Intel presenta sus resultados financieros para el Q4 2018: gana más pero se desploma un 7% en bolsa ¿por qué?

Escrito por Javier Lopez

Hace escasas horas Intel presentó sus resultados financieros para el Q4 de 2018, donde al ser el último trimestre del año también ofreció sus resultados para dicho periodo de tiempo. Los resultados fueron sin duda buenos para el gigante azul, donde registró un aumento de sus ingresos muy considerable, pero en cambio cayó estrepitosamente en bolsa ¿a qué es debido este movimiento de los inversores?

Más ingresos en el Q4 y anualmente, récord en operativos, pero los inversores castigan a Intel

Intel-Nasdaq-drop

Lo cierto es que, como en la mayoría de las cosas, hay dos maneras de ver los datos: de forma positiva o de forma negativa.

Así que ni cortos ni perezosos vamos a ofrecerlos ambas versiones e intentaremos comprender qué es lo que está pasando desde hace escasas horas con Intel y sus resultados financieros.

Comenzando por lo importante, lo cierto es que los ingresos del cuarto trimestre de 2018 fueron de 18.7 mil millones, lo que supone un aumento del 9% frente al mismo periodo del año anterior.

Pero además, Intel logró unos ingresos récord anuales de 70.8 mil millones, un aumento del 13% interanual.

Intel devolvió 16.3 mil millones a sus accionistas

Intel

Aun ganando un 13% más, Intel entregó unas ganancias pendientes por acción para el cuarto trimestre de 1.12 dólares, logrando un récord de ingresos operativos para el año, tanto en ingresos netos como EPS.

Mirando el efectivo de operaciones, Intel generó de nuevo otro récord: 29.4 mil millones, generando de paso 14.3 mil millones de flujo en efectivo libre, devolviendo en ello 16.3 mil millones a los accionistas.

Bob Swan, que ocupa dos cargos provisionales actualmente (Director Financiero de Intel y CEO interino), dijo que el año 2018 fue extraordinario para Intel, ya que tuvieron ingresos récord en todos los segmentos de negocio, donde al mismo tiempo tuvieron ganancias récord en muchos de los segmentos del mercado.

De cara al futuro, la compañía espera unos ingresos récord para 2019 de aproximadamente 71.5 mil millones, siendo de ellos 16 mil millones para el primer trimestre de este año.

Sus acciones se habían revalorizado un 3.8%, pero tras los resultados cayó más de un 7% ¿por qué?

S&P-500

Los datos de Intel son sin duda muy buenos, los ingresos son récord y todo parece ir viento en popa, entonces ¿por qué los accionistas e inversores castigan al gigante azul?

Simplemente por no llegar e incumplir con ello el pronóstico dado, es decir, las expectativas eran más altas y se invirtió en su momento para ello, menor rendimiento es igual a menor beneficio y esto resta credibilidad.

Para ser concretos, Intel fijó a principios de año unos ingresos para este Q4 de 19 mil millones, de los cuales y como ya hemos dicho ha llegado a conseguir 18.7 mil millones.

Además, el beneficio por acción se debía situar en 1.16 dólares y en cambio se ha quedado en 1.12 dólares.

Intel gana más pero no llega a los beneficios esperados

Intel-Nasdaq

Para el primer trimestre se logró un BPA de 87 centavos por acción, y unos 16 mil millones, mientras que para el conjunto del año esas cifras han sido de 4.6 dólares y 71.500 millones.

Esto está por debajo de las previsiones, ya que se esperaba 1 dólar por acción y unos ingresos de 17.290 millones, mientras que para el conjunto del año se debía lograr un BPA de 4.51 dólares y unos ingresos de 73.110 millones.

Esto quiere decir que Intel ha conseguido unos objetivos de un 2.2% menores a lo esperado aun generando beneficios, y por ello los accionistas han castigado al gigante azul duramente.

Sus acciones cayeron desde los 49.80 dólares hasta los 45.87 dólares, una caída del 7.8% que fue paliada poco después con un leve aumento hasta los 46.22 dólares.

Está claro que a la hora de hablar de dinero, por mucho que se gane, sino se cumplen las previsiones los mercados, accionistas e inversores no perdonan.

Fuente > Intel, Ecobolsa

Continúa leyendo