SanDisk muestra la memoria USB de más capacidad del mundo con 4 TB

No todo son grandes presentaciones en el CES 2019 y no todo depende del tamaño de dicha presentación para lanzar a ojos de todos un producto novedoso. El mejor ejemplo lo encontramos hoy en SanDisk, ya que sin hacer ruido acaba de romper un nuevo récord en cuanto a capacidad de uno de sus prototipos presentado en este evento, donde una unidad flash ha sido capaz de albergar hasta 4 TB de almacenamiento.

Los dispositivos externos cambian de tendencia

SanDisk-4-TB

Estamos acostumbrados a tamaños pequeños y espacio de almacenamiento más o menos competente en las unidades flash externas. 

Los fabricantes realmente tienen problemas con las densidades y los costos que suponen superar ciertas limitaciones físicas y teóricas en las unidades de memoria flash más comúnmente conocidas como pendrives.

Los avances significativos en los últimos años con cada vez más densidad de bit/celda están haciendo posibles presentaciones como la de hoy, donde SanDisk acaba de destrozar todos los registros con su nuevo prototipo.

SanDisk 4 TB 4

La unidad no tiene nombre de momento, ni siquiera como prototipo, lo cual evidencia el estado de precariedad del dispositivo y su velocidad de cocción desde el departamento de I+D.

Por no tener, ni siquiera se han facilitado especificaciones técnicas reales como su precio, su velocidad o fecha de lanzamiento. Incluso el concepto es desconcertante.

¿Es una memoria flash de gran tamaño o un SSD muy pequeño?

La verdad es que es algo extremadamente curioso, ya que del cuerpo del dispositivo emerge un cable USB-C, por lo que no sabemos qué tipo de unidad tenemos enfrente.

SanDisk-4tb-3

Si nos atenemos a la foto superior, la unidad es realmente compacta y permite tener en nuestro bolsillo una capacidad brutal a nuestro alcance en cualquier momento.

Es muy posible que Western Digital (propietario de SanDisk) esté utilizando las últimas celdas de memoria para este hito. Hablamos de la QLC 96L NAND que se popularizaron a finales del tercer trimestre de 2018 en formatos máximos de 1.33 TB por chip.

Este tipo de chip está reservado para dispositivos BICS4 de 96 capas gracias al desarrollo conjunto de Western Digital y Toshiba Memory Corporation en la tecnología QLC.

Dicha tecnología QLC permite detectar y utilizar 16 niveles distintos para almacenar datos a razón de 4 bits por celda, siendo BICS4 una mejora en la implementación de QLC en BICS3 de 64 capas.

Western Digital ya anunció a finales de septiembre que esta serie de productos basados en BICS4 y QLC llegarían primero a SanDisk como punta de lanza, siendo este dispositivo su primera introducción real al público.

Lo que podemos esperar de un dispositivo así en cuanto a rendimiento sería de una tasa de transferencia entre los 20 a 200 Mbps, pero de momento todo son especulaciones, ya que WD no ha facilitado ningún detalle sobre él y se mantiene todo en un secreto bastante impropio de la marca.

Así, se les ha solicitado más información al respecto para saber que tipo de dispositivo es, y que puede llegar a ofrecer.

En cualquier caso no parece que una maravilla así sea asequible para el consumidor medio, aunque por otro lado pocas personas necesitarán tanto almacenamiento en formato móvil.