Intel comienza a incorporar gráficas AMD Radeon en sus NUC Crimson Canyon

Intel se está preparando para sacar a la venta su nuevo NUC: el Intel NUC8i3CYSM. Este nuevo modelo del gigante azul es diferente al resto de los que fabrica, dado que montará en su interior uno de los nuevos procesadores Canon Lake a 10 nm, junto con una gráfica dedicada Radeon. Esta configuración es necesaria dado que el procesador Canon Lake que emplea el nuevo NUC, lleva la tarjeta gráfica deshabilitada en su interior.

El nuevo Intel NUC8i3CSYM Crimson Canyon supone una separación de la línea tradicional que siempre ha seguido el fabricante con sus sistemas NUC, al integrar una tarjeta dedicada AMD Radeon en su interior. Cierto es que Intel sacó hace ya un tiempo su NUC Hades Canyon, que juntaba, en su interior, un procesador Kaby Lake de cuatro núcleos y 8 hilos, junto con una gráfica dedicada Radeon Vega. Sin embargo, este nuevo sistema es bastante menos potente y menos caro que ese antiguo modelo.

Las especificaciones de Intel NUC8i3CYSM son las siguientes:

  • CPU: Intel Core i3-8121U
  • GPU: Radeon 540 2 GB
  • RAM: 4 u 8 GB
  • HDD: 1 TB HDD o un SSD NVMe
  • HDMI: 2 x HDMI 2.0b
  • USB: 4 x USB 3.1
  • LAN: Intel Gigabit Ethernet
  • WiFi: Intel Wireless 802.11 ac con Bluetooth 5.0

El Intel NUC Crimson Canyon lleva la RAM soldada

Una de las características que suelen poseer todos los Intel NUC, es que suelen venderse sin memoria RAM en su interior. Al fin y al cabo, los NUC de Intel se suelen considerar barebones. No es el caso del Intel NUC Crimson Canyon, dado que en, este modelo, Intel ha optado por soldar la memoria RAM a su placa base, haciendo que sea imposible que el usuario instale una mayor cantidad de la misma en el interior de este modelo. Esta decisión por parte del fabricante puede echar para atrás posibles usuarios que necesitaran una mayor cantidad de RAM para lo que quieren hacer con su sistema, a no ser que Intel tenga previsto sacar otra versión con 16 GB de memoria RAM.

Obviamente, que Intel NUC Crimson Canyon parece un sistema destinado más a ser empleado en juegos con bajas pretensiones gráficas, que en tareas pesadas de computación. No deja de ser curioso que Intel vaya a equipar al Intel NUC8i3CYSM con dos salidas de vídeo HDMI en su parte posterior. Aun así, la gráfica Radeon 540, que parece ser un modelo OEM recortado de su hermana para escritorio AMD Radeon RX 550, desde luego va a rendir en juegos bastante mejor que las gráficas Iris que Intel suele montar en el interior de sus procesadores Core.