fueron creadas, en este caso para juegos.

Y a tenor de lo visto en varias reviews (no hay muestras de la tarjeta para España) ésta Radeon VII no sale nada bien parada como veremos a continuación.

Rendimiento en 1080p

relative-performance_1920-1080

En el escenario con menor carga gráfica ésta Radeon VII se queda muy por detrás de la opción ofrecida por NVIDIA, donde prácticamente empata con la RTX 2070 en el cómputo general de la batería de juegos.

Además, solo consigue endosarle un 16% de diferencia a la tarjeta a la que sustituye, la RX Vega 64.

Rendimiento a 2K

relative-performance_2560-1440

Bajo 2K la diferencia contra su compañera de filas aumenta hasta el 20%, pero solo logra reducir la brecha contra la RTX 2080 en un 2%, donde incluso la GTX 1080 Ti con dos años a sus espaldas le hace sombra y en un proceso litográfico a 16 nm.

Rendimiento a 4K

relative-performance_3840-2160

Solo en 4K logra acercarse algo más, reduciendo la brecha con la RTX 2080 al 10% y situándose a la misma altura que la GTX 1080 Ti.

Frente a la RX Vega 64 la distancia se amplía de nuevo y crece hasta situarse en un 23%, lo cual sí podría interesar en este punto a futuros compradores que quieran sustituir una por otra.

Consumo de energía

power_average

Era esperable, pero el resultado de su consumo ha sido un bálsamo para una tarjeta de la que se esperaba más. Con 268 vatios de consumo medio se sitúa a 53 vatios de su competidora directa, pero solo por 5 vatios por debajo de la RTX 2080 Ti, la cual le endosa un serio correctivo en rendimiento (+39%).

Su consumo en peak en cambio ha dejado las sensaciones esperadas, ya que ha marcado 313 vatios, lo cual está muy cerca de los 300 vatios de consumo que declaró AMD.

Temperatura y ruido

Es otro de los puntos de máximo interés, ya que su nuevo disipador y sistema de ventiladores presagiaban un problema en la temperatura que AMD ha intentado solventar poniendo toda la carne en el asador.

temperatures

Ayer mismo hablábamos de los problemas que ésta Radeon VII podía tener con el thermal pad que AMD ha incluido de serie en estas tarjetas, ya que los primeros análisis anticipaban una rotura del mismo al quitar el disipador, no siendo este reutilizable ni sustituible por otro del mismo rendimiento.

Los datos térmicos no son nada malos para su consumo, ya que con 76 grados no podemos hablar de una tarjeta caliente de por sí.

Pero, ¿qué hay del nivel sonoro? Pues va derivado de los tres ventiladores y del alto consumo que la tarjeta obtiene.

fannoise_load

Solo superada por la RX Vega 64, estamos ante la tarjeta de referencia con mayor sonoridad del mercado, bastante por encima de la RTX 2080 e incluso de la GTX 1080 Ti, que con un consumo similar y un solo ventilador consigue mejor sonoridad.

Overclock

Para el overclock los chicos de TPU subieron un 12% la memoria y un 8% la GPU en sí, donde llegaron rápidamente al límite térmico fijado por uno e sus múltiples sensores y donde tuvieron algo de throttling.

overclocked-performance

Aun así, el overclock marcó la diferencia, permitiendo subir el rendimiento en Unigine heaven 10 FPS de media, dejándola todavía lejos de lo ofrecido por Pascal y Turing, lo cual significa un aumento del 8% de media.

Si este valor lo sumamos de forma literal a los datos vistos arriba, nos sigue dejando casi el mismo panorama, donde supera a la GTX 1080 Ti, pero sigue estando por debajo de la RTX 2080.

Conclusión

AMD-Radeon-VII-Thermal-Pad-Grafito

La AMD Radeon VII, tal y como aventuramos cuando se lanzaron las filtraciones en 3DMark, no es una tarjeta que pueda competir contra la RTX 2080, llega tarde para ello, pero irónicamente incluye el último proceso litográfico del mercado, lo cual es y debería ser, una gran ventaja frente a los 16 y 12 nm que tiene NVIDIA en el mercado.

Lo ofrecido por AMD no solo no está a la altura, sino que en cierta manera decepciona: no consigue superar a tarjetas veteranas de la competencia, no consume menos y cuesta más que lo que costaba en su día una GTX 1080 Ti aun estando por debajo de lo que marca la RTX 2080 en este campo.

A favor: sobre el papel todo, menor proceso litográfico, mucho más ancho de banda, mayor cantidad de VRAM, mejores memorias, más potencia bruta y mejor disipador.

Pero AMD, una vez más y tal como pasó en su día con la RX Vega 64 frente a la GTX 1080, no ha estado a la altura de lo que se esperaba por muchos.

Su tarjeta tendrá que competir, una vez más, por precio y no por rendimiento, del cual ya hablamos en otro artículo y por lo que parece, AMD no va a ganar mucho por cada tarjeta vendida (si es que lo hace).

El tema del Thermal pad es la guinda al pastel, un diseño asimétrico entre las alturas de las HBM2 y su die obliga a usar una resina especial térmica que iguala dichas alturas, donde además y para corregir (en teoría) las posibles imperfecciones de un material que no es perfecto en cuando a estabilidad lineal, deben usar un thermal pad de alta calidad que no es reutilizable si se desmonta la tarjeta.

Para colmo, parece confirmarse que el rumor que llevamos una semana comentado sobre su stock se ha confirmado.

De momento no hemos encontrado una tienda en España que las haya puesto a la venta, por lo que AMD ha vuelto a equivocarse en este punto, ya que recordemos que afirmó que no habría problemas de stock.