Qué es el sonido hi-res y en qué se diferencia del audio normal

Escrito por Juan Diego de Usera

La mejor manera de apreciar fielmente el sonido es hacerlo con auriculares. Pero, por muy buenos que sean estos auriculares, no reproducirán tan bien el sonido si la fuente de este, el propio archivo de sonido, está grabado como audio normal y no como audio hi-hes. Pero, ¿a qué se le denomina sonido hi-res? Y ¿es necesario algún tipo de equipamiento especial para poder reproducir y escuchar ese tipo de sonido?

El sonido hi-res o “high resolution” es el término comercial como se denomina al sonido que no ha sido comprimido. Y vamos a explicar este concepto.

El sonido normal, cuando se graba, lo hace en un  formato puro y sin ser comprimido nada. Pero este tipo de sonido presenta el inconveniente que el tamaño de los archivos es muy grande, con lo que se hace complicado el almacenamiento de los mismos en los dispositivos de reproducción multimedia. Esto es especialmente cierto si pensamos que la mayor parte de los usuarios empleamos nuestro móvil o tableta para reproducir archivos de audio.

Para reducir el tamaño de estos archivos se crearon los compresores de archivos de sonido, como el formato MP3, que intentan dar una aproximación más o menos auténtica a la fuente de sonido original, pero con un tamaño de archivo considerablemente menor. Por ejemplo, si un archivo MP3 con una compresión de 256 kbps tiene un tamaño de unos 3 megas, ese mismo archivo, sin comprimir, puede llegar a tener más de 30 MB.

¿Qué aporta el sonido hi-res frente al comprimido?

Cuando el sonido se comprime, se pierden muchas frecuencias de este sonido, entre las que se encuentran muchos detalles sutiles del sonido, que le dan bastante más cuerpo. De hecho, el sonido hi-res es lo más parecido a la fuente de sonido original. Por ello, es el estándar de sonido de los audiófilos, que van buscando la máxima calidad sonora a la hora de escuchar música.

Actualmente, los formatos de sonido hi-res que existen son: WAV, FLAC, ALAC, DSD y MQA. De todos ellos, probablemente los más conocidos para PC son el formato WAV y el FLAC. El formato WAV es con el que se graban los CDs de audio, pero sus archivos ocupan muchísimo espacio. Aunque este formato es el único que nos puede dar el sonido más puro. El formato FLAC es un tipo de compresión que sí entra dentro de la calidad del sonido hi-res y comprime lo suficiente la fuente de sonido para que la pérdida de calidad se reduzca absolutamente al mínimo.

Dodocool DA106

¿Qué necesitamos para escuchar sonido hi-res?

Para escuchar este tipo de sonidos, lo primero que necesitaremos es un reproductor de audio que sea capaz de lidiar con este formato de compresión. Porque no todos los reproductores de archivos de sonido son capaces de reproducir el sonido hi-res.

Luego, para disfrutarlo de verdad, este tipo de sonido requiere de auriculares que tengan un espectro sonoro bastante más amplio que el que suelen tener normalmente los auriculares gaming o normales. No, se necesitan auriculares que dispongan de un rango de frecuencias de entre 20 y 40K Hz, frente a los normales 20 a 20K Hz.

También necesitaremos que los altavoces de los auriculares tengan una gran sensibilidad, que les permita representar muchos de los matices del sonido hi-res que siempre se acaban perdiendo con el proceso de compresión de los mismos. Es verdad que podemos emplear auriculares con una sensibilidad normal, pero nos perderemos todos esos matices que se pierden en la compresión.

Continúa leyendo
  • lsnaifc

    FLAC (Free Lossless Audio Codec), es un formato de compresión sin pérdidas, de modo que no es que tenga una pérdida mínima de calidad, sino que
    no tiene pérdida alguna de calidad (funciona de manera similar a un compresor de archivos: WinZip, WinRAR, etc.).

    Un saludo.

    • Dreadnought

      FLAC comprime los datos del archivo de sonido original. Por eso, mientrasbque un archivo WAV pesa 20 MB, uno FLAC pesa solo 5 o 6 MB.